22.6 C
Madrid
sábado 31 julio 2021
Inicio Internacional La defensa de Pablo Ibar solicita reiterar el último juicio pues el...

La defensa de Pablo Ibar solicita reiterar el último juicio pues el tribunal vulneró «derechos constitucionales»

La defensa de Pablo Ibar ha presentado un escrito de apelación frente al Tribunal de Florida en el que demanda la reiteración del juicio en el que el preso de origen vasco fue declarado culpable de 3 asesinatos, puesto que estima que el tribunal «vulneró derechos constitucionales» del acusado en el último juicio, conforme ha informado en un comunicado la asociación Pablo Ibar.

Pablo Ibar, que continúa hoy día recluido en la cárcel de Okeechobee (Florida), fue declarado culpable del triple crimen que terminó con las vidas de Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno y dueño de la residencia donde se cometieron los delitos, y de las jóvenes Sharon Anderson y Marie Rogers.

En el escrito, registrado frente al Tribunal de Apelaciones del 4º Distrito del estado de Florida, el letrado Joe Nascimiento basa en 13 motivos su recurso de apelación, en el que pide la cancelación de la cadena perpetua que le fue impuesta en dos mil diecinueve por un jurado. La defensa demanda asimismo la celebración de un nuevo juicio.

El letrado estadounidense sosten su petición en las «numerosas irregularidades y resoluciones de absoluta parcialidad» en las que, a su juicio, incurrió el juez Dennis Bailey, quien dirigió el último proceso, y al que acusa de «vulnerar derechos constitucionales».

En los ciento diecisiete folios de los que consta el escrito, Joe Nascimento, que formó una parte del equipo de juristas que defendió a Pablo Ibar en el juicio precedente, desgrana «una batería de irregularidades en las que habría incidido el juez Bailey, el día de hoy fuera de la carrera judicial tras no conseguir su reelección».

El letrado de Pablo Ibar mantiene que, en ciertos instantes del juicio, el tribunal de primera instancia de Broward County «abusó de su discrecionalidad» y, en otros, «cometió graves fallos jurídicos».

«Derechos constitucionales»

Nascimento asevera que el tribunal «violó los derechos constitucionales» del acusado a un jurado «justo y también ecuánime», al rechazar, entre otras cuestiones, «la petición de la defensa de sacar al jurado de la sala cuando el Estado se refirió de forma inaceptable al derecho constitucional del acusado a guardar silencio, implicando que su silencio era una admisión de culpabilidad». En su entender, forma «una clara violación de la Quinta Enmienda de la Constitución».

Además, el letrado comprende que exactamente el mismo órgano judicial «no actuó de forma ecuánime» cuando prohibió a la defensa interrogar a testigos clave para los intereses de Pablo Ibar, o bien cuando aceptó la declaración sobre una rueda de reconocimiento fotográfica de otro testigo que afirmó haber visto el día de los hechos a Ibar a bordo del Mercedes de Casimir Sucharski, una de las víctimas».

En este sentido, la defensa apunta en este sentido que los procedimientos puestos en práctica por los agentes que estudiaron los hechos «fueron innecesariamente sugestivos» y condujeron al testigo «a una probabilidad substancial de identificación equivocada«. Además de esto, agrega que la introducción de esta prueba «no fue inocua».

Joe Nascimento estima que el tribunal «vulneró» el derecho constitucional de Ibar a un proceso «con todas y cada una de las garantías y su derecho a la contradicción al prohibir que la defensa interrogase al especialista del Estado en materia de ADN sobre precedentes casos de contaminaciones cruzadas que se generaron en el Laboratorio de Criminalística del Sheriff del Condado de Broward».

En este sentido, ha recordado que la Fiscalía aportó para este juicio, de forma «un tanto sorpresiva», una camiseta que contenía «unas minúsculas muestras de ADN de Pablo Ibar». La defensa ha venido manteniendo que dicha muestra en cualquier caso fue «fruto de una polución» que se generó en el laboratorio.

Además de esto, en la apelación se critica la «conducta inadecuada» del fiscal Hables Morton, quien en el alegato final negó a Ibar su «derecho constitucional a un juicio justo».

Por este motivo, el letrado piensa que, de nuevo, el juez «abusó de su discrecionalidad» cuando desechó la queja de Pablo Ibar una vez que el fiscal concluyese su informe con una «declaración incendiaria». «Morton llegó a decir al jurado que ‘no dejara que este hombre se salga con la suya; se libre de haber cometido un asesinato'», ha recordado.

Traslado a la Fiscalía

Con la apelación ahora presentada se reactiva la maquinaria judicial por medio de la que Pablo Ibar pretende probar que no tuvo participación alguna en los 3 asesinatos que se le imputan y que se cometieron hace veintisiete años en un domicilio de Miramar, localidad cercana a Miami.

De ahora en adelante, el texto de la apelación va a ser trasladado a la Fiscalía a fin de que, por su parte, realice las alegaciones que estime oportunas.

Seguidamente, la defensa dispondrá de un nuevo turno para contestar los razonamientos de la acusación y solo entonces, el Tribunal de Apelaciones examinará los razonamientos de las partes y va a abrir un proceso de deliberación ya antes de producir su resolución, que va a ser la de reiterar de nuevo el juicio o bien rechazar la solicitud.

Esa resolución, conforme fuentes de la defensa, podría retardarse un año. Caso de que la apelación no prosperase, la defensa asistirá al Tribunal Supremo de Florida.

Por otro lado, la Asociación Pablo Ibar-Juicio Justo sigue trabajando en la colecta de fondos entre las instituciones, organismos y asimismo entre la ciudadanía que dejen costear la apelación, mediante una campaña de micromecenazgo. El presupuesto para esta fase es de doscientos dólares americanos (ciento sesenta y cuatro mil doscientos euros).

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.