El mercado del aceite: perspectivas optimistas para el futuro

El mercado del aceite se encuentra en una situación difícil, pero el consejero delegado de Deoleo, Ignacio Silva, vislumbra un rayo de esperanza. En el 38º Congreso AECOC de Gran Consumo, Silva afirmó que los precios se mantendrán estables hasta que una primavera lluviosa permita a los agricultores anticipar una buena cosecha y, en consecuencia, reducir los precios.

Según el directivo, el consumidor podría empezar a percibir esta diferencia en junio. La recolección del aceite de oliva termina en enero, momento en el cual se conocerá la producción mundial y la estructura de costes. A partir de ahí, comienza un juego de oferta y demanda que liberará producto en cooperativas, almazaras y en menor medida, en las empresas embotelladoras.

Cambios en el consumo de aceite de oliva

Aunque el consumo de aceite de oliva en España ha disminuido en un 20%, no se ha producido un trasvase hacia otro tipo de aceite como el de girasol. Se ha observado una moderación en el consumo, y se espera que esta tendencia se mantenga estable hasta febrero o marzo de 2024, momento en el cual comenzará a disminuir. Una hipotética relajación en el campo permitiría la recuperación progresiva del consumo.

Problemas estructurales en el sector

Aunque Silva muestra optimismo en cuanto a la situación del mercado del aceite, también reconoce que existen problemas estructurales por resolver. Uno de ellos son los desequilibrios en la cadena de valor, que han llevado a acusaciones de especulación hacia la industria. El directivo aboga por un sistema de producción más transparente y contratos a largo plazo.

Silva destaca que la cadena de valor está desequilibrada, con agricultores que venden el aceite a un precio menor del que les cuesta producirlo y puntos de venta que no obtienen beneficios. Considera que el aceite de oliva debería venderse a un precio más alto debido a la dificultad de extracción.

Situación de la empresa

A pesar de la subida de precios en los últimos meses, Deoleo ha registrado pérdidas de casi 10 millones de euros en la primera mitad del año, atribuidas a la caída de los márgenes comerciales. Según Silva, el segundo semestre del año será mejor, pero seguirá habiendo tensiones debido a la disminución de la producción.

Respecto a los rumores de cambio de manos en la propiedad de Deoleo, Silva aclara que la compañía no está en venta, aunque se estén evaluando opciones estratégicas a largo plazo. La empresa está en manos de un fondo de inversión y los fondos de inversión pueden entrar y salir de las empresas, pero Deoleo no está en venta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.