21.7 C
Madrid
martes 28 septiembre 2021
Inicio Salud De qué forma combate la leche materna las infecciones

De qué forma combate la leche materna las infecciones

Los estudiosos han descubierto que los oligosacáridos de la leche humana (HMO) -cadenas cortas de moléculas de azúcar que abundan en la leche materna- pueden asistir a prevenir las infecciones por estreptococos del conjunto B (EGB) en células y tejidos humanos y en ratones. Cualquier día, los oligosacáridos de la leche podrían reemplazar a los antibióticos en el tratamiento de infecciones en bebés y adultos, aseveran.

Las bacterias son una causa común de infecciones sanguíneas, meningitis y mortinatos en los recién nacidos. Si bien las infecciones por EGB acostumbran a poder tratarse o bien prevenirse con antibióticos, las bacterias cada vez son más resistentes.

«Nuestro laboratorio ha probado previamente que las mezclas de HMO apartadas de la leche de múltiples madres donantes diferentes tienen actividad antimicrobiana y antibiofilm contra el GBS», afirma la estudiosa Rebecca Moore.

«Queríamos saltar de estos estudios in vitro para poder ver si los HMO podían prevenir las infecciones en células y tejidos de una mujer encinta, y en ratones preñados», agrega Moore, estudiante de postgrado en los laboratorios del doctor Steven Townsend, de la Universidad de Vanderbilt, y de la doctora Jennifer Gaddy, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en E.U..

La bacteria acostumbra a trasmitirse de la madre al bebé a lo largo del parto. Las mujeres embarazadas que dan positivo en la prueba del EGB acostumbran a percibir antibióticos por vía intravenosa a lo largo del parto para asistir a prevenir las infecciones tempranas, que se generan a lo largo de la primera semana de vida.

Curiosamente, la incidencia de las infecciones de aparición tardía (que se generan entre una semana y 3 meses tras el nacimiento) es mayor en los bebés alimentados con leche artificial que en los alimentados con leche materna, lo que sugiere que los factores de la leche materna podrían asistir a resguardar contra el EGB. De ser de esta manera, los azúcares podrían substituir a los antibióticos, que, aparte de suprimir las bacterias ventajosas, son cada vez menos eficientes debido al incremento de la resistencia a los antibióticos.

«Llegamos a la conclusión de que el EGB genera ácido láctico que inhibe el desarrollo, y cuando agregamos el oligosacárido, las especies ventajosas pueden emplearlo como fuente de comestible para superar esta supresión», explica Moore.

Algo sorprendente es que los primeros oligosacáridos que han probado en el sistema no tuvieron este efecto, mas Townsend afirma que probablemente uno o bien más de los más de doscientos azúcares únicos de la leche humana muestren actividad en el ensayo del microbioma artificial. El equipo tiene previsto descubrirlo.

La razón por la cual los HMO pueden tratar y prevenir la infección por EGB es seguramente doble, afirman los investigadores: Actúan como antiadhesivos al impedir que los patógenos se adhieran a las superficies de los tejidos y formen una biopelícula, y podrían actuar como prebióticos al favorecer el desarrollo de las bacterias buenas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.