13.4 C
Madrid
jueves 24 noviembre 2022
Inicio España El PP usará las municipales como ‘primarias’ para seleccionar nuevo líder en...

El PP usará las municipales como ‘primarias’ para seleccionar nuevo líder en Cataluña

Alberto Núñez Feijóo ha hecho múltiples visitas a Barna desde el momento en que llegó a la presidencia nacional del PP. Ha mantenido contactos con líderes de diferentes provincias y el mensaje que ha calado en la capacitación es que el líder no se resigna a ser residual en esa comunidad autónoma. Más bien a la inversa. Feijóo tiene claro que para llegar a la presidencia de España precisa recobrar peso en Cataluña y las elecciones municipales de mayo son la primera parada.

En la dirección del partido están persuadidos de que las iniciales “empiezan a recuperarse” y que el perfil autonomista del líder gallego, que apuesta exactamente por llevar la fórmula de Galicia a Cataluña y el País Vasco, logrará sumar bastantes más apoyos. El mazazo de las últimas autonómicas (el PP se quedó en tres escaños tras Vox y de Ciudadanos pese a su debacle) prosigue pesando. Mas en Génova reconocen un cierto “alivio” al no tener a la vista nuevas elecciones autonómicas. Eso les deja tomarse con calma el congreso del que debe salir el nuevo líder del partido en Cataluña y aspirante a la Generalitat.

Las miradas están puestas en las municipales por dos motivos. Primero, por el hecho de que va a ser el primer examen para medir si verdaderamente el PP logra recobrarse. “Nos servirá de termómetro real”. Y, segundo, explican en el equipo de Feijóo, por el hecho de que el partido va a estar pendiente de los nuevos liderazgos que puedan surgir. “Tendremos una ocasión de ver qué personas destacan más y cuántos éxitos conseguimos”, aseveran.

Entre los objetivos está reposicionar al partido, dentro de lo posible, en Barna y recobrar alcaldías clave como Badalona (perdida tras la petición de censura del año pasado) y Castelldefels (que estuvo regida por Manu Reyes, actual presidente provincial de Barna entre dos mil once y dos mil quince). En Lleida los populares asimismo tienen puestas esperanzas de desarrollo de la mano de otra figura que en Génova ven con buenos ojos, Xavi Palau.

El primer melón que el PP debe abrir es la designación de las candidaturas municipales. En la dirección nacional valoran a Dolors Montserrat como cabeza de cartel para Barna por su alto grado de conocimiento (exministra con Mariano Rajoy y actual portavoz en el Parlamento Europeo) y su sensibilidad con el catalanismo. No es una alternativa que la líder vea con singular entusiasmo, mas en el ambiente de Feijóo reconocen que si verdaderamente el líder piensa que ha de ser la apuesta “no va a quedar más opción que aceptarlo”.

Recuerdan que el líder conservador no está a favor de forzar candidaturas mas, al mismo tiempo, asimismo aseguran que si hay un territorio en el que solicitará singular entendimiento es Cataluña.

La resolución no está tomada y la realidad es que cuesta ver con claridad el esquema de candidaturas. Mas lo que semeja claro es que aguardarán a mayo del próximo año para decidir sobre el liderazgo autonómico. Alejandro Fernández ha estado en la cuerda floja muy frecuentemente y ha ido subsistiendo en Cataluña. Ciertas personas con peso en el partido ubican como su próximo destino el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados, mas tampoco está decidido.

En el último sondeo del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO, conocido como el CIS catalán) del mes de julio apuntaba a una restauración nada desdeñable del PP. En el Parlament estarían en condiciones de lograr entre nueve y catorce miembros del Congreso de los Diputados y ascenderían de la octava a la cuarta situación, recobrando al votante que se fue a Ciudadanos, a Vox (el partido de la ciudad de Santiago Abascal se quedaría en la horquilla de entre cuatro y ocho, no once como tiene ahora) y a otros caladeros. En el PP están persuadidos de que el proyecto autonomista de Feijóo “engancha” a votantes que dejaron de confiar en las iniciales conservadoras.

Exactamente la misma encuesta aporta otro dato que produce aún más esperanzas en la dirección nacional. Si se celebraran unas generales ahora, el PP podría lograr de tres a seis miembros del Congreso de los Diputados. Hoy día solo tienen un escaño, el que ocupa Cayetana Álvarez de Toledo por Barna. Exactamente el mismo CEO baja las opciones de Vox hasta quedarse entre uno o 3 como máximo, y ubica a Ciudadanos frente a la posibilidad de quedarse sin representación. Otra prueba de que “el voto útil”, afirman en Génova, vuelve a la opción de Feijóo.

Coaliciones con el empresariado

En su plan de actuación como líder nacional, recobrar las relaciones y hilar coaliciones con el empresariado ha sido la pauta de Feijóo en todo instante. Lo hizo en Euskadi, mas asimismo en la Comunidad Valenciana y en Cataluña. El empeño del PP debe ver con frenar el estrellato del discute identitario y del enfrentamiento permanente entre Generalitat y Estado, y abrir el foco como ya hizo el pasado mayo en el Cercle d’Economia. Entonces, Feijóo defendió su modelo empleado en la Xunta, que le dejó amontonar 4 mayorías absolutas bajo las iniciales del PP en una comunidad con lengua cooficial y frenando rotundamente las aspiraciones nacionalistas. “Hay un modelo y se puede hacer”, vuelven a reiterar en el partido.

Con los alarmantes nubarrones económicos que se aproximan en otoño (la inflación desbocada y la destrucción de empleo abriéndose paso, conforme los últimos datos de julio, y pese a la fortaleza del mercado de trabajo probada hasta el momento) el convencimiento en el equipo de Feijóo es que el PP deberá regresar a regir España para salir de la crisis. Insisten en que su proyecto es “nítido” y se está volviendo fiable en campos muy trasversales. “En este instante hay que consultar a los empresarios si se fían más de las recetas de Sánchez o de las que plantea Feijóo”, meditan en su núcleo duro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.