Felipe Gonzlez receta «coordinacin» y entrar en «una dinmica de acuerdos» para la salida de la crisis

Felipe Gonzlez receta "coordinacin" y entrar en "una dinmica de acuerdos" para la salida de la crisis

La reconstrucción económica tras la crisis del Covid-diecinueve y, concretamente, los desafíos que supone para Iberoámerica centró el primer discute de la tarde del Foro de discusión La Toja, que contó con la presencia de uno de los platos fuertes de la jornada: Felipe González. El expresidente del Gobierno efectuó un diagnóstico común a todas y cada una de las sociedades que se examinaban en la mesa, mostrando su preocupación por el tiempo político, la gobernabilidad en tiempos de pandemia y la democracia.

«En el trasfondo de este análisis hay un inconveniente de gobernanza. Un inconveniente político de primera magnitud y de administración política», meditó González. Para él, el enorme reto que supone la crisis del Covid es «la complicad del diagnóstico» en un tiempo de «inseguridad» y de «crispación social». En frente de ello, su receta pasa por la busca del acuerdo.

«Tenemos un inconveniente de gobernanza en Iberoamérica, en general hay un inconveniente político», apuntó el expresidente. ¿De qué forma se provee certeza en la inseguridad?, «creando una activa de compromisos entre las fuerzas que creen en el Estado de Derecho y la democracia».

«Es bastante difícil pasar de una política de confrontación que busca al culpale a una de unidad que busque un enorme acuerdo», lamentó presagiando la necesidad de entrar en «una activa de acuerdos que nos deje amoldarnos a la inseguridad».

Centrándose en el caso de España, el expresidente lo ejemplarizó con la polémica por los factores comunes para los ayuntamientos de más de cien mil habitantes con alta incidencia de Covid-diecinueve. «Los factores comunes no pueden ser más de 3 o bien 4, pues la situación es diversa, mas comunes debe haber ciertos». Para «enfrentarse a las variables juntos» y «unir fuerzas en el diagnóstico», González insistió en que «las responsabilidades son compartidas» y demandó «no confundir la descentralziación con la centrigugación del poder», abogando por la coordinación. «Semeja un condenado reino de Taiga, pónganse conforme, no tenemos tiempo que perder», concluyó el expresidente.

La preocupación por un inconveniente político en la administración de la pandemia la compartió el, exjefe del Banco Interamericano de Desarrollo, José Juan Ruiz, que al lado del Gobernante del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, acompañó al González en la mesa.

«Si alguien piensa que el inconveniente de Latinoamérica es económico, está equivocado. Esto es la política», sentenció José Juan Ruiz. El exjefe del Banco Interamericano de Desarrollo mostró su miedo a que, tras la pandemia, se «desande una cuarta parte de siglo de progreso en ganancias de renta por cabeza» en las zonas iberoamericanas, centrando el enorme reto de la pandemia en las zonas en la posible destrucción de la clase media.

«De los cuarenta millones de personas que salieron de la pobreza entre dos mil tres y dos mil veinte, la mitad puede regresar a caer en la pobreza. Sería un pensamiento mágico aceptar que los nuevos pobres lo van a admitir y que los políticos van a quedar impávidos. No ocurrirá», presagió Ruiz. Para esto, la clave la ubica en que las políticas se tomen y examinen «en función de los temores» de los ámbitos que más padecerán los efectos de la pandemia.

Para hacer en frente de esa destrucción de empleo, por su lado el gobernante del Banco de España recobró la idea más comentada de la jornada precedente del Foro: la capacitación. «Los secores que pierden actividad, tendremos que reciclarlos. Las políticas activas de empleo deben ser un punto central en el futuro próximo y mese», aseguró Pablo Hernández de Cos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir