El Conjunto de Investigación RNM doscientos setenta y seis Geociencias Aplicadas de la Universidad de Huelva (UHU), ha identificado las pisadas más viejas del Pleistoceno Superior de todo el planeta. Este descubrimiento se ha efectuado merced a la investigación dirigida por el catedrático de Paleontología Eduardo Mayoral en el yacimiento litoral fugaz que fue descubierto el mes pasado de junio en la playa de Matalascañas.

Dicha investigación se publicará, además de esto, prontísimo en la reputada gaceta Nature Scientific Reports, que ha admitido la versión final del trabajo, conforme ha informado la Onubense en una nota de prensa.

Como ha explicado Mayoral «en una primera observación se advirtieron un elevado número de huellas fósiles de animales, mas tras una investigación más pormenorizada advertimos huellas de origen humano«. Estas huellas, las más esenciales del yacimiento, han sido pasadas por alto por otros equipos que lo han investigado.

Tras el descubrimiento y debido a su posible origen, el equipo se puso en contacto con estudiosos de la Universidad de Río Negro en Argentina y del MuSeo de Historia Natural del Hombre Prehistórico (MNHN) de la ciudad de París que habían trabajado ya con otros yacimientos afines, corroborando que esas huellas patentizaban la presencia de estos homínidos en la zona de Doñana.

Conforme ha detallado Mayoral, se han podido medir y también identificar cerca de noventa pisadas de Neandertales «realmente bien preservadas y de múltiples individuos». A cargo de la datación oficial, en una primera estimación se remonta a una temporada precedente a los ciento seis mil años, con lo que «estamos frente a un descubrimiento fundamental en tanto que serían las pisadas más viejas de la temporada para el Pleistoceno Superior encontradas en el mundo entero», puesto que lo más semejante encontrado en Europa es un yacimiento en Le Rozel, Normandía», que es unos veinticinco mil años más moderno.

Además de esto, como ha confirmado el estudioso, en toda la península no había ningún registro de pisada de neandertales, «solo había una huella encontrada en Gibraltar, muy mal preservada y cuya datación no se corresponde con la temporada en la que habitaban los neandertales».

«Desde acá, debemos continuar recabando más rastros, lo peor es que es una zona sosten a la acción de las olas y las mareas y esto complica de manera notable su estudio y observación» puesto que se halla cubierta por la arena de la playa salvo en contadas ocasiones, ha explicado Mayoral, a lo que ha añadido que el yacimiento podría extenderse hasta la playa de Mazagón puesto que «hemos encontrado ciertas huellas sueltas que apuntaban en esa dirección».

Cuando tengan el mapa de las pisadas completo «se va a poder ir afinando más sobre la composición del conjunto, edades, aun el sexo y también procurar inferir qué hacían. Ello va a poder ser completado con la información que consigan los arqueólogos».

Neandertales en Huelva

Aparte del descubrimiento en sí, los miembros del equipo de la Onubense, completado por Juan A. Morales, Ana Santurrones y Antonio Rodríguez-Ramírez, aparte de otros cooperadores externos a la universidad como Ignacio Díaz-Martínez, Jeremy Duveau, Ricardo Díaz-Delgado y L. Alfonso Morales, han podido ya lanzar ciertos datos significativos. Uno de los más esenciales es que se no se trata de una zona de paso o bien de migración, sino aun se podría charlar de un asentamiento próximo.

«En un primer análisis hemos observado que las huellas se han encontrado en la ribera de lo que ya antes era una suerte de laguna desarrollada entre dunas, con lo que, probablemente, pescaban o bien cazando, en tanto que todo apunta a que sería, aun una zona de marisqueo», ha explicado el estudioso de la UHU.

Los neandertales, como explica Mayoral, eran cazadores-colectores, conjuntos que se movían, mas su modus operandi era la caza y la recolección, con lo que «hay pruebas de que ese sitio podría ser una zona de caza o bien de marisqueo cercano a algún asentamiento».

«Pues, además de esto, nos consta por los descubrimientos de industria lítica encontrados, que este sitio se relaciona sin duda con la presencia de neandertales, habiendo podido identificar una enorme proporción de individuos jóvenes y hembras con pequeños. Quizá el descubrimiento futuro de restos óSeos nos asista a confirmar todas y cada una estas hipótesis».

El descubrimiento

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sustentable de la Junta en Huelva autorizó el mes pasado de junio a un equipo de paleontólogos de la Universidad de Huelva y de la Universidad de Sevilla el estudio de estas huellas fósiles halladas en la playa de Matalascañas.

Conforme notificaron desde la citada Delegación, el descubrimiento se generó por la parte de técnicos del Espacio Natural de Doñana, si bien las huellas se hallan fuera de los límites del citado espacio.

De esta manera, señalaron que, si bien las huellas estén en espacio de dominio marítimo-terrestre y por consiguiente sea competencia de la Dirección General de Costas, la Junta de Andalucía tiene responsabilidad en materia de conservación de la geodiversidad, de ahí, que se generara la autorización para el pertinente estudio.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.