El virus del Nilo Occidental ¿puede transformarse en una nueva amenaza?

El virus del Nilo Occidental ¿puede transformarse en una nueva amenaza?

Te puede interesar: ‘Responde este test para conocer el peligro que corres de contagiarte de Coronavirus’

Entre mil novecientos cuarenta y dos y mil novecientos noventa y dos, en la conocida serie de libros de ciencia ficción sobre la Fundación, Isaac Asimov imaginó el futuro de nuestra especie expandiéndose por toda la Galaxia. Asimov, que fue un científico en activo a lo largo de muchos años trabajando como maestro de Bioquímica en la Capacitad de Medicina de la Universidad de la ciudad de Boston, creó el personaje del doctor Hari Seldon, un refulgente matemático que logra desarrollar una compleja serie de ecuaciones que dejan pronosticar el futuro de la humanidad.

El doctor Peter Turchin es un científico real que procura hacer algo similar a Hari Seldon: en un artículo publicado en Nature en dos mil diez (la más esencial gaceta científica del planeta), Turchin previó que en el año dos mil veinte comenzaría una temporada de grandes inconvenientes para la humanidad debido, eminentemente, a los diferentes efectos negativos de la globalización.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Vas a poder oír nuestros podcast, percibir un folleto semanal con las novedades, redactar comentrios, mandar preguntas…

Los sucesos semejan darle la razón al Dr Turchin:

Por si acaso fuera poco lidiar con la pandemia de Covid-diecinueve, ahora en este país comienzan a acrecentar lo casos del virus del Nilo Occidental que están generando muertes. Medra la preocupación: ¿Se va a desatar una nueva pandemia de dimensiones semejantes a la de la Covid-diecinueve?

El riesgo de la globalización

Sin duda la fiebre del Nilo Occidental es buen ejemplo para ilustrar los graves riesgos de nuestro estilo de vida en la globalización:

Se trata de una enfermedad viral emergente producida por un flavivirus que por norma general inficiona a las aves y se transmite a través de la picadura de los mosquitos: el mosquito pica a un ave inficionada y transporta al virus hasta otra sana. Con frecuencia genera grandes mortandades aviares. Por servirnos de un ejemplo, en mil novecientos cincuenta y tres mató millones de palomas y cuervos en el delta del Nilo.

Los flavivirus son una familia de virus peligrosísimos que incluyen al virus de la fiebre amarilla, al virus del Zika, al virus del Dengue y virus que generan diferentes encefalitis, como la encefalitis nipona o bien la encefalitis de San Luis.

A través de procesos evolutivos mediados eminentemente por mutación y selección natural, el flavivirus del Nilo Occidental puede amoldarse con relativa sencillez a nuevos nichos ecológicos, entre ellos a los humanos.

Que se sepa, este virus aviar pasó por vez primera a las personas en mil novecientos treinta y siete en la zona del Nilo Occidental, en Uganda, en el momento en que un mosquito lo transportó desde un ave inficionada hasta una mujer.

Seguramente los primeros virus del Nilo Occidental que inficionaron a humanos perteneciesen a un estirpe que tenía alguna mutación. En verdad, en nuestros días se conocen múltiples estirpes diferentes de este virus.

El virus del Nilo Occidental inficiona a multitud de especies de aves. Mas ni tan siquiera le resultó bastante difícil dar el paso a otras especies animales: por servirnos de un ejemplo, inficionan con sencillez a los caballos. En este país se han detectado diferentes focos de infección de virus del Nilo Occidental en distintas explotaciones equinas de Andalucía, Extremadura y Castilla la Mácula.

Te puede interesar: ‘Las enfermedades que llegan… por culpa de los mosquitos’

El ochenta por ciento de los contagiados son asintomáticos

Indudablemente las aves tienen una enorme movilidad y con esto es simple que el virus acabe expandiéndose por zonas lejanas. Las aves migratorias cubren largas distancias contribuyendo a esparcir la enfermedad.

Mas los aeroplanos llegan considerablemente más lejos y más de manera rápida que las aves. Y los mosquitos suben abordo sin precisar abonar billete ni de efectuar trámites aduaneros. Seguramente fue como en mil novecientos noventa y nueve el virus del Nilo Occidental llegó a N. York. Y ese año se calcula que pudo inficionar a unos cincuenta y cuatro norteamericanos.

En suma el virus del Nilo Occidental mató a cerca de dos mil quinientos norteamericanos y en escaso tiempo acabó extendiéndose por numerosos países del continente americano.

Asimismo Europa padeció un grave brote de esta enfermedad en dos mil dieciocho afectando primordialmente a Italia, Grecia, Hungría y Rumanía, con decenas y decenas de fallecidos.

Que se sepa, en España el virus del Nilo Occidental inficionó por vez primera a humanos en el año dos mil cuatro en Extremadura.

Afortunadamente la enorme mayoría de las personas que se contagian del virus del Nilo Occidental a través de la picadura de los mosquitos (en torno a un ochenta por ciento ) son completamente asintomáticos.

Ciertos sufren fiebre, cefaleas y síntomas de fatiga, mas acostumbran a recobrarse en poquitos días. Algo menos del 1 por ciento de los inficionados desarrollan síntomas neurológicos, incluyendo encefalitis y meningitis. Lo peor es que alrededor del diez por ciento de las personas que desarrollan síntomas neurológicos acaban muriendo.

Por el momento no hay vacuna para el virus del Nilo Occidental que sirva para los humanos (mas sí que la hay para caballos, lo que debería hacernos meditar).

Te puede interesar: ¿Es posible haber pasado el coronavirus y dar negativo en el test de anticuerpos?

Hasta el momento no hay transmisión persona a persona

Semeja poco probable que el virus del Nilo Occidental llegue a transformarse en una pandemia como la Covid-19: por el momento no hay transmisión de persona a persona y se precisa que un mosquito pique a un ave inficionada con el virus y después pique a un humano.

Mas esto podría mudar.

Tratamos con seres vivos que evolucionan a través de mutación y selección. Puesto que las mutaciones se generan al azar (son fallos en la replicación del ADN), si bien en la mayoría de los casos no sirven para nada o bien aun son perjudiciales, en ocasiones abren grandes ocasiones evolutivas.

Absolutamente nadie puede saber de qué manera evolucionará el virus del Nilo Occidental. Mas la espada de Damocles pende otra vez sobre nuestras cabezas.

Los animales que más humanos han matado

Si bien Hollywood se ha empeñado en aterrarnos con ataques de tiburones, pirañas, cocodrilos e inclusive dinosaurios revividos, la verdad es que los mosquitos son con mucho los animales que más humanos han matado: durante la historia de la humanidad los mosquitos han sido sus primordiales asesinos, responsables de miles y miles de millones de fallecidos al trasmitir enfermedades como la Malaria, el Zika, el Dengue, la Chikungunya, la Fiebre Amarilla, distintas encefalitis y un largo etc..

Nuestro planeta globalizado, de forma especial el calentamiento global y los transportes, mas asimismo el aumento de cultivos de regadío, jardines y las grandes infraestructuras de agua, dan geniales ocasiones a los mosquitos favoreciendo su diseminación por todo el planeta.

Dedicamos sacrificios ingentes a combatir los mosquitos. Mas los mosquitos tienen una capacidad de adaptación excepcional y son capaces de amoldarse a los inconvenientes que les proponemos. Por poner un ejemplo, en varias décadas en el metro de la ciudad de Londres se desarrolló una subespecie de mosquito concreta que de forma rápida se amoldó a vivir en ese especial entorno (evidentemente picando a los usuarios del metro).

Desarrollamos decenas y decenas de substancias insecticidas a las que los mosquitos logran amoldarse más pronto que tarde.

Evidentemente, podemos ganar la guerra a los mosquitos. Mas asimismo podríamos perderla.

Y mientras los mosquitos proseguirán matando a centenares de miles de personas. A ver si al fin procuramos no ponérselo simple.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir