16.8 C
Madrid
domingo 20 junio 2021
Inicio Salud 3 consejos para lograr que tus hijos duerman bien

3 consejos para lograr que tus hijos duerman bien

Una de las cosas que siempre y en todo momento se acostumbran a decir a los nuevos progenitores es que aprovechen a dormir ya antes del nacimiento del nuevo miembro de la familia por el hecho de que es bastante usual la aparición de ojeras, y por consiguiente la carencia de sueño, a lo largo de los primeros meses, o bien aun años, de nuestros hijos.

Por esta razón, Sofía Axelrod, una neurocientífica, asistente de Michael W. Young, Premio Nobel en dos mil diecisiete por sus descubrimientos de mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano, plantea un procedimiento científico para instruir a los bebés a dormir de un tirón o bien un buen número de horas seguidas, ¡algo que muchos progenitores anhelan!

Sus descubrimientos científicos, como su experiencia personal como madre de 2 hijos, han servido para realizar una guía sobre de qué manera progresar el sueño de nuestros pequeños. Conforme defiende, este no es un procedimiento como otros tantos otros que hallamos por Internet de múltiples especialistas, sino sus conclusiones las ha conseguido como «científica del sueño», y desde el estudio científico, que le ha servido para descubrir cuántas horas puede dormir un bebé a cada edad y de qué manera regular estas horas de sueño, entre otros muchos aspectos.

De este modo, en una entrevista con Infosalus, Axelrod nos cuenta que la mayoría de los bebés no están ya listos para dormir a lo largo de siete horas de noche hasta el momento en que tienen en torno a tres meses y pesan por lo menos cinco kilogramos. «Tras eso podemos emplear un adiestramiento suave para dormir y para enseñarles a dormir toda la noche», asevera.

Específicamente, especifica que el sueño de los bebés es diferente al de los adultos, pues sus cerebros todavía están medrando: «Los bebés precisan dormir más y se fatigan considerablemente más veloz que los adultos y precisan dormir con más frecuencia. Además de esto, los ritmos circadianos de los bebés son inmaduros. Al establecer un horario podemos asistir al bebé a aprender la diferencia entre el día y la noche».

Por otra parte, la neurocientífica y también estudiosa del sueño manifiesta que hay 2 factores primordiales que afectan a la duración y a la calidad del sueño: las condiciones ambientales, esencialmente la luz, y nuestro comportamiento. «Al supervisar precisamente el ambiente de luz podemos mudar las horas de sueño y de vigilia de los bebés. Lo más importante: ¡No hay luz cuando deseamos que el bebé duerma!», resalta Axelrod.

Con esto, resalta que el primordial fallo que cometen los progenitores respecto al sueño de los bebés es la idea de que el sueño produce sueño. «¡Eso no es cierto! El sueño diurno afecta de forma negativa el sueño nocturno, con lo que limitarlo ayuda a dormir toda la noche», afirma la especialista, apuntando a una ‘app’ que ha desarrollado ‘Kulala’ para supervisar el sueño de los menores.

De qué manera prosperar el sueño de los pequeños

De este modo con todo, Sofia Axelrod cuenta los 3 primordiales consejos para progresar el sueño de los más pequeños de la casa:

  1. ¡Asegúrate de crear el ambiente de luz conveniente! Solo emplea la luz roja a lo largo de la noche y pon cortinas opacas para limitar la luz de la mañana.
  2. Establece un horario para ajustar el ritmo circadiano del bebé y limita las siestas diurnas para asegurar un mejor sueño de noche.
  3. Utilizar la regla de los noventa segundos para enseñarle al bebé a dormir toda la noche, aguardando noventa segundos cuando el bebé empieza a plañir de noche ya antes de calmarlo, y no nutrirlo antes que transcurran una cantidad determinada de horas, generalmente, el periodo de sueño más largo del bebé menos 1 hora, por servirnos de un ejemplo cinco horas.

«Debemos asegurarnos de conseguir ayuda si alguna vez la precisáramo como progenitores, singularmente a nivel sensible, y también incluyendo la terapia. ¿Por qué razón? Si mamá padece de ansiedad o bien de depresión, eso hace que sea realmente difícil solucionar el sueño del bebé, y la falta de sueño que implica afecta de manera negativa a la mamá y al bebé», concluye Sofia Axelrod.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.