Iberdrola acuerda con Siemens su salida de Gamesa

thumbnail

Iberdrola ha alcanzado un pacto con Siemens para la venta de la totalidad de su participación del ocho con siete por ciento en Siemens Gamesa por un costo de 1.099,545 millones de euros, notificó la energética a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Concretamente, el pacto representa un costo equivalente de veinte euros por acción de Siemens Gamesa y la compra y venta se consumará este miércoles, agregó la compañía. Los títulos del fabricante de aerogeneradores cerraron el día de hoy en Bolsa a un costo de quince con setenta y ocho euros, con lo que el costo acordado representa una prima del veintisiete por ciento respecto al valor actual.

El conjunto encabezado por Ignacio Sánchez Gallardo apuntó que este coste no está sujeto a ajustes en el futuro y que el impacto de esta desinversión en los estados financieros afianzados de la energética del ejercicio dos mil veinte «se determinará y también notificará más adelante».

De esta forma, Iberdrola y Siemens ponen fin a los desencuentros surgidos desde meses una vez que se cerrase, en el mes de abril de dos mil diecisiete, la fusión entre Gamesa y la división eólica de Siemens por la administración de la alemana del fabricante de aerogeneradores.

El último de los choques entre los dos conjuntos accionistas en Gamesa tuvo lugar por la reestructuración societaria emprendida por Siemens cara la futura salida a Bolsa de Siemens Energy, la nueva compañía que reunirá todas y cada una de las operaciones energéticas de la multinacional alemana, entre ellos su participación en el fabricante de aerogeneradores de España.

Este episodio terminó en los tribunales. Sin embargo, el juicio previsto para el pasado veintiuno de enero, en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao por esta demanda presentada por Iberdrola contra la resolución del consejo de Siemens Gamesa de no establecer medidas que podrían eludir la situación de enfrentamiento de interés de los consejeros dominicales de Siemens, fue aplazado, a petición de las partes, por un periodo de sesenta días, en pos de hallar una solución, que por último ha sido alcanzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir