18.7 C
Madrid
domingo 20 junio 2021
Inicio Economía El Consejo de Ministros aborda bajar la remuneración a las plantas eléctricas...

El Consejo de Ministros aborda bajar la remuneración a las plantas eléctricas no transmisoras de ya antes de dos mil cinco

El Ministerio para la Transición Ecológica elevará a Consejo de Ministros, de forma previsible el día de hoy, un anteproyecto de ley que persigue reducir la remuneración de las centrales eléctricas no transmisoras de CO2 (hidráulicas y nucleares) precedentes a dos mil cinco.

La meta, recortar lo que se conocen como «beneficios caídos del cielo» («windfall profits») que aparentemente se llevan tecnologías «asequibles», como la hidráulica o bien la nuclear, siendo retribuidas como las más caras (ciclo combinados) debido a que en el mercado mayorista de la luz los costes se fijan a través de un sistema marginalista.

Para esto, la propuesta de Transición contempla la puesta en marcha de un mecanismo de aminoración de una parte del dividendo de carbono a las plantas no transmisoras anteriores a dos mil cinco que vendan energía en el mercado.

Conforme han explicado fuentes del ministerio, el Gobierno desea de esta forma compensar el impacto que tiene en el costo de la electricidad el levanta de los costes del dióxido de carbono (CO2) y posibles consecuencias que esto pudiese tener en la restauración de las economías familiares y también industrial.

«Aun cuando solo el nueve por ciento de la electricidad en el mercado es de origen fósil, el sistema marginalista (por normativa europea) hace que ese sobrecoste, de la tecnología que marca el coste en todos y cada instante, sea remunerado por igual a todas y cada una de las tecnologías inframarginales no transmisoras», han recordado desde el ministerio.

Conforme exactamente la misma fuente, la propuesta del Gobierno se plantea con el máximo respeto al marco normativo europeo y la seguridad jurídica (sentencias europeas acreditan mecanismos afines) y con las esperanzas lícitas de los inversores que tomaron sus resoluciones de inversión en tecnologías no transmisoras con posterioridad a la entrada en vigor del sistema europeo de derechos de emisión (dos mil cinco).

«La propuesta no afecta, por consiguiente, a ninguna planta siguiente a dos mil cinco, ni a las que cuenten con remuneración regulada, ni a las que se acogen a las subastas ni a ninguna iniciativa de inversión presente o bien futura», han insistido.

El campo responde que la media contraría la lógica del PNIEC

Fuentes del campo consultadas por EFE han subrayado que esta propuesta estaría contra la lógica de estimular las tecnologías no transmisoras de CO2 del Plan Nacional Integrado de Energía y Tiempo (PNIEC) y cualquier mecanismo que suponga poner un techo a la remuneración de las nucleares y también hidroeléctrica debería ser aprobado por Bruselas, «donde no va a ser simple justificar la penalización de estas tecnologías no transmisoras».

Además de esto, rebajar la remuneración de las plantas de energía nuclear podría poner bajo riesgo el protocolo firmado por las compañías con Enresa sobre su cierre ordenado.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.