20.3 C
Madrid
lunes 25 octubre 2021
Inicio Salud 6 reglas para no coger peso este verano si comes fuera de...

6 reglas para no coger peso este verano si comes fuera de casa

No engordar a lo largo del verano siempre y en todo momento resulta un reto, puesto que las vacaciones invitan a cometer algunos excesos que no siempre y en todo momento semejan compatibles con la operación biquini. Un tinto de verano por acá, unos calamares fritos por allá, pan con alioli aguardando a que nos traigan el alimento, un helado de postre…

Ahora bien, ¿y si hubiera una forma de armonizar esta «exquisita» lucha entre ir a probar los templos culinarios y no regresar con unos kilogramos extra y que, además de esto, se tratara de una alternativa saludable y compatible con el perder peso? Te planteamos múltiples pautas para no abandonar a comer y cenar fuera en verano por el hecho de estar a dieta.

1. Ya antes de salir.

Es conveniente tomar un snack ya antes de llegar al restorán para asistir al cuerpo a supervisar el apetito y poder solicitar con medida (una pieza de fruta o bien un iogur heleno sería suficiente, si bien asimismo puedes completar el estómago con un caldo de vegetales), de esta forma evitaremos caer en las tentaciones más deseables y menos healthy que se amontonan en forma de kilogramos extra.

dos. ¡Benditos piscolabis!

Afirmemos un definitivo sí al jamón, los encurtidos, frutos secos, los boquerones en vinagre, las gambas, el salpicón de marisco, los mejillones o bien los berberechos. Hay que huir de las patatas fritas, calamares, croquetas, hojaldres o bien rebozados. Acompaña este instante «delicatesen» con una copa de vino tinto y trata de eludir la cerveza ¿una alternativa mejor? Nada de alcohol, apuesta por un jugo de tomate o bien agua con gas y una rodaja de limón.

tres. Primer plato.

Es esencial que esté formado por verduras, a la plancha o bien cocidas es buena elección; las ensaladas son una alternativa muy saludable, el hecho de tener que masticar un rato hortalizas crudas lleva un trabajo gástrico esencial que hace que se coma menos después; eso sí, ¡cuidado con el aliño!, es mejor que lo repartas mismo, puedes emplear aceite de oliva virgen extra mas mejor una salsa vinagreta ligerita o bien sencillamente sal y limón.

cuatro. Pescados o bien carnes magras para el segundo.

Elaborados sencillamente, siempre y en toda circunstancia a la plancha o bien al horno sin salsas demasiado pesadas (tanto en el momento de el alimento como de la cena). Pregunta al camarero por la guarnición, opta por verduras, ensalada o bien una patata asada y controla las porciones.

cinco. ¿Abandonar al postre?

Es recomendable escoger fruta de temporada o bien un sorbete de limón sin alcohol. Si eres un amante del dulce, vas a poder darte el gusto con una infusión edulcorada con miel y limón o bien, si no hay más antídoto, compartir con otros comensales.

seis. ¡Un consejo extra!

Come despacio, te dejará gozar más de el alimento, ser más siendo consciente de las porciones que consumes y va a hacer que tu cuerpo tenga sensación de saciedad con menos cantidad de comestibles y haga una digestión más ligera.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.