20.3 C
Madrid
lunes 25 octubre 2021
Inicio España 7 claves sobre la medida del indulto a los políticos condenados por...

7 claves sobre la medida del indulto a los políticos condenados por el «procés»

El Tribunal Supremo se ha opuesto al indulto a los 12 políticos condenados por el «procés», mas ahora va a ser el Consejo de Ministros el que decida si entrega o bien no esa polémica medida de gracia, regulada por una ley de mil ochocientos setenta y que provoca las próximas preguntas:

Relacionadas

  • El Supremo se opone a otorgar indultos a los doce condenados del ‘procés’: “No hay rastro de arrepentimiento”

¿Qué es el indulto?

El indulto es una medida de gracia, de carácter inusual consistente en la condonación total o bien parcial de las penas impuestas a los condenados en sentencia firme. La Ley que lo regula es de mil ochocientos setenta y establece que «los presos de todo género de delitos van a poder ser absueltos, conformemente con las disposiciones de esta ley, de toda o bien una parte de la pena en que por aquellos hubieran incurrido».

Esa ley establece que el indulto total solo va a poder concederse en el caso de que lo avale el tribunal sentenciador, con lo que en el caso del «procés» solo van a poder concederse de forma parcial.

En contraste a la amnistía, el indulto no extingue los antecedentes penales y tampoco supone el perdón del delito sino más bien solamente el cumplimiento de la pena. Los líderes independentistas insisten en demandar la amnistía ya antes que el indulto y, en verdad, renunciaron a presentar alegaciones frente al Tribunal Supremo para proteger su indulto en tanto que comprenden que la solución al enfrentamiento político entre Cataluña y el Estado debe ser colectiva y pasa por la amnistía.

¿Quién lo solicita?

Cualquier ciudadano puede cursar la petición de indulto. Puede ser el propio condenado, sus familiares o bien cualquier otra persona, sin precisar tener un poder escrito que acredite su representación. Asimismo puede comenzar el trámite el Gobierno, el ministerio fiscal o bien el tribunal sentenciador.

Los indultos de este expediente los pidió un letrado catalán, Francesc de Jufresa, que remitió un escrito en el mes de enero de dos mil veinte al Servicio de Indultos del Ministerio aduciendo «causa de equidad y útil pública». Jufresa pidió el indulto total o bien, en su defecto, parcial, reemplazando las penas de cárcel por penas de inhabilitación o bien rebajando las condenas a un máximo de 4 años.

Asimismo Unión General de Trabajadores lo solicitó para la exconsellera de Temas Sociales y Familia, Dolors Bassa; y múltiples expresidentes del Parlament, para Carme Forcadell.

¿A qué penas afecta?

De forma tradicional siempre y en todo momento se ha vinculado con las penas de cárcel y no de inhabilitación al remitirse al articulo seis de la ley cuando afirma que «el indulto de la pena primordial va a llevar consigo el de las auxiliares que con ella se hubieran impuesto al penado, excepto las de inhabilitación para cargos públicos…».

No obstante, en un caso así, podría afectar a las inhabilitaciones (un factor clave para el futuro político de los condenados), puesto que son parte de las penas primordiales y no de las auxiliares.

Existen precedentes en las última décadas de condenas por inhabilitación absueltas por el Gobierno, lo que abre la puerta a que los líderes independentistas puedan ocupar cargos públicos en el futuro, caso de que el Ejecutivo de este modo lo estime.

¿Quién lo entrega?

Lo da el Rey, anterior deliberación del Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Justicia, que, en el de ser conveniente a los presos, debe acordarlo vía real decreto publicado en el BOE, tras estudiar los informes preceptivos.

Acá, el Ejecutivo lleva meses mandando señales que se interpretan en favor de entregar el indulto a pesar de que los informes del Tribunal Supremo y de la Fiscalía son contrarios a ello. Esta semana Pedro Sánchez aseveró que tendrá presente valores constitucionales como los de la «concordia, el diálogo y el comprensión», mas no la «venganza» ni la revancha cuando deba tomar la resolución.

¿De qué forma se da?

La petición va acompañada de una serie de informes remitidos por el tribunal sentenciador, la Fiscalía y también Instituciones Penitenciarias, todos obligatorios mas que no vinculan en lo más mínimo el fallo del Ejecutivo. Como no puede ser de otro modo, los indultos se examinan individualmente y nunca en conjunto.

La estadística muestra que un doble aval del tribunal y la fiscalía pesa mucho a fin de que la solicitud de indulto culmine en un pronunciamiento conveniente. Sin embargo, no deja de ser algo ocasional, por el hecho de que el Gobierno puede otorgar la medida de gracia -de forma parcial- habiéndose opuesto el tribunal y el ministerio fiscal.

En un caso así, se aúna la Abogacía del Estado que, sin embargo, evitó posicionarse limitándose a indicar que los condenados habían reparado el daño económico ligado al delito del malversación, cuando se han depositado cuatro con uno millones en el Tribunal de Cuentas.

¿Se puede recurrir la resolución del Gobierno?

Sí. Tratándose de un pacto del Consejo de Ministros, el órgano al que corresponde el control jurisdiccional es la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, aunque llegado el momento no entraría a comprobar los motivos de la resolución sino más bien solo si el pacto del Gobierno se ajusta a la ley y si está suficientemente motivado.

Esto es, el Ejecutivo debe detallar «las razones de justicia, equidad o bien utilidad pública» de la medida y el Supremo solo va a poder repasar si el pacto de indulto cuenta con soporte fáctico suficiente (sin examinar su contenido) y si se ha incurrido en «fallo material patente, en arbitrariedad o bien en manifiesta irrazonabilidad».

Esa doctrina la fijó el tribunal en dos mil trece, cuando anuló el indulto al ex- consejero encargado del Banco Santander Alfredo Sáenz, al comprender que el Ejecutivo de Jose Luis Rodríguez Zapatero, se había excedido al cancelar asimismo los antedecentes penales del banquero.

El Partido Popular, Ciudadanos y Vox ya han anunciado sus recursos si el Gobierno les absuelve.

La mayor parte de peticiones son rechazadas

Los indultos tardan en gestionarse como poco 6 meses y la mayor parte de las solicitudes no superan el proceso: en dos mil diecinueve se gestionaron cuatro mil veintidos indultos y se concedieron treinta y nueve, el 0,97 por ciento ; y en el ejercicio precedente se dieron solo diecisiete indultos de los cuatro mil trescientos ochenta y dos gestionados.

En los últimos tiempos se aprecia una tendencia decreciente en la concesión de indultos. Y en el último quinquenio solo se han concedido 6 indultos con informe contra el tribunal sentenciador y de la Fiscalía.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.