12.7 C
Madrid
jueves 29 septiembre 2022
Inicio Salud 4 enfermedades que puedes advertir mismo mirándote los pies

4 enfermedades que puedes advertir mismo mirándote los pies

Los pies, si bien apenas les prestemos atención, son una parte fundamental de nuestro cuerpo: aguantan el peso y nos dejan caminar, correr…

Mas además de esto, como advierten desde el Instituto Oficial de Podólogos de Castilla-La Mancha:

  • «Nos pueden dar mucha información sobre el estado de salud general».

Durante los años, padecen cambios. Y no solo en la piel, ya que con la edad se vuelve más fina y por lo tanto sensible, sino más bien asimismo en los huesos y articulaciones.

Así, pueden aparecer los temidos juanetes o los molestos callos y durezas (engrosamiento de la piel por el exceso de fricción y de presión).

Los pies, por ende, son esenciales para el bienestar y, sobre todo, para nuestra salud. Por el hecho de que ciertos inconvenientes muy habituales, como dolores de espalda, cadera o rodilla, pueden tener su origen en ellos.

Pies fríos

Si sucede en invierno, alén de lo molesto puede ser, carece de importancia médica. No obstante, si va acompañado de otros síntomas, sí puede ser una señal de alguna nosología.

Como apuntan los especialistas:

  • «Acostumbra a ser un claro síntoma de inconvenientes de circulación sanguínea».

Es el caso de la enfermedad de Raynaud, que entre su sintomatología presenta adormecimiento y frío en ciertas zonas del cuerpo, como pueden ser los pies y los dedos de la mano. A esto hay que sumar cambios de color en la piel de las extremidades y sensación de hormigueo.

Es una enfermedad más usual en las mujeres y, en dependencia de su gravedad, no es incapacitante si bien sí afecta a la calidad de vida de los pacientes.

Los talones resquebrajados es una de las consecuencias del calzado veraniego en nuestros pies CORTESÍA LE CLAN ESTETHIQUE


La raíz de esta enfermedad puede estar en el consumo de determinados fármacos, como los indicados para la presión arterial, hábitos tóxicos, o síndrome del túnel tarsiano.

Sin embargo, no es la única afección que puede estar tras los pies fríos.

La neuropatía periférica nace a consecuencia de un daño neurológico, al verse perjudicados los nervios fuera del cerebro y los nervios periféricos. Y, por norma general, la causa de esta enfermedad son inconvenientes metabólicos, infecciones o diabetes.

Mal fragancia

Es muy incómodo e, aun, puede limitar la actividad social de quien la sufre.

En general, la mayor parte piensa que es un inconveniente asociado a una escasa o precaria higiene, mas la realidad es que no es siempre y en toda circunstancia así.

Su nombre científico es podobromhidrosis y puede acontecer a todo género de personas, independientemente de su higiene, y en cualquier temporada del año, si bien hay determinadas estaciones donde el mal fragancia de los pies es más tendente a aparecer.

Los pies cuentan con más de doscientos cincuenta glándulas sudoríparas. Y el mal fragancia se genera cuando el sudor entra en contacto con las bacterias presentes en la piel.

Mas este exceso de sudoración y, en consecuencia, de mal fragancia, no siempre y en todo momento está relacionado con una higiene deficiente, ya que puede generarse por diferentes motivos.

Uno de ellos es la micosis, como explica a ‘Guías de Salud’ Rosario Correa, presidente del Instituto de Podólogos de Andalucía. Una enfermedad infecciosa que se genera en el momento en que un hongo invade una uña provocando que esta se vuelva amarillenta y pueda dividirse o agrietarse.

El pie de atleta es otra nosología que puede provocar el mal fragancia y que afecta sobre todo a los atletas por un exceso de humedad en el calzado.

Fichero – Pies de recién nacido. BONNIE KITTLE – Fichero


Los cambios hormonales (eminentemente en la adolescencia) asimismo juegan un papel esencial. Mas no queda ahí la cosa.

Pies hinchados

Es más frecuente de lo que semeja. Tras un largo día, los pies no tienen exactamente el mismo aspecto que a lo largo de la mañana. Y si bien acostumbra a darse con más frecuencia a lo largo del verano y los capítulos de calor extremo, puede aparecer tras estar muchas horas sentado o de pie.

Por este motivo, lo aconsejable tras la jornada de trabajo es caminar o practicar deporte.

Uñas de los pies negras ¿me debo preocupar? Christopher Ames


La obesidad o el consumo de alcohol asimismo puede favorecer la hinchazón de los pies.

Otras causas son las siguientes:

  • Cambios hormonales.

  • Embarazo.

  • Calzado inapropiado.

  • Diabetes.

  • Lesiones en el pie.

Y lo que es importantre, tal como advierten desde el COPCLM:

  • «Si la inflamación no se ha pasado en dos semanas, asiste a tu podólogo ya que la razón podría estar en otros inconvenientes latentes, como contrariedades cardiacas y nefríticos».

Uñas que han alterado de color

Si bien los hongos acostumbran a ser la causa más frecuente del cambio de color en las uñas,

  • «Podría deberse a contrariedades en la circulación de la sangre, inconvenientes hepáticos y enfermedades crónicas».

Ante cualquier síntoma, como recuerdan los podólogos manchegos, hay que asistir de manera inmediata a la consulta de un profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.