«Todo el planeta debería sentirse libre para ser quienes son, sin temor ni prosecución», informa la vicepresidenta de Valores y Trasparencia de la Comisión Europea, Vera Jourová. Este jueves, al lado de la comisaria de igualdad Helena Dalli, ha presentado la primera estrategia de la UE para impulsar la igualdad entre los colectivos LGBTIQ (lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, transexuales, travestís, intersexuales y queer) que plantea ampliar la lista de delitos europeos para cubrir asimismo el alegato homófobo. Conforme Bruselas,
«es imperativo que los Estados miembros reaccionen con velocidad» para revertir una tendencia poco a poco más alarmante. «Esto no va de ideología, de ser hombres o bien mujeres, sino más bien de amor. Esta estrategia no va contra absolutamente nadie. Va de asegurar la seguridad y la no discriminación», insiste Jourová.

La aceptación social de estos colectivos ha aumentado en los últimos tiempos y ha pasado del setenta y uno por ciento en dos mil quince al setenta y seis por ciento en dos mil diecinueve. Hoy día, veintiuno de los veintisiete Estados miembros –entre ellos España, Francia, Alemania, Italia, Irlanda o bien Malta- reconocen legalmente a parejas del mismo género al paso que 4 países –Dinamarca, Irlanda, Luxemburgo y Malta- han introducido en sus legislaciones procedimientos de reconocimiento de género sin requisitos médicos. No obstante, la discriminación por orientación sexual, identidad de género y peculiaridades sexual prosigue al tiempo medrando.

Conforme la Agencia Europea de Derechos Esenciales, en el año dos mil doce el treinta y siete por ciento del colectivo LGBT se sentía discriminado. En dos mil diecinueve ese porcentaje había repuntado al cuarenta y tres por ciento . «Para bastantes personas LGBTIQ en la Unión Europea aún no es seguro enseñar su aprecio públicamente, enseñar su orientación sexual, identidad de género o bien peculiaridades sexuales, así sea en casa o bien en el trabajo, ni sencillamente ser mismos sin sentirse conminados y un esencial número de personas están asimismo peligro de pobreza y exclusión social», apunta la Comisión Europea que ve particularmente «alarmante» la tendencia poco a poco más usual de incidentes y ataques contra este colectivo mediante la creación de «zonas libres de ideología LGBTIQ» y la intimidación en festivales. Una situación que se ha agravado a lo largo de la pandemia de coronavirus.

Medidas en 4 frentes

Para revertir la situación, y asegurar la igualdad Bruselas plantea actuar en 4 frentes. Primeramente, plantea fortalecer el marco legal contra la discriminación de este colectivo y uno de los primeros campos en su punto de atención va a ser el del empleo. La Comisión Europea examinará si los Estados miembros aplican estrictamente la directiva sobre igualdad de empleo y si es preciso presentará propuestas legislativas en dos mil veintidos. Asimismo planteará un nuevo marco regulativo concreto para abordar los peligros de discriminación inherentes a los sistemas de inteligencia artificial, un plan de acción sobre economía social que aborde la discriminación a conjuntos marginalizados, incluidos LGBTIQ y va a apoyar proyectos para combatir la desigualdad en la educación, la sanidad, la cultura y el deporte. «Si hallamos lagunas actuaremos», informa Jourová.

El segundo gran pilar va a ser asegurar la seguridad del colectivo. Si bien la Unión Europea dispone de legislación criminalizando el delito de odio y de incitación al odio basado en racismo y xenofobia, no existe exactamente la misma protección en el caso del alegato contra el colectivo LGBTIQ. Bruselas va a tratar de solucionar esta laguna con un plan para ampliar la lista que va a llegar en dos mil veintiuno. Además de esto, fortalecerá las medidas para combatir los mensajes contra estos conjuntos en la red de redes en la nueva ley digital que presentará la Comisión en unas semanas como en la revisión de la directiva sobre servicios de medios audiovisuales y el plan de acción sobre democracia.

El tercer gran campo de acción va a tener como objetivo resguardar los derechos transfronterizos de las familias formadas por gais, lesbianas y otras personas de estos colectivos. «Si uno es padre en un país es padre en todos los países», informa la Comisión que presentará en dos mil veintidos una iniciativa legislativa para respaldar el reconocimiento mutuo de la paternidad en el caso de reconocimiento en un Estado miembro. Asimismo explorará la posibilidad de respaldar el reconocimiento mutuo de parejas del mismo género y parejas registradas legalmente en casos transfronterizos como el reconocimiento de transexuales.

«Hay numerosos países que han alterado la legislación» mas «otros aplican requisitos»que podrían ser desmedidos y «violar los estándares de derechos humanos», acepta la Comisión que anuncia el lanzamiento de un diálogo intersectorial para fomentar la concienciación. Para finalizar, la estrategia apuesta por transformar a la Unión Europea en la portaestandarte a nivel del mundo incluyendo el compromiso a fortalecer los derechos de este colectivo en sus relaciones internacionales.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.