Cmo vivir cien aos, segn la ciencia

thumbnail

La ciencia prosigue explorando en el secreto de la longevidad mientras que la humanidad prolonga su esperanza de vida y los cien años ya no se atisban como un propósito -o bien una meta volante- solo inusual.

Si bien las investigaciones prosiguen abiertas a nuevos descubrimientos, abundantes estudios tratan de identificar las claves que nos van a llevar a vivir más años, alén de los factores meramente genéticos.

Exactamente, la semana pasada una investigación publicada en la gaceta Cell incidía en el tema, haciendo hincapié en la nutrición, si bien más particularmente se refería a los efectos positivos de reducir el consumo de comida.

Conforme el estudio, desarrollado con ratas por estudiosos de la Academia China de Ciencias y del Instituto Salk en California (Estados Unidos), entre ellos el de España Juan Carlos Izpisúa Belmonte, del Laboratorio de Expresión Genética, comer menos tiene diferentes beneficios. Entre ellos, los de prosperar el sistema inmunológico, reducir los niveles de inflamación del cuerpo o bien retrasar la aparición de enfermedades relacionadas con la edad.

La clave no es otra que que una menor ingesta de calorías previene los efectos negativos del envejecimiento en las células, un factor de peligro para muchas enfermedades, como el cáncer, la demencia, la diabetes o bien el síndrome metabólico.

Este estudio profundiza verdaderamente en esta teoría ya desarrollada, mas destaca que la limitación de calorías reprograma diferentes factores celulares y moleculares que desembocan en un rejuvenecimiento funcional.

La ciencia ha tratado de identificar esta y otras claves de la longevidad en multitud de estudios, que apuntan ciertas de claves sobre la dieta y los hábitos que podemos proseguir para alargar la vida.

No fumar y reducir el consumo de alcohol

Entre las muchas costumbres que dañan nuestra salud y, por ende, pueden acortar nuestra vida, las de fumar o bien tomar alcohol son 2 de las más extendidas. Aunque ciertos estudios han señalado algunos beneficios de un consumo moderado de vino, la ciencia se muestra más taxativa con los efectos malvados del tabaco.

Hacer ejercicio

Las ventajas del deporte en la salud no aceptan dudas. Hacer ejercicio con regularidad es esencial en un modo de vida sano y, por ende, para alargar nuestra esperanza de vida. Si bien es imposible contabilizar ese beneficio para cada caso en particular, una investigación del Instituto Nacional del Cáncer de U.S.A. de dos mil catorce cifraba ese incremento en 3 o bien 4 años.

El deporte, esencial en un modo de vida sano. Foto: Shutterstock.

Por contra, el sedentarismo aumenta el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad o bien hipertensión.

Eludir la obesidad

Abundantes estudios han ligado la obesidad a una menor esperanza de vida. El sobrepeso está vinculado a un mayor peligro de desarrollar enfermedades cardiovasculares. En verdad, las enfermedades relacionadas con la obesidad se hallan entre las 3 primordiales causas de muerte en el mundo entero, salvo en África subsahariana, conforme ha alertado el informe ‘Obesity: Health and Economic Consequences of an inending global challenge’, publicado el mes pasado de febrero por el Banco Mundial.

Eludir el agobio y la ansiedad

El agobio y ciertas enfermedades asimismo asociadas al modo de vida moderno, como la ansiedad y la depresión, se han transformado en ciertos grandes oponentes de la longevidad por su capacidad para deterior el sistema inmunitario.

Llevar una alimentación saludable

Prácticamente todos los estudios sobre la longevidad se centran en la nutrición, si bien lancen diferentes conclusiones. Una dieta rica y variada debe incluir todo género de comestibles, como cereales, frutas, frutos secos, verduras, hortalizas, aceite de oliva, lácteos, carne, pescado euros Hay que tener en consideración que ningún comestible contiene por sí solo todos y cada uno de los nutrientes.

Frutas,verduras y hortalizas, parte esencial de una dieta sana. Foto: Shutterstock.

Lo idóneo es consumir cantidades moderadas, singularmente de los productos de origen animal, y dar más estrellato a frutas y verduras. Además de esto, es recomendable eludir las grasas normalmente, los productos procesados, la bollería industrial o bien las bebidas azucaradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir