Crisis del coronavirus | El Gobierno aprueba el día de hoy una moratoria de cuotas a autnomos y pequeñas y medianas empresas y ayudas al alquiler

Crisis del coronavirus | El Gobierno aprueba el día de hoy una moratoria de cuotas a autnomos y pequeñas y medianas empresas y ayudas al alquiler

El Consejo de Ministros prevé aprobar este martes un plan para el mercado del alquiler que contempla una línea de micropréstamos avalados por el Estado, ayudas directas y la suspensión de desahucios a lo largo de 6 meses una vez acabe el estado de alarma en ciertos supuestos, con una movilización de recursos aguardada de unos setecientos millones de euros.

Asimismo podría ver la luz un aplazamiento de los pagos de cotizaciones a la Seguridad Social para el colectivo de autónomos y parte de las pequeñas y medianas empresas, que podría ser de 6 meses, como una prestación excepcional para colectivos frágiles, como el de las empleadas domésticas, como una parte del plan de choque para atenuar los impactos del Covid-diecinueve.

Prosigue en riguroso directo las últimas noticias sobre la crisis del coronavirus

La moratoria de cotizaciones se va a estudiar en el Consejo de Ministros de este martes y podría aprobarse aun con carácter de emergencia, conforme han confirmado a Europa Press en fuentes gubernativos, que apuntan que se estudian diferentes medidas para atenuar el impacto del Covid-diecinueve.

El aplazamiento de cuotas ha conseguido el visto bueno del Ministerio de Temas Económicos y Transformación Digital, y ahora el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se ocupa de su articulación.

Las primordiales organizaciones de autónomos, ATA, UPTA y Uatae, que habían mandado una carta conjunta al Gobierno demandando la medida, han festejado la resolución. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha felicitado en un tweet a los autónomos que se han sumado a la solicitud de postergar cuotas, siendo «muy congruente» pues «sin ingresos no se puede abonar las cuotas», si bien ha dicho temer que la cuota de marzo se va a cobrar.

Además, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, ha festejado la resolución en otro mensaje que «solo la negociación, el diálogo y el trabajo son capaces de mudar las cosas», mientras que la secretaria general de Uatae, María José Landaburu, ha subrayado que «va a ser un enorme alivio para los autónomos, conquistado merced a su empeño».

El Gobierno ya estableció hace un par de semanas una prestación excepcional, diferente al cese de actividad ordinario, a la que pueden acogerse aquellos autónomos que hayan cerrado sus negocios por la crisis sanitaria o bien cuya facturación en el mes precedente al que se pide se vea reducida, cuando menos, en un setenta y cinco por ciento con relación a el promedio de facturación del semestre precedente.

Dicha prestación es incompatible con cualquier otra de la Seguridad Social y tiene una cuantía del setenta por ciento de la base reguladora, con una duración de un mes, pudiéndose ampliar hasta el último día del mes en el que concluya el estado de alarma.

Además de esto, el tiempo de su percepción se comprende como cotizado y no reduce los periodos de prestación por cese de actividad a los que el adjudicatario pueda tener derecho en el futuro. Esta prestación asimismo la pueden pedir los profesionales autónomos con trabajadores a su cargo. En un caso así, pueden gestionar un ERTE y, al tiempo, acceder a esta prestación excepcional.

Ayuda para empleadas domésticas

Paralelamente, el Ejecutivo trabaja en un subsidio para las empleadas domésticas que hayan perdido su empleo o bien hayan quedado provisionalmente en paro a consecuencia del coronavirus, que consistiría en una ayuda excepcional que duraría un mes y equivaldría al setenta por ciento de la base de cotización, algo que las asociaciones del colectivo ven «deficiente».

La prestación asimismo podría dirigirse a desempleados que hayan agotado el paro y personas que cuiden de dependientes, tal como adelantó la semana pasada la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño.

Por su lado, la propuesta del ingreso mínimo vital, consensuada en el pacto de Gobierno de Partido Socialista Obrero Español y Unidas Podemos y en cuyo diseño trabaja el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, no va a ir de entrada en el Consejo de Ministros de este martes.

Ayudas para el alquiler: hasta novecientos euros por mes

Esta prestación excepcional podría ver la luz asimismo en el Consejo de Ministros de este martes, en el que se aprobará un plan para el mercado del alquiler que prevé una línea de micropréstamos avalados por el Estado, ayudas directas y la suspensión de desahucios a lo largo de 6 meses una vez acabe el estado de alarma en ciertos supuestos, con una movilización de recursos aguardada de unos setecientos millones de euros.

El plan incluye una línea de ‘microcréditos’ avalados por el Estado de unos cien millones de euros para quienes tengan su piso alquilado a particulares o bien pequeños dueños y una moratoria de hasta 4 meses en el pago de la renta para los inquilinos de grandes tenedores de residencias.

Conforme han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo, toda persona desempleada, perjudicada por un ERTE, reducción de jornada o bien autónomo que no llegue al máximo de 3 veces el IPREM (aumentado por hijos y personas dependientes a cargo), va a poder acogerse a los programas de micropréstamos.

Este programa habilitado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) va a facilitar créditos gratis de intereses ni comisiones que se van a poder devolver en 6 años. Si pasados esos 6 años no se han devuelto, se habilitará un plazo auxiliar de 4 años más. Aquellos hogares que no puedan encarar el pago de los micropréstamos dispondrán de ayudas directas del Estado para saldar su deuda con el ICO.

La cuantía de la ayuda va a poder llegar hasta un monto máximo de novecientos euros por mes y hasta el cien por ciento del primordial, y también intereses del préstamo subscrito, y de doscientos euros por mes para atender los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos con el límite del cien por ciento de exactamente los mismos.

En caso de que la residencia sea propiedad de un enorme tenedor o bien fondo de inversión, el inquilino se favorecerá o bien de una quita de la deuda del cincuenta por ciento o bien de una reestructuración de exactamente la misma en un plazo de 2 o bien 3 años, pudiéndose acoger en cualquier caso a la línea de crédito del ICO.

También, la propuesta establece una prórroga automática de 6 meses para todos y cada uno de los contratos de alquiler cuya vigencia concluya coincidiendo con el periodo de estado de alarma.

El plan del Gobierno para el alquiler contempla asimismo el presunto de aquellas personas que no solo estén perjudicadas por la crisis, sino se hallen en situación «ruinosa». En estos casos, se habilitará una parte de los fondos del Plan Residencia.

Diferentes colectivos habían reclamado las ayudas para el alquiler, que se aúna a la moratoria en el pago del préstamo con garantía hipotecaria para la adquisición de residencia frecuente destinada a deudores en situación de vulnerabilidad económica aprobada el pasado diecisiete de marzo para un mes, dependiendo del estado de alarma, al lado de la prohibición del corte de suministros básicos (luz, agua y gas) a los más frágiles.

Del mismo modo, las nuevas medidas de este martes se aúnan a las incorporadas por el Gobierno, con el aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias y otras que movilizaron dieciocho y doscientos veinticinco millones, y más tarde el bulto que movilizará hasta doscientos.000 millones, al lado de la moratoria hipotecaria de un mes, entre otras muchas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir