Banderas de la Unión Europea al lado de la Comisión Europea.
EP

La Comisión Europea ha anunciado este jueves que mandará una carta a la compañía farmacéutica AstraZeneca para empezar un procedimiento de resolución de enfrentamientos con el laboratorio a causa de sus incumplimientos en la distribución de dosis de su vacuna a los Estados miembros del bloque.

Se trata de una posibilidad prevista en el contrato firmado con la compañía para hallar una solución de forma amistosa, mas asimismo es el paso precedente a elevar la cuestión a los tribunales belgas si las dos partes no alcanzan un acuerdo satisfactorio, un extremo que el Ejecutivo comunitario no ha querido aún valorar.

«Tenemos la pretensión de mandar una carta a AstraZeneca que nos va a permitir emprender un diálogo con la compañía en el marco de un proceso de resolución de enfrentamiento. Esta carta está en preparación y como es natural preguntaremos a los Estados miembros para poder mandarla velozmente», ha explicado en una conferencia de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Éric Mamer.

El propósito de Bruselas con este movimiento es llegar a un pacto «de buena fe» con la farmacéutica a fin de que cumpla con las entregas previstas en el contrato que las dos partes firmaron en el mes de agosto para el reparto a los asociados comunitarios de trescientos millones de dosis, ha precisado el portavoz de Salud, Stefan de Keersmaecker.

El Ejecutivo comunitario se valdrá de una posibilidad prevista en el contrato con la compañía que contempla el establecimiento de «conversaciones informales para la resolución de disputas» entre las 2 partes que deben empezar como muy tarde veinte días tras el envío de la misiva.

«Nuestro objetivo es tener las dosis estipuladas en el pacto y tenemos la pretensión de activar una de las herramientas previstas en el contrato para lograr esta meta», ha remarcado Mamer, quien ha eludido aventurarse a desarrollar nuevas acciones si las conversaciones no prosperan. «Es un paso específico, ya vamos a ver dónde nos lleva», ha dicho.

Las últimas proyecciones de AstraZeneca apuntan a que la farmacéutica solo va a ser capaz de dar a los países europeos una tercera parte de todas y cada una de las dosis pactadas hasta junio. Esto es, cien millones de unidades de los trescientos millones acordados.

El laboratorio arguye inconvenientes en las plantas de producción ubicadas en el continente europeo, que han provocado que en el primer trimestre del año solo pueda repartir treinta millones de los noventa millones previstos. Para el segundo trimestre, la Unión Europea cuenta con percibir solo setenta millones de dosis, de los ciento ochenta millones acordados.

Bruselas demanda a la compañía que mande dosis de su vacuna desde las 2 plantas ubicadas en R. Unido y que están asimismo recogidas en el contrato firmado. La jefe del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, conminó este miércoles a Londres con bloquear el envío de vacunas de Pfizer desde el continente si el Gobierno británico prosigue poniendo trabas a la exportación de vacunas de AstraZeneca a la Unión Europea.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.