9.8 C
Madrid
jueves 24 noviembre 2022
Inicio Internacional La opción del triunfo de Lula sobre Bolsonaro centra la atención en...

La opción del triunfo de Lula sobre Bolsonaro centra la atención en la víspera de las elecciones brasileiras

Unos ciento cincuenta y seis con cinco millones de votantes están citados a las urnas el último día de la semana en Brasil para escoger presidente en una disputa polarizada entre el ultraderechista Jair Bolsonaro y el progresista Luiz Inácio Lula da Silva, así para renovar el Congreso y escoger a los gobernantes regionales.

En vísperas de las presidenciales más polarizadas en la historia de Brasil, la primordial duda es si Lula, el líder del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), logrará más de la mitad de los votos válidos, que le garantizarán la elección sin precisar segunda vuelta.

Ello debido a que, conforme los últimos sondeos, el exdirigente sindical cuenta con el cincuenta por ciento de los votos válidos (ya descontados blancos y nulos), al tiempo que el líder ultraderechista, que aspira a la reelección, tiene un treinta y seis por ciento .

Ante semejante situación, Lula ha dedicado los últimos días de su campaña a buscar el llamado «voto útil», esto es a captar votantes de aspirantes sin posibilidades que deseen apoyarlo para dejar definido el litigio el último día de la semana.

El expresidente (dos mil tres-dos mil diez) extendió el viernes su campaña hasta Ceará, el estado de mayor repercusión del líder socialista Ciro Gomes, el tercer aspirante más votado en las presidenciales de dos mil dieciocho y que aparece tercero en los sondeos del año vigente (con un seis por ciento ), con la pretensión de procurar ganarse a los votantes de su exministro.

Conforme con los analistas, la posibilidad de que Lula logre asegurar la reelección el último día de la semana no depende tan solo de su éxito en la campaña para atraer el «voto útil» sino más bien asimismo del nivel de abstención, ya que una baja comparecencia a las urnas puede dañarlo.

Bolsonaro podría no reconocer los resultados

La otra gran duda en la víspera de las presidenciales es la posible reacción de Bolsonaro en el caso de una derrota, ya que el presidente ha dicho que tan solo admitirá el resultado caso de que las elecciones sean «limpias y trasparentes», algo que ha generado inseguridad.

Desde el instante en que Lula aparece como preferido en los sondeos, el líder ultraderechista viene poniendo en duda la confiabilidad y seguridad del sistema de votación electrónico de Brasil, dando a comprender que puede ser objeto de fraudes y aduciendo que las autoridades electorales tienen una preferencia por su contrincante.

Ciertos ámbitos, incluyendo los líderes del PT, se temen que el jefe de Estado esté preparando el terreno para buscar apoyo para un posible golpe de Estado.

La urna electrónica viene siendo utilizada por Brasil desde mil novecientos noventa y seis sin que hasta el momento se haya comprobado un fraude.

Desventaja en las regionales y legislativas

A pesar del extenso favoritismo de Lula en las presidenciales, los líderes en los sondeos en las disputas por los Gobiernos regionales son aspirantes de partidos de centroderecha.

El Unión Brasil, un partido nacido el año pasado de la fusión de los derechistas Demócratas y Partido Social Liberal, es la capacitación que, conforme los sondeos, podría conseguir más gobernaciones en las elecciones regionales, ya que, conforme las últimas encuestas, sus aspirantes son preferidos en por lo menos siete de los veintisiete estados del país.

Enseguida, los partidos con más aspirantes liderando los sondeos son el Movimiento Democrático Brasileiro (MDB), mayor fuerza de centroderecha del país y con opción de seleccionar los gobernantes de 4 estados, y el derechista Partido Progresistas (PP), con 3 aspirantes preferidos.

Los partidos de Lula y de Bolsonaro se encuentran entre los menos competitivos en las regionales, mas el PT lidera los sondeos en 3 estados, entre ellos S. Paulo, el más poblado y rico del país, que jamás ha sido regida por esta fuerza de centroizquierda.

En lo que se refiere al Congreso, del que van a ser escogidos la totalidad de los quinientos trece miembros del Congreso de los Diputados y veintisiete de los ochenta y uno miembros del Senado (una tercera parte), las proyecciones señalan que el futuro presidente deberá lidiar con un Congreso poco renovado, muy fragmentado y con una mayoría de legisladores vinculados a partidos conservadores y de centroderecha.

Conforme las proyecciones de la firma Quaest, los partidos conservadores proseguirán ocupando la mitad de las sillas de la Cámara Baja, los de derecha se encogerán levemente (de doscientos cincuenta y tres a doscientos cuarenta y cinco) y los de izquierda medrarán (de ciento veintiuno a ciento veintinueve).

Los partidos próximos a la alianza dirigida por Lula deben elevar su número de representantes de doscientos veintidos a doscientos treinta y cuatro, incluyendo los de ciertas formaciones de centro que apoyaron los precedentes gobiernos del PT, conforme con Quaest.

Los que están en la órbita de Bolsonaro van a perder ciertas sillas, de ciento noventa y cuatro a ciento ochenta y uno, conforme exactamente las mismas proyecciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.