18.4 C
Madrid
jueves 28 octubre 2021
Inicio Internacional Detenido el líder del partido neofascista italiano Fuerza Nueva tras los altercados...

Detenido el líder del partido neofascista italiano Fuerza Nueva tras los altercados de la ciudad de Roma

Cuando menos doce personas acabaron detenidas a lo largo de la manifestación en la ciudad de Roma contra el pasaporte Covid, y que derivó en graves altercados y en el ataque a la sede del primordial sindicato italiano, entre ellas el líder del partido neofascista Fuerza Nueva, Roberto Fiore, y y tambiénl cabecilla de su sección romana, Giuliano Castellino.

Conforme imágenes recogidas por ‘La Repubblica’, tanto Castellino como Fiore se apartaron de la procesión para agredir la sede de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL). La detención de los dos ha sido confirmada al diario italiano por fuentes de la policía.

Los incidentes empezaron a la entrada del parque de Villa Borghese y se han reproducido en otros puntos de la capital italiana con lanzamiento de objetos contra la Policía, que ha contestado con bombas de humo y granadas aturdidoras.

«¡Asesinos!» o bien «¡Deseamos la renuncia de Draghi y Mattarella!», han coreado los participantes de la manifestación en referencia al primer ministro Mario Draghi y al presidente Sergio Mattarella, conforme notifica la prensa italiana.

Un conjunto de participantes de la manifestación ha ocupado la sede nacional de la CGIL, cerca de Villa Borghese. El sindicato ha denunciado ya este «ataque fascista» en palabras de su secretario general, Maurizio Landini. «Es un ataque a la democracia y al mundo entero del trabajo que deseamos rehusar. Absolutamente nadie desea en devolver este país a los veinte años de fascismo», ha remachado.

El miembro del Congreso de los Diputados del Partido Democrático, Emanuele Fiano, ha anunciado que presentará en las próximas horas una petición urgente frente al Parlamento «para solicitar la disolución de Fuerza Nueva y el resto movimientos claramente fascistas«, conforme hizo saber a lo largo de un acto de solidaridad con la CGIL festejado este domingo.

La manifestación del sábado terminó acabando en la calle del Tritón, muy cerca del Palacio Chigi, sede del Gobierno.

«Los dispositivos de orden público están administrando las diferentes manifestaciones en las que se emplea la violencia con intervenciones proporcionales a las acciones de los participantes de la manifestación», ha informado la Policía. «Se han usado gases lacrimógenos y bocas de incendio para esparcir a los conjuntos violentos», ha añadido.

Condena de la clase política

El presidente italiano, Sergio Mattarella, ha hablado por teléfono con el secretario general de la CGIL para expresarle su solidaridad tras el ataque.

Asimismo el primer ministro, Mario Draghi, ha telefoneado a Landini para expresarle a él y a todo el sindicato la plena solidaridad del Gobierno. «Los sindicatos son una defensa esencial de la democracia y los derechos de los trabajadores. Cualquier intimidación contra ellos es inadmisible y ha de ser rechazada con absoluta solidez», ha apuntado en un comunicado.

Draghi ha aprovechado además de esto para condenar la violencia que se ha producido en otras urbes italianas. «El derecho a expresar las propias ideas jamás puede decaer en actos de agresión y también intimidación», ha advertido.

En Milán, la Policía ha cargado contra los asistentes a la marcha «No Green Pass» y ya es el tercer sábado sucesivo de enfrentamientos entre participantes de la manifestación y policías.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.