11.5 C
Madrid
martes 18 enero 2022
Inicio Internacional Francia da luz verde a la imposición del pasaporte de vacunación

Francia da luz verde a la imposición del pasaporte de vacunación

3 días con sus noches han hecho falta a fin de que la Reunión Nacional diese su respaldo esta pasada madrugada al proyecto de ley para imponer el pasaporte de vacunación en Francia, donde el Gobierno sostiene su voluntad de complicar el cada día a los no vacunados.

Con doscientos catorce votos a favor, noventa y tres en contra y veintisiete abstenciones, el texto salió adelante pasadas las 5 de la mañana, hora local, una vez que el primer ministro, Jean Castex, participara en la sesión para intentar aliviar los ánimos.

«Es lo adecuado, no solo para el Gobierno, sino más bien para el país, los franceses y la lucha contra la pandemia», afirmó horas después Castex en una entrevista en la cadena BFM TV.

El Ejecutivo espera que el pasaporte entre en vigor en torno al quince de enero, como anunció en un primer instante, mas ya no está en sus manos: el texto va a pasar ahora al Senado, ya antes de regresar a la Reunión para su ratificación y ser estudiado por el Consejo de Estado.

La introducción del proyecto de ley en la vida de los franceses va a suponer que, para poder acceder a bares, restaurants, centros culturales y otros lugares públicos, toda persona mayor de doce años va a deber presentar su certificado de vacunación con pauta completa -dosis de recordatorio incluida para quienes tengan la segunda por lo menos 4 meses ya antes.

Solo quedan exentos los centros de salud, donde se va a poder enseñar, como hasta el momento, un test negativo para entrar, toda vez que no sea una emergencia.

El proyecto de ley constaba de 3 artículos, mas los miembros del Congreso de los Diputados presentaron más de seiscientos cincuenta enmiendas, lo que explica asimismo por qué razón el discute se extendió tanto.

A lo largo de toda la tarde del miércoles y hasta las 3 de la madrugada, las discusiones de los representantes se centraron en el fondo y en las inquietudes que lúcida el texto, singularmente el control de identidad en el caso de sospecha de fraude.

¿Cuáles son las razones fundadas por las que el encargado de un local podría hacer un control de identidad si piensa que el pasaporte de vacunación es falso?

Por último, la bancada de Los Republicanos (que se dividió votando a favor y contra el proyecto) ha decidido asistir al Consejo Constitucional a fin de que este órgano que candela por el respeto de la Carta Magna se pronuncie sobre esta cuestión, lo que probablemente retrasará más su puesta en marcha.

Campaña contra los no vacunados

De fondo, el tono electoralista se ha introducido ya en el alegato de la mayor parte de los líderes de partido y aspirantes a la elección presidencial, incluyendo el presidente, Emmanuel Macron, que para muchos ya ha empezado su campaña aunque no ha confirmado todavía su participación en los comicios de abril.

«A los no vacunados tengo ganas de fastidiarlos. Y vamos a continuar haciéndolo, hasta el final. Esa es la estrategia», afirmó Macron en unas polémicas declaraciones al diario Le Parisien, que favorecieron el alzamiento de la sesión en la Reunión Nacional el martes, retrasando de nuevo el voto.

El día ya antes, la oposición había aprovechado que en un fallo de cálculos los miembros del Congreso de los Diputados de la mayor parte no estaban en su total para votar en favor de la suspensión del discute.

Castex, jefe de Gobierno, defendió este jueves a su presidente por decir «lo que muchos franceses afirman en voz baja».

Para el primer ministro, la nueva ley, que dejará además de esto endurecer las sanciones a quienes empleen certificados falsos con multas desde los mil euros y hasta cárcel, es una forma de empujar a los más reluctantes a vacunarse sin obligarlos de manera plena.

«La sanción en el caso de no vacunarse sería una multa, y la meta es vacunar, no ingresar dinero. Además de esto, tendríamos considerablemente más contrariedades para supervisar esta obligación, el pasaporte de vacunación es considerablemente más eficiente», insistió Castex.

En las últimas semanas, se ha visto un nuevo incremento en los datos de primovacunados, que se habían atascado. Este miércoles se inyectaron setenta primeras dosis, que elevaron a unos cincuenta y tres millones la cantidad de franceses que tienen cuando menos una.

Los positivos prosiguen disparados: el país registró este jueves un nuevo récord con trescientos treinta y dos mil doscientos cincuenta y dos casos en veinticuatro horas, y se espera que el pico de hospitalizaciones (veinte y seiscientos ochenta y ocho hoy día) llegue a fines de enero o bien principios de febrero.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.