¿Cuáles son los siete estados clave de las elecciones de Estados Unidos dos mil veinte?

¿Cuáles son los siete estados clave de las elecciones de Estados Unidos dos mil veinte?

U.S.A. escogerá a su presidente el próximo tres de noviembre y como de año en año, los estados bisagra o bien ‘swing states’ van a ser definitivos para el resultado final de las elecciones, puesto que el tono de cada estado implicará la cantidad de votos que cada uno de ellos de ellos emite a través del Instituto Electoral a uno de los 2 aspirantes.

El sistema electoral del país de Norteamérica es una elección indirecta, en la que los votantes escogen a los compromisarios que por su parte son los encargados de seleccionar al nuevo presidente y vicepresidente a través del Instituto Electoral, o sea, que los votantes no escogen de forma directa al aspirante. Por esta razón, en USA se dan situaciones como la que llevó en los últimos comicios a Trump a la presidencia pese a haber logrado cerca de un par de millones de votos menos que su contrincante política, Hillary Clinton.

El valor de los estados bisagra

En este sentido, el tono de los estados se vuelve vital para la elección. Cada estado entrega la totalidad de sus votos a un solo aspirante, con lo que lograr estados como Florida, que cuenta con cincuenta y cinco votos, se torna vital para los partidos. Los estados, por consiguiente, tienen mayor o bien menor repercusión en la determinación del resultado de la elección dependiendo de la cantidad de votos y lo clara que tengan la orientación política.

De esta manera, se comprende que estados como Massachusetts y Vermont votan de forma prácticamente inamovible al aspirante demócrata, al paso que otros, como Wyoming y Alabama, al republicano. No obstante, los estados que oscilan entre un partido y otro y la diferencia entre aspirantes apenas supera el par de puntos porcentuales son los que en último término deciden quién gana la elección. «Los estados bisagra acostumbran a ser siempre y en toda circunstancia exactamente los mismos pues las lealtades políticas en USA habitúan a estar bien definidas», asegura el catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Barna Cesáreo Rodríguez-Aguilera a El Periódico de Catalunya.

Conforme los antecedentes electorales y las últimas encuestas, Trump es claro preferido en veintitres estados, y en cambio, Biden se espera que gane con determinada comodidad en veinte estados y en la ciudad de Washington DC. «Las estadísticas dan la victoria a Biden en la mayor parte de estados y le favorecen bastante en los estados bisagra, si bien estos datos acostumbran a ser realmente volátiles hasta el último instante, prueba de ello es lo ocurrido el año pasado con Clinton», explica Rodríguez-Aguilera.

Los otros 7 estados en los que no se concreta meridianamente el ganador se disputarán otros ciento treinta y siete votos en el Instituto que son con prácticamente total seguridad los que van a acotar al próximo presidente. «Pese a que hoy las encuestas den un ganador, en el caso de la política estadounidense probablemente haya cambios sin ir más allá por temas como el contagio de covid de Trump, la coyuntura económica del instante e inclusive comentarios que puedan hacer los aspirantes con relación a ciertos estados que decanten la balanza por uno o bien otro», asegura Rodríguez-Aguilera.

Florida (cincuenta y cinco votantes)

Con sus cincuenta y cinco votantes, Florida es considerada por los estadounidenses como la joya de la corona electoral. La cantidad de votos que salen de este estado acostumbra a decantar la balanza cara uno de los aspirantes para llegar a lograr los doscientos setenta apoyos precisos para la victoria. Pese a que las encuestas dan una victoria de un dos por ciento de los votos para Biden, el incesante cambio de color del estado deja muchas incógnitas sin solucionar. Aunque otros estados han alterado de manera notable a lo largo de las últimas elecciones, los cambios en diferentes unas partes de Florida siempre y en toda circunstancia semejan compensarse, y ningún aspirante supera durante más de un puñado de puntos al otro.

Carolina del Norte (quince votantes)

Carolina del Norte es uno de los estados más vitales en la carrera cara la Casa Blanca. Con sus quince votantes, este estado dio al lado de el resto la victoria a Barack Obama en el dos mil ocho mas más tarde ha sido un sitio predominantemente republicano. Pese a ello, la pérdida de repercusión de la industria en el territorio y la creciente población militar han dado un pequeño vuelco a los apoyos. Por el momento, las encuestas auguran una victoria demócrata por un cuarenta y ocho por ciento de los votos frente al cuarenta y seis por ciento que se espera que logren los republicanos.

Arizona (once votantes)

Los once votantes del estado de Arizona son aún una de las grandes incógnitas en la carrera presidencial. En este estado convergen múltiples marcadas corrientes de voto. Por una parte, los votantes con títulos universitarios que se decantan cara los demócratas al tiempo que los votantes sin títulos prefieren a los republicanos, además, en el estado hay una poco a poco más poderosa población latina que empieza a demandar su fuerza política. En nuestros días, en Arizona las encuestas dan la victoria a Biden por solo un dos por ciento más de votos con un estimado del cuarenta y ocho por ciento .

Ohio (dieciocho votantes)

Conforme las últimas encuestas, en este estado de dieciocho votantes Trump tendría un cuarenta y ocho por ciento de los votos frente al cuarenta y siete por ciento que se prevé que logre Biden. En las últimas elecciones Ohio dio la victoria al aspirante republicano, mas en los 2 precedentes comicios acabó venciendo el aspirante demócrata. También, la consecución de la victoria en este estado acostumbra a ir de la mano de los estados lindantes de Michigan y Pennsylvania.

Georgia (dieciseis votantes)

En este estado, las encuestas dan un claro empate entre aspirantes en lo que se refiere a pretensión de voto. Según parece los dos aspirantes aguardan conseguir el cuarenta y siete por ciento de los votos. Pese a que en las 3 últimas citas electorales el estado ha terminado sumando sus dieciseis votantes al recuento republicano, en los 2 últimos encuentros las encuestas presagiaban un cambio de poderes y una victoria demócrata que aún no ha llegado.

Iowa (seis votantes)

Pese a tener solo seis votantes, el resultado electoral del estado de Iowa es una de las grandes incógnitas de estas elecciones. Hasta la última cita electoral, había sido un territorio marcadamente demócrata, mas las encuestas actuales dan a trump la victoria con el cuarenta y nueve por ciento de los votos frente al cuarenta y siete por ciento que predicen para Biden. Los labradores de Iowa han sentido de forma profunda los efectos de las políticas comerciales de Trump y los pagos de asistencia agrícola de su administración, mas como la mayor parte de los estados, el coronavirus ha tenido un efecto enorme en la economía local y la propagación del virus en las plantas empacadoras de carne de Iowa han caldeado los ánimops de muchos empresarios locales.

Michigan (dieciseis votantes)

Tras el sorprendente cambio de color en las pasadas elecciones del estado de Michigan, de forma tradicional deócrata mas que en dos mil dieciseis se pasó a sumar sus votantes a los republicanos, este año sé de nuevo un estado clave. Los dieciseis votantes del estado van a ser vitales para decidir la victoria de cualquiera de los aspirantes, mas las encuestas auguran un cambio de colores con el triunfo de Biden por un cincuenta por ciento de los votos frente al cuarenta y cuatro por ciento que presagian para Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir