La mejor formación para trabajadores en activo

Actualmente, los empleados buscan desarrollarse y crecer profesionalmente con el fin de estar preparados para las nuevas exigencias del mercado laboral. Una manera perfecta para afrontarlas es a través de la formación continua con los cursos subvencionados o bonificables de FUNDAE. 

Esto representa una oportunidad para que los empleados de cualquier empresa puedan apostar por un desarrollo y potenciar día a día sus experiencias y habilidades, algo de gran utilidad en medio de un mercado cada vez más competitivo. 

Una opción perfecta: cursos subvencionados

El deseo de adquirir nuevas capacidades en un sector en particular, ha permitido que las formaciones subvencionadas por FUNDAE sean más populares, siendo unos de los más específicos los cursos de hosteleria para empresas

El mercado está cambiando, por lo que es necesario que los empleados se adapten a la nueva era,  y las compañías cada día demandan mayores conocimientos y habilidades para esos constantes cambios.

Los cursos subvencionados ofrecidos a través de esta institución son la forma correcta para ayudar a que los profesionales adquieran formación de valor. Este proceso resulta posible gracias a la organización de las responsabilidades laborales y personales, sin dejar de tener en cuenta que se debe realizar un esfuerzo extra y dedicación para sacar el máximo provecho.

Por eso, solamente es necesario dedicar las horas indispensables y cumplir con los requisitos de acceso. Suelen ser cursos gratuitos, a los que se puede acceder sin necesidad de notificar a terceros.

La alternativa de los cursos bonificables

Al contrario de los cursos subvencionados, los bonificables o también llamados programados, son proporcionados por parte de las empresas a sus trabajadores, aunque en ambos casos, la formación es 100% gratuita para el empleado. Particularmente en los cursos bonificables, la empresa representa un papel muy significativo, ya que es la organización quien decide la formación a implementar.

La formación bonificada es una herramienta ideal tanto para las empresas como para los trabajadores, ya que se pueden llevar a cabo cursos de forma sistemática y en períodos anuales para obtener nuevas habilidades. 

Por otra parte, este sistema, que se rige por el Real Decreto 395/2007, permite que los empresarios dispongan parte del dinero de la Seguridad Social para decidir la opción más adecuada de acuerdo con las necesidades de los empleados. Por supuesto, todo gestionado bajo la organización FUNDAE, que coordina e impulsa la ejecución de las formaciones profesionales.

¿Cómo funciona FUNDAE?

Ésta es una institución para la formación profesional en el área laboral. Teniendo en cuenta los constantes cambios que ocurren y las nuevas técnicas que se implementan en un mundo tan globalizado, la educación es una de las claves del éxito en todo tipo de trabajo. 

Esta fundación, llamada anteriormente Tripartita, nació con el objetivo de informar acerca de los cursos ofrecidos para reforzar las destrezas de las exigencias del mercado y las necesidades de una empresa. Bajo este propósito, se regulan dos tipos de formaciones: subvencionada y bonificada.

Por lo tanto, FUNDAE se ha convertido en un instrumento fundamental para promover y concientizar sobre la importancia que tiene la formación en el mundo empresarial. Una educación continua que permite que, tanto los empresarios como los trabajadores, tengan un aumento de la productividad y cumplan con los objetivos planteados.

¿Por qué es tan importante este tipo de formación?

Basado en las palabras de Gustave Flaubert, “la vida debe ser una continua educación”, por eso, la formación en el mundo empresarial es sinónimo de rendimiento y productividad. Al acceder a estos cursos ofrecidos por FUNDAE se obtienen grandes beneficios, tanto para los empleados como para las compañías.

El trabajador puede adquirir nuevas habilidades relacionadas con su carrera profesional, estar más motivado, aumentar su confianza y participación, entender las innovaciones y los cambios, y lograr un mejor desempeño. Por lo tanto, la educación siempre será un retorno seguro de la inversión para cualquier compañía. Aumentar la productividad y la eficacia se traduce en mejores resultados para la empresa, por lo que no se debe dudar en invertir los recursos que sean necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir