Bruselas anuncia acciones legales contra el R. Unido por su ley de mercado interior

Bruselas anuncia acciones legales contra el R. Unido por su ley de mercado interior

La Comisión Europea no ha aguardado para anunciar el comienzo de acciones legales contra el R. Unido por el incumplimiento de las obligaciones del Pacto de Retirada. Apenas unas horas una vez que concluyera el plazo dado a Londres –este pasado treinta de septiembre- la presidente Ursula von der Leyen ha anunciado la apertura formal de un procedimiento de infracción tras comprobar que el Gobierno británico no ha eliminado los elementos conflictivos de la nueva ley de mercado interno que vulnera el protocolo sobre Irlanda y también Irlanda del Norte incluido en el pacto de divorcio del ‘brexit’.

«Invitamos a nuestros amigos británicos a quitar las partes problemáticas del boceto de ley de mercado interior para finales de septiembre. Este boceto vulnera las obligaciones de buena fe recogidas en el pacto de retirada. Es más, si se adopta tal como está va a estar en plena contradicción con el protocolo sobre Irlanda y también Irlanda del norte», ha indicado von der Leyen a lo largo de una breve declaración sin preguntas de la prensa sobre uno de los elementos claves del pacto de divorcio para eludir el regreso de una frontera dura a la isla y resguardar los pactos de paz de Viernes beato de mil novecientos noventa y ocho.

La presidente ha explicado que el ultimátum dado a Londres expiró ayer por la noche sin que las disposiciones problemáticas hayan sido eliminadas con lo que «la Comisión ha decidido mandar una de emplazamiento» al Gobierno de Boris Johnson. Se trata del primer paso en el procedimiento de infracción contra el R. Unido que tiene ahora un mes de plazo para contestar a Bruselas sobre un proyecto de ley que presentaron el pasado nueve de septiembre y que prosigue su tramitación. Si las explicaciones no satisfacen al Ejecutivo comunitario el procedimiento lanzado su curso y podría finalizar frente al Tribunal de Justicia de la UE.

«Violación flagrante»

Conforme el Ejecutivo, de adoptarse esta ley formará «una violación flagrante del Protocolo sobre Irlanda y también Irlanda del Norte» puesto que dejaría a las autoridades del R. Unido saltarse unilateralmente las disposiciones pactadas con la Unión Europea, que entraron en acción con el divorcio el pasado 1 de febrero, con relación a cuestiones tan sensibles como las ayudas de estado y los controles aduaneros. El número 2 del Gobierno británico, Michael Gove, dejó claro el primer día de la semana al vicepresidente de la Comisión, Maros Sefcovic, que Londres no va a dar marcha atrás. Conforme un portavoz del Gobierno británico, Londres ha dejado «claras» sus razones para introducir las medidas. «Precisamos crear una red legal para resguardar la integridad del mercado interno del R. Unido, asegurar que los ministros siempre y en todo momento pueden cumplir con sus obligaciones con Irlanda del norte y resguardar las ventajas del proceso de paz».

A pesar de este reto, von der Leyen ha explicado que la Comisión proseguirá «trabajando duro» para conseguir una aplicación plena y en plazo del pacto de retirada lo que significa, como repiten desde hace unos meses los diplomáticos europeos, que la Unión Europea no va a ser quien se levante de la mesa para la negociación a pesar de las tácticas británicas. Por el momento, la resolución deja a Bruselas ganar algo de tiempo mientras que siguen las negociaciones del futuro pacto comercial entre la Unión Europea y el R. Unido, que viven exactamente esta semana su novena ronda en la capital comunitaria sin que se hayan constatado por el momento muchos avances con respecto a los grandes obstáculos que persisten: el llamado level playing field (competencia justa para eludir el dumping fiscal) y un pacto pesquero satisfectorio. Conforme la agenda de trabajo está previsto que la semana concluya con un encuentro este viernes entre los negociadores de las dos partes, Michel Barnier y David Frost.

El anuncio de Bruselas asimismo coincide con la presencia en Bruselas de los 27 líderes de la Unión Europea para participar en un Consejo Europeo excepcional. Si bien la pretensión del presidente Converses Michel no es abrir un discute la agenda sí incluye un punto informativo por la parte de Michel y von der Leyen este viernes. La enorme discusión, sin embargo, va a ser de manera previsible en la cima del mediados de octubre, el mes que se ha fijado Londres para intentar cerrar un pacto sobre una relación comercial. Sin ese acuerdo cuando concluya el periodo de transición, el treinta y uno de diciembre, las relaciones comerciales van a estar sostienes a las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir