Aunque muchos piensen lo contrario, se trata de un delito más común de lo que parece que puede conllevar a graves sanciones, por ello, en el caso de presentarse esta situación, es importante contar con expertos profesionales en la rama de Derecho Penal.

Como bien es sabido, los agentes de la autoridad son aquellos profesionales que desarrollan su actividad laboral dentro del terreno de la seguridad ciudadana. Y, precisamente por la imposición de normas, en muchas ocasiones, los propios ciudadanos pueden llegar a ver a estos profesionales como personas con falta de empatía. En casos más extremos, también se dan situaciones en las que la ciudadanía los acusa de abuso de poder.

Hay que decir que estos agentes están encargados de prohibir determinadas conductas, todo basándose en la ley vigente y, cuando tienen que llevar a cabo su actividad, no son pocas las veces que los ciudadanos protestan o tienen respuestas fuera de contexto que pueden provocar una falta de respeto a la autoridad.

Lo cierto es que la falta de respeto a la policia es más frecuente de lo que parece, sabiendo que esta falta no solo tiene por qué ser verbal, en ocasiones en las que los ciudadanos están más alterados, también ocurren incluso agresiones físicas.

¿Qué se hace en estos casos? 

Es una pregunta que muchos se hacen, ya que esta falta de respeto, puede acarrear graves sanciones. En cualquier caso, si se da una de estas situaciones, la mejor opción es dejar de lado el tomarse la justicia por su mano y acudir a profesionales del sector que dominen a la perfección todo lo relacionado con el Derecho Penal.

Sin ir más lejos, en JR Abogados son especialistas en este terreno, ayudando en todo momento a los usuarios que se han visto envueltos en una situación de este tipo y que tienen que lidiar con las autoridades para que, o bien la multa no prospere o, en los casos más graves, esta sea lo menor posible.

También la resistencia y la desobediencia a la autoridad

Al igual que ocurre con las faltas de respeto generalizadas, también es una falta grave el resistirse a los agentes o desobedecerles. Lo cierto es que ambas situaciones se encuentran recogidas dentro del Código Penal español, siendo además de las actitudes consideradas de mayor gravedad.

No cumplir las órdenes dadas por las autoridades puede ser un delito grave sabiendo que, en muchas ocasiones, todo esto viene acompañado de agresiones, las cuales, conllevan a penas mucho más duras y serias.

En cualquiera de estos casos que se presenten, contar con abogados especialistas es una opción ideal para poder evitar al máximo las penas establecidas.

¿Cómo son estas sanciones?

Dependiendo de la gravedad de la falta de respeto, las sanciones pueden llegar a ser más o menos duras, si bien, en la mayoría de estas situaciones se suele multar a los usuarios que han llevado a cabo el delito.

De esta forma, según la última ley establecida en 2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, el tener una falta de respeto a la autoridad como es el caso de insultos, puede llevar a multas económicas que rondan entre los 100 y 600 de euros. De igual modo, hay que añadir que esta pena puede oscilar entre uno y tres meses.

Si bien, en el caso de delitos mayores como la resistencia y desobediencia, las sanciones son mucho más graves, ya que además de la multa económica, hay que sumar la pena que corresponde a un delito de lesiones, incluyendo el de amenazas.De cualquier modo, sea cual sea el delito que se ha hecho, hay que decir que, en ninguno de estos casos, la ley establece que el ciudadano pueda tener una pena de prisión. Además, para que la multa se haga efectiva, el o los agentes de la autoridad deben encontrarse en activo, es decir, realizando sus funciones como profesionales en el momento que se haya producido la falta de respeto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.