21.7 C
Madrid
martes 28 septiembre 2021
Inicio Economía La crisis de los chips va a hacer que en dos mil...

La crisis de los chips va a hacer que en dos mil veintiuno se dejen de fabricar nueve con cuatro millones de automóviles

La industria automovilística prosigue padeciendo escasez de chips, o bien semiconductores, y la enorme mayoría de marcas debe remodelar sus planes de producción para amoldarse a esta realidad, derivada de la enorme demanda mundial del componente y la caída de producción derivada de la pandemia. Conforme los datos de AutoForecast Solutions, ya se han dejado de fabricar 8.215.000 automóviles, contando turismos, camiones, buses y motos, en el mundo entero, cifra que ascenderá hasta los 9.436.000 a fines de año.

La industria productora de este componente está padeciendo para satisfacer una demanda exorbitante que no solo llega desde la industria de la automoción, sino más bien asimismo de las compañías telefónicas, de ordenadores y de electrónica normalmente. A lo largo de las últimas semanas, el aumento de casos de Covid-diecinueve en ciertos países que concentran la mayoría de la producción de chips, en especial en Malasia, ha provocado nuevos cierres en plantas de ensamblaje de semiconductores.

España pierde más de cien unidades

Conforme AutoForecast Solutions, en Europa se han dejado de generar ya 2.253.000 unidades y se podrían lograr las 2.713.000. En los mercados norteamericanos la cantidad alcanza ya los 2.629.000 y se encaran a una potencial pérdida de 2.934.000. En China se han eliminado de las proyecciones hasta 1.615.000 unidades a data de la redacción de este artículo y las estimaciones apuntan a un recorte de hasta 1.780.000 al final del año.

Del total de unidades perdidas en Europa, en España se superan ya las cien unidades. Plantas como la de Seat en Martorell o bien las de Vigo, Zaragoza y la villa de Madrid de Stellantis, entre otras muchas, han sufrido las consecuencias de la escasez de chips. Fuentes no oficiales de Stellantis, el Conjunto Renault y el Conjunto Volkswagen explican que el segundo semestre del año se prevé más difícil que el primero en España a consecuencia de la crisis de los chips y que las plantas se encaran a una ruptura de stocks que retrasará aún más las entregas de los vehículos pedidos. Exactamente las mismas fuentes advierten que no se recobrará cierta normalidad productiva hasta mediados de dos mil veintidos.

Martorell estuvo parada los días seis, siete y diez de septiembre en la enésima reestructuración de su producción este año por culpa de la carencia de semiconductores. En suma, han sido cuarenta turismos los que ha dejado de generar Seat en su planta catalana. En paralelo, Stellantis Vigo tiene parado el sistema 2, que monta monovolúmenes y furgonetas, desde el turno de la mañana de este lunes hasta, de forma previsible, hasta el primer turno del jueves. El sistema 2 ha parado quince días desde el momento en que los trabajadores de la fábrica viguesa volvieron de las vacaciones. Para la planta gallega, el recorte suma ya setenta unidades. Otras fábricas españolas, como la de Vitoria de Mercedes-Benz o bien las del Conjunto Renault en Palencia y Valladolid, cuentan asimismo por miles las pérdidas por culpa de la escasez de microchips.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.