18.4 C
Madrid
jueves 28 octubre 2021
Inicio Internacional La junta militar de Guinea rechaza la liberación al presidente depuesto

La junta militar de Guinea rechaza la liberación al presidente depuesto

La junta militar que ocupa el poder en Guinea-Conakri desde el golpe de Estado del día pasado cinco rechazó liberar al presidente guineano destituido, Alpha Condé, tras las conversaciones festejadas este viernes con una delegación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

En frente de los cotilleos sobre una posible salida del territorio del líder depuesto, la junta militar aseguró en un comunicado leído a última hora de el día de ayer en la T.V. nacional que «el expresidente de la República, Alpha Condé, continuará en Guinea».

«No cederemos a ninguna presión. Va a recibir un trato humano digno de su rango en su país», afirmaron los militares.

Alassane Ouattara, presidente de C. de Marfil, y Nana Akufo-Addo, presidente de Ghana y jefe de turno de la CEDEAO, fueron los representantes de la organización en el encuentro festejado este viernes en un hotel de la capital guineana con el coronel Mamady Doumbouya, primordial autor del golpe.

La delegación pudo visitar asimismo a Condé, que hallaron en buen estado, conforme declaraciones recogidas en medios locales.

La asamblea se generó una vez que el bloque de quince países -del que forma parte Guinea-Conakri- decidiese imponer sanciones contra los perpetradores del golpe en una cima excepcional festejada este jueves en la capital de Ghana, Accra.

La organización demandó, además, la vuelta al orden constitucional en 6 meses y la liberación de Alpha Condé.

Pese al rechazo a liberar al líder depuesto, Akufo-Addo declaró a los medios al salir de la asamblea que habían mantenido «una charla muy franca y fraternal con el coronel Doumbouya y sus asociados y cooperadores».

«Creo que la CEDEAO y Guinea hallarán la forma de pasear juntas», afirmó el presidente ghanés, sin dar más detalles.

Un conjunto de participantes de la manifestación contrarios a las sanciones recibió este viernes a los presidentes de la CEDEAO a su llegada al Aeropuerto Internacional Conakry Gbèssia, portando pancartas que reclamaban la «soberanía» de esta pequeña nación africana.

Suspensión en la CEDEAO

El pasado ocho de septiembre la CEDEAO ya decidió, tras otra cima excepcional, suspender a Guinea de todas y cada una de las instituciones de la organización, un caso seguido por la Unión Africana poquitos días después.

El golpe en Guinea-Conakri ha provocado miedos a un retroceso democrático en África Occidental, tras los 2 alzamientos militares que ha sufrido el vecino Mali desde agosto del año pasado y la toma del poder en Chad por una junta militar tras la muerte en combate del presidente Idriss Déby el pasado abril.

Alpha Condé, de ochenta y tres años y en el poder desde dos mil diez, fue depuesto y detenido por miembros del Conjunto de Fuerzas Singulares del Ejército dirigidos por el coronel Doumbouya, quien afirmó dar el golpe para crear las condiciones de un Estado de derecho.

El coronel, el nuevo hombre fuerte del país, justificó la asonada por «la ofensa a los principios democráticos, la politización excesiva de la administración pública, la mala administración financiera, la pobreza endémica y la corrupción» en el país.

Los golpistas crearon el Comité Nacional de Agrupación y Desarrollo (CNRD, por sus iniciales en francés) a fin de «empezar una consulta nacional para abrir una transición incluyente y pacífica».

El diálogo se desarrolla esta semana con diferentes actores sociopolíticos guineanos, como líderes de los partidos, representantes religiosos, empresarios del campo de la minería o bien los medios.

El pasado dieciocho de octubre, el país festejó comicios presidenciales en los que Condé optó a un controvertido tercer orden, no tolerado de entrada por la Constitución, tras un referendo en el tercer mes del año de dos mil veinte para mudar la Carta Magna, aprobado con un noventa y uno con cinco por ciento de votos.

Conforme ciertos observadores, ese cambio forzado, que provocó violentas quejas con víctimas, hizo al presidente frágil a una tentativa golpista.

Guinea-Conakri es uno de los países más pobres del planeta, mas tiene un esencial potencial minero, hidráulico y agrícola. Sus reservas de bauxita, materia prima para generar aluminio, son unas de las más esenciales del planeta y atrajeron en los últimos tiempos a inversores de China, Rusia y Francia.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.