20.3 C
Madrid
lunes 25 octubre 2021
Inicio Salud Cáncer de ovarios, el asesino sigiloso

Cáncer de ovarios, el asesino sigiloso

El cáncer de ovarios, un tumor conocido como «el asesino sigiloso», no es el más usual, mas sí el más mortal de las neoplasias malignas ginecológicas debido a que en la mayor parte de los pacientes se descubre en una fase avanzada de la enfermedad dada la ausencia de técnicas de diagnóstico precoz.

Relacionadas

  • El CSIC consigue una molécula para fabricar medicamentos contra el cáncer de mama

Al no existir un procedimiento eficiente que facilite su diagnóstico precoz, el setenta y cinco por ciento de los casos se presentan en fases avanzadas y su extirpación total determina una mayor supervivencia y hace más efectivos los tratamientos médicos siguientes, conforme ha explicado a Efe Ana Avellaneda, encargada de la Asociación de Perjudicados por Cáncer de Ovarios (ASACO) en Málaga. Avellaneda, que asimismo es paciente de cáncer de ovarios desde el instante en que se le advirtió en mil novecientos noventa y ocho en estadio III, ha asegurado que el retraso en los diagnóstico se debe a que los síntomas son inespecíficos y se confunden sencillamente con los de cualquier otra enfermedad.

El ginecólogo Omar Rahmouni, que es parte del comité oncológico del Centro de salud Virgen de la Victoria de Málaga, ha indicado a Efe que la clave se encuentra en la detección precoz y que hay síntomas que acostumbran a repetirse en todas y cada una de las pacientes, como dolor abdominal, cansancio progresivo, incremento del perímetro del abdomen y sensación de hinchazón.

Rahmouni sostiene que, aparte de estos síntomas, es fundamental resaltar que uno de cada 8 casos es genético, con lo que, sin alarmarse, hay que estar alarma y preguntar a los profesionales a fin de que conozcan sus antecedentes y hagan los estudios genéticos pertinentes. La doctora María José Bermejo Pérez, de la Unidad Intercentros de Oncología Médica de Málaga, cree indispensable tomar resoluciones clínicas en un comité que incluya especialidades diagnósticas, médicas y quirúrgicas implicadas en el tratamiento inicial del cáncer.

A oncología médica la paciente llega con el diagnóstico histopatológico de la enfermedad. El término cáncer de ovario hace referencia a un conjunto de tumores etiológica y molecularmente diferentes, de ahí la relevancia de pedir estudios moleculares auxiliares en sangre y en el tumor. El resultado de estas pruebas no solamente se ha transformado en la clave para decidir tratamientos más dirigidos, sino asimismo nos notifican sobre el peligro familiar de sufrir este o bien otro proceso oncológico y, para esto, la unidad de consejo genético asesora sobre estrategias de prevención de peligro a las familias que lo precisen.

Desde ASACO se solicita más líneas de investigación y apoyo político para los proyectos, en tanto que «la conciliación y la visibilidad sobre este cáncer prosigue siendo una de las asignaturas pendientes», ha incidido Avellaneda. Asimismo ha subrayado la relevancia que tiene el apoyo sicológico para estas mujeres y sus familias, como la restauración física con fisioterapeutas especializados.

La fisioterapeuta de ASACO María Nogueras Rubio ha explicado que dan la base para recobrar el control motor, la coordinación de movimientos básicos: «No podemos sanar mas a asistimos a recobrar todas y cada una de las funciones y eso es calidad de vida». Nogueras Rubio ha indicado que estas mujeres deben ser tratadas por fisioterapeutas, en tanto que pasan por cirugía abdominales y pélvicas y por lo tanto el ejercicio hay que amoldarlo a ellas.

Padecen muchas disfunciones, aparte del dolor de las cicatrices, nosologías que hay que tratar a nivel pélvico como incontinencia urinaria, fecal, estreñimiento y inconvenientes en el campo sexual. Ha letrado por «un equipo multidisciplinar» donde aparte de los médicos de las diferentes especialidades haya sicólogos, dietistas y fisioterapeutas.

La psicooncóloga de ASACO Carmen Barceló Pelo, ha explicado a Efe que con esta nosología las mujeres padecen mucha influencia emocional: «No es solo el cáncer, es que ya no podrán tener hijos, la menopausia. Es un desorden sensible muy grande». Ha indicado que a estas pacientes «jamás» se les debe cancelar sus emociones con oraciones como «no llores, no afirmes estupideces, no charles más del tema», si bien ello no quiere decir que haya que estar hablando todo el rato de la enfermedad, «solo cuando la paciente necesite darle salida».

Sobre de qué manera asistirles ha explicado que lo mejor es el acompañamiento respetuoso, aun el silencio, llevar unas flores, una tarta y decirles «qué fastidiada estás el día de hoy», una ayuda «que salga del corazón, no oraciones hechas».

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.