La Audiencia Nacional declara firme la nulidad del ERE de Ryanair en Espaa

thumbnail

La Audiencia Nacional ha declarado firme la nulidad del despido colectivo efectuado por Ryanair, una vez que ninguna de las partes haya preparado un recurso en el plazo legalmente establecido.

De esta manera lo ha acordado el letrado de la administración de Justicia en una diligencia de ordenación en la que insta a que se notifique la resolución a los trabajadores perjudicados por este ERE, como a la entidad gestora de la prestación por desempleo y a la Seguridad Social.

La sentencia del pasado mes de abril forzaba a la compañía aérea a reaceptar a los trabajadores de forma inmediata en el trabajo «efectivo de su empresa» en exactamente las mismas condiciones de ya antes del despido y con abono inmediato de los sueldos que no han cobrado desde la extinción del contrato.

De este modo, la Audiencia estimó íntegramente la demanda interpuesta por los sindicatos USO y Sitcpla, representantes de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair al lado de el Sepla de pilotos contra el expediente de regulación de empleo a doscientos veinticuatro trabajadores de las bases de Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y Gerona.

La sentencia recoge que la compañía «no deseó abordar un periodo de consultas», como se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, y «se aprecia mala fe, fraude, coacción y abuso de derecho en el proceder patronal», conforme notifica USO.

El secretario general de este sindicato en Ryanair, Gustavo Silva, perjudicado por este ERE, apunta que la Audiencia Nacional ha sido «muy dura en su sentencia contra una compañía que siempre y en todo momento se ha valido de coartes y amenazas a su plantilla» y que «ha desdeñado las leyes y todas y cada una de las autoridades españolas».

La vista, festejada el diez de marzo, tuvo una duración de prácticamente 7 horas y en ella «quedaba acreditado» que las pruebas de que las causas productivas y organizativas en las que Ryanair fundamentaba su resolución de presentar el ERE «no estaban justificadas» y «ciertas, en verdad, eran inexistentes», remarca el sindicato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir