Bolsonaro informa de que l se exonera de los efectos secundarios de la vacuna

Bolsonaro informa de que l se exonera de los efectos secundarios de la vacuna

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sobre aviso este miércoles de que se exonera de cualquier efecto secundario que pudiese provocar cualquiera de las vacunas contra el coronavirus que se usarán en el país, y ha avanzado que va a ofrecer el «contrato completo» de cada una de ellas, a fin de que «quien lo tome sepa las consecuencias».

«Quien tenga algún efecto secundario o bien algún inconveniente ya sabe que no me lo va poder cargar a mí, pues seré clarísimo», ha advertido Bolsonaro a lo largo de uno de sus frecuentes diálogos con sus seguidores a las puertas del Palacio de la Alvorada.

Bolsonaro ha deslizado de nuevo sus dudas sobre la eficiencia de las vacunas contra la Covid-diecinueve, preguntándose si el Gobierno tras alertar a la población que se despreocupa de cualquier clase de responsabilidad, proseguirá presta a someterse a ella.

«Pongamos que en una de las cláusulas se escribe lo siguiente: ‘Nos liberamos de cualquier indemnización, de cualquier responsabilidad ante posibles efectos colaterales inmediatos y futuros’. Entonces, ¿van a tomar esa vacuna?», ha preguntado.

«Yo voy a enseñar todos y cada uno de los contratos. Quien la tome va a saber lo que está tomando y sus consecuencias. Si existe algún efecto secundario o bien algún inconveniente ya saben que no me lo van a cargar a mí», ha zanjado, conforme ha contado el diario ‘O Globo’.

El presidente brasileiro ha ido más allí sobre su renuencia sobre la vacuna y ha reiterado que no se la proveerá, puesto que ya está «vacunado» tras haber superado la Covid-diecinueve en el mes de julio, cuando se le diagnosticó la enfermedad.

No es la primera vez que Bolsonaro pone en lona de juicio la eficiencia de las distintas vacunas contra la Covid-diecinueve. A mediados de octubre cargó contra la que estaba desarrollando la farmacéutica china Sinovac, llegando aun a asegurar que Brasil no la adquiriría.

«Estoy convencido de que otras vacunas que están en estudio se pueden probar a nivel científico, no sé en qué momento, puede perdurar años, mas China, tristemente, tiene mucho descrédito por la parte de la población, sobre todo por el hecho de que, como muchos afirman, este virus habría nacido allá», afirmó.

No era esa la primera vez que Bolsonaro descartaba en público la adquisición de la vacuna china, puesto que asimismo desmintió al ministro de Salud, el general Eduardo Pazuello, quien días atrás aseveró que se había alcanzado un principio conforme para la adquisición de cuarenta y seis millones de dosis de la vacuna de Sinovac.

No obstante, Brasil por último ha anunciado la importación de 6 millones de dosis de esta vacuna desde China, al paso que otras cuarenta millones dosis van a ser embalados y etiquetados en el Instituto Butantan, la entidad paulista con la que Sinovac trabaja en su desarrollo en el país, desde material importado.

La última actualización de la situación de la pandemia en Brasil deja hasta el instante más de seis con cuatro millones de casos amontonados, entre aquéllos que hay cinco con seis millones de recuperados y ciento setenta y cuatro mil quinientos quince fallecidos, al paso que S. Paulo prosigue siendo la zona más perjudicada, con más de uno con dos millones de positivos y cuarenta y dos y cuatrocientos cincuenta y seis fallecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir