18.7 C
Madrid
domingo 20 junio 2021
Inicio Sociedad Hungría desea prohibir que se hable sobre homosexualidad en las escuelas

Hungría desea prohibir que se hable sobre homosexualidad en las escuelas

Una propuesta legislativa del Gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán que se discute la semana próxima pretende prohibir charlar sobre homosexualidad en las escuelas en Hungría, una medida afín a la adoptada por Rusia en dos mil trece, conforme demanda la comunidad LGTB+.

«El Fidesz (el partido gubernativo de Orbán). al prohibir los programas con temas LGTB+ en las escuelas y los programas de sensibilización social, limitaría seriamente la libertad de expresión y los derechos infantiles con una legislación semejante a la ley de publicidad de Rusia», aseguran múltiples organización sin ánimo de lucro del país en un comunicado.

Un proyecto de ley presentado al Parlamento por miembros del Congreso de los Diputados del gubernativo Fidesz contra la pederastia prohíbe exponer a menores de dieciocho años a pornografía y a cualquier contenido que promueva el cambio de género y la homosexualidad.

El proyecto de ley «no tiene precedentes en la UE (Unión Europea)» y pone en riesgo la salud mental de los jóvenes LGTB+, aseguran en un comunicado conjunto 5 organización sin ánimo de lucro como la Asociación Háttér, de defensa de los derechos homosexuales, Amnistía Internacional o bien Budapest Pride. Estas organizaciones recuerdan que Rusia aprobó en dos mil trece una ley contra la «publicidad gay», muy semejante a la propuesta por Orbán, y desde su entrada en vigor ha crecido sensiblemente la homofobia en ese país.

Desde el instante en que llegó al poder en dos mil diez, el Gobierno de Orbán ha adoptado una serie de leyes que limitan los derechos de las comunidades LGTB+ y múltiples políticos han lanzado en público mensajes homófobos. Ciertos analistas estiman que Orban elevó en los últimos meses la oratoria contra la comunidad LGBT+ para satisfacer a su base más conservadora de cara a las disputadas elecciones legislativas de dos mil veintidos.

En la constitución de dos mil once, aprobada a solas por el partido de Orbán, se determinó que el matrimonio era la unión de un hombre y una mujer y últimamente se prohibió la adopción por la parte de parejas del mismo sexo.

El presidente del Parlamento y uno de los creadores del Fidesz, László Kövér ha equiparado a los homosexuales que desean adoptar con pederastas. «Desde cierto punto de vista ética no existe ninguna diferencia entre el comportamiento de un pederasta y los que solicitan esto (el matrimonio y la posibilidad de adopción por la parte de las parejas homosexuales)», afirmó Kövér.

«Hungría es un país tolerante y paciente con la homosexualidad, toda vez que dejen en paz a nuestros hijos», aseveró en su día Orbán.

El año pasado, un libro para pequeños titulado ‘El país de las maravillas es para todos’, que procuraba enseñar respeto cara las minorías, fue descrito por el gobierno como «publicidad homosexual» que debería prohibirse en las escuelas.

A lo largo de la pandemia, en mayo de dos mil veinte, el Gobierno prohibió mudar de nombre a transexuales.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.