El presidente de la Urbe Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, de Ciudadanos, ha sido encausado por un supuesto delito de prevaricación y ha sido llamado a declarar el próximo diez de enero en calidad de investigado por el Juzgado de Instrucción, conforme ha anunciado en conferencia de prensa el secretario general del Partido Popular, Miguel Marín, y recoge el auto judicial al que ha tenido acceso Europa Press.

El número 2 de los populares melillenses ha afirmado que «frente a las injusticias cometidas por el señor De Castro desde el pasado quince de junio (data en la que resultó escogido presidente melillense), el Partido Popular se ha visto en la obligación de interponer una querella por un delito continuado de prevaricación administrativa».

Miguel Marín ha explicado que denunciaron al miembro del Congreso de los Diputados naranja pues «sin haber sido ratificado por S.M el Rey y sin haber sido publicado su nombramiento en los Folletines Oficiales del Estado y de la Urbe Autónoma intervino como presidente sin serlo, realizando numerosas actuaciones vulnerando de manera consciente las reglas de funcionamiento del Estatuto de Autonomía, del Reglamento de Gobierno y Administración y el Orgánico de la Reunión».

El asimismo miembro del Congreso de los Diputados autonómico del Partido Popular ha señalado que «sin ser todavía presidente, el señor De Castro impidió a empleados públicos, en concreto a personas que ocupaban puestos como personal ocasional en la estructura del Gobierno de la Urbe Autónoma, acceder a sus puestos».

También, ha recordado que «asimismo impidió de forma consciente el acceso a sus despachos de los consejeros y viceconsejeros del precedente Gobierno encabezado por Juan José Imbroda, cesándolos de sus cargos y saltándose lo que viene reglamentado en el Estatuto de Autonomía, en el Reglamento de la Reunión y funcionamiento del Gobierno».

El líder popular ha reprochado a De Castro que «haya firmado contratos sin anexar un solo documento al expediente«, con lo que espera que «el próximo diez de enero frente a los tribunales dé las explicaciones oportunas sobre la cantidad de brutalidades que ha hecho y que la justicia actúe con máxima celeridad apartándole de la Presidencia de la Urbe Autónoma y de la vida política».

Miguel Marín ha remarcado que Eduardo de Castro deberá comparecer como investigado el próximo diez de enero, tras abrir el Juzgado número cinco diligencias anteriores por un posible delito continuado de prevaricación administrativa.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.