Argentina culpa al Fondo Monetario Internacional de su crisis econmica

thumbnail

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, ha expuesto este miércoles frente al Congreso los detalles del plan de reestructuración de la deuda del país que el Gobierno está negociando con el FMI (Fondo Monetario Internacional), a quien le ha responsabilizado de la crisis de deuda, en tanto que «es esencial» tener esta situación en cuenta si se quieren «hacer las cosas bien en el futuro».

«El Fondo Monetario Internacional efectuó el préstamo más grande de su historia, un préstamo que no se empleó en lo más mínimo para acrecentar la capacidad productiva del país sino más bien para abonar deuda de forma insostenible y para financiar la fuga de capitales», ha señalado.

«El Fondo Monetario Internacional es responsable por la crisis de deuda y la crisis económica que Argentina vive«, ha rematado el ministro, quien, no obstante, ha calificado de «muy edificantes» los primeros acercamientos con el Fondo Monetario.

Guzmán ha festejado la celeridad con la que se están haciendo las negociaciones, mas, ha reconocido que «la situación es dura», pues el mejor escenario posible para conseguir el equilibrio fiscal sería dos mil veintidos.

El ministro de Economía ha explicado que «muy frecuentemente se han hecho promesas altisonantes que después no se han podido cumplir», con lo que el presente Gobierno ha señalado que el propósito es conseguir «una estructura productiva diversificada», con la que se alcance la «inclusión social».

Guzmán ha recordado que Argentina viene de una «activa de frustración», mas ahora habrán de ser los acreedores quienes experimenten ese sentimiento. «No vamos a dejar que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica», ha protegido el titular de Economía, quien ha recordado al Fondo Monetario Internacional y a los acreedores que «no hay peor opción que la parquedad fiscal en una recesión».

«Para poder abonar la deuda, Argentina debe poder medrar y para ella debe quitarse de encima el peso de una deuda que ahoga», ha explicado Guzmán. También, ha insistido en «la buena fe» del Gobierno, en tanto que en ningún instante buscan la «confrontación con los acreedores».

Esquema económico

Como ya advirtiera el presidente, Alberto Fernández, a veces precedentes, Guzmán ha sugerido que no se contempla ningún impago, aduciendo que «la nación ha dado pruebas de buena fe en una crítica situación» y sostiene su «sacrificio» para abonar los intereses amontonados.

Asimismo ha habido críticas al precedente Ejecutivo de Mauricio Macri, de cuyas políticas se ha heredado «un esquema económico que produjo optimismo en los mercados financieros internacionales», mas, ha concretado, «resultó estar lejísimos de ser triunfante para darle consistencia a un proceso de desarrollo».

El Gobierno espera solucionar «veloz» el escenario y que la provincia de la ciudad de Buenos Aires, que asimismo se asoma a un abismo en lo que se refiere a pagos, prosiga exactamente la misma línea que el conjunto del país. La zona ha reclamado postergar a mayo el vencimiento de capital del veintiseis de enero, de tal manera que el Ejecutivo central «tome la iniciativa en este proceso», en palabras de Guzmán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir