Google desplegar un cable submarino que unir Estados Unidos, R. Unido y Espaa

Google desplegar un cable submarino que unir Estados Unidos, R. Unido y Espaa

Google ha anunciado un nuevo cable submarino, Grace Hopper, que se extenderá entre USA, R. Unido y España, y dará un mayor soporte para la red que acoge los productos empresariales y de consumo de la compañía.

Los cables submarinos conforman una vasta red que cruza el océano para mandar y percibir información en el mundo entero «a la velocidad de la luz». En nuestros días, el noventa y ocho por ciento del tráfico internacional de Internet circula mediante estos cables.

Cuando esté en funcionamiento, Grace Hopper va a ser uno de los primeros cables nuevos en conectar USA y R. Unido desde dos mil tres, lo que va a aumentar la capacidad global y también impulsará servicios de Google como Meet, Gmail y Google Cloud.

Asimismo supone la primera inversión de Google en una senda de cable submarino a España, que en un caso así va a llegar a Bilbao, lo que integra todavía más en la infraestructura global la próxima zona de Google Cloud en la capital de España.

El cable Grace Hopper va a estar pertrechado con dieciseis pares de fibras (treinta y dos fibras), lo que supone una actualización significativa de la infraestructura de Internet que conecta en nuestros días U.S.A. y Europa. Se espera que el proyecto se complete en dos mil veintidos, como notifica el vicepresidente de Google Global Network, Bikash Koley, en un comunicado mandado a Europa Press.

Grace Hopper va a ser, además de esto, «el primer cable submarino del planeta» en emplear la tecnología de conmutación de fibra óptica, que mejora la confiabilidad de las comunicaciones globales, lo que deja desplazar mejor el tráfico en el caso de que se generen cortes.

Este cable lleva el nombre de la vanguardista en informática Grace Brewster Murray Hopper (mil novecientos seis-mil novecientos noventa y dos), famosa por su trabajo en uno de los primeros enlazadores (compiladores), que fue esencial de cara al desarrollo del lenguaje de programación COBOL. Asimismo se le atribuye haber encontrado un «fallo» real en un programa; su equipo rastreó la fuente de un cortocircuito en el PC Harvard Mark II hasta una polilla atrapada en un panel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir