13.4 C
Madrid
jueves 24 noviembre 2022
Inicio España La pandemia destapa el drama demográfico de España: todos los años va...

La pandemia destapa el drama demográfico de España: todos los años va a haber más muertes

La covid-diecinueve no ha supuesto un incremento de la mortalidad en España, pues, en estos más de un par de años, ha acaparado el número de muertes que otros años copaban otros virus respiratorios que no han circulado, mas hay que aceptar que de año en año va a haber más defunciones frente al irrefrenable ritmo de envejecimiento de la población y el incremento de las personas frágiles.

Así lo ha expuesto el especialista en Medicina Precautoria Jesús Castilla en su intervención en la mesa redonda «La vigilancia y control de la covid-diecinueve», festejada en el marco de la XL Asamblea Anual de la Sociedad De España de Epidemiología (SEE), centrada este año en los «Desafíos del siglo XXI: Medio Entorno, Cambio Climático y desigualdades sociales».

«El cómputo de la pandemia normalmente ha sido muy satisfactorio, mas hay que comprender que era una pandemia y no podíamos aguardar que pasara sin influencia», ha comenzado el epidemiólogo, jefe del conjunto de vacunas de la SEE.

Un par de años y medio después, se pueden extraer conclusiones positivas, como el haber conseguido en tiempo récord vacunas muy eficientes y altas coberturas.

Asimismo negativas: un gasto sanitario desmedido, cambios de hábitos en la demanda asistencial que llevan a los ciudadanos a que, «aun siendo asintomáticos, han debido llamar al médico», lo que ha minado la atención primaria, como daños a la salud mental y desatención de otras nosologías, entre otros.

Además de esto, ha dejado otras lecciones que deben evitarse, como es reiterar el alegato que ha dominado este tiempo que ha tendido a «engrandecer el inconveniente«, la excesiva «injerencia» de los niveles de toma de resolución o las interferencias mediáticas. «Se ha querido ir rapidísimo y se ha hecho sin meditar», ha considerado Castilla.

Lo que la covid ha dejado de manifiesto, sobre todo, es un inconveniente sociodemográfico: cada vez existen más población frágil y el ritmo de envejecimiento no para de medrar.

Así, y llevándolo a tasas ajustadas por edad, que es la manera adecuada en que debe medirse la mortalidad, la covid no ha significado un incremento de la mortalidad -si bien sí de muertes, por el hecho de que hay más población y más avejentada- ni ha tenido un impacto demográfico relevante.

Se da la coyuntura asimismo de que dos mil diecinueve fue muy conveniente para la mortalidad y fue extraordinariamente baja, con lo que ciertos de esos fallecimientos han podido desplazarse a dos mil veinte y dos mil veintiuno.

Ello sin olvidar que en estos más de un par de años apenas han circulado otros virus, de manera que las muertes por covid han reemplazado a las que se generaban por otras enfermedades respiratorias como la gripe en años precedentes.

Conforme con una investigación del Instituto de Salud de Navarra, ha argumentado el especialista, entre dos mil dieciseis y dos mil diecinueve un cuarenta por ciento de los fallecidos tenían una PCR positiva a algún virus respiratorio. Entre el dos con cinco y el siete por ciento tenía gripe, un peso que es afín para el resto de virus.

Si se extrapola al conjunto de la población de España, ha continuado el especialista, todos los años mueren hasta sesenta personas por virus respiratorios, de manera que «no resulta tan exageradas» las cantidades de muertes por covid confirmadas en este tiempo: cincuenta y uno en dos mil veinte, treinta y nueve en dos mil veintiuno y veintitres en lo que llevamos de dos mil veintidos.

Con todo, hay que admitir que el número de muertes anuales no parará de medrar, y no ya por covid o gripe, sino más bien asimismo por las olas de calor. «La realidad que debemos aceptar es que tenemos poco a poco más población y cada vez está más avejentada y avejenta más veloz, con lo que de año en año habrá más muertes», ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.