9.8 C
Madrid
jueves 24 noviembre 2022
Inicio Sociedad La ‘pornovenganza’ avizora a las jóvenes

La ‘pornovenganza’ avizora a las jóvenes

Mónica fue víctima de ‘pornovenganza’ a los dieciseis años. Terminó con la vida destrozada cuando propagaron un vídeo sexual en el que aparecía ella sin su permiso. «Se encerró en casa. No deseaba salir con sus amigas y tampoco de su habitación. Dejó de comer. Sentía tanta culpa y vergüenza que dejó los estudios. Costó año y medio que volviese y sus progenitores le cambiaron de centro. Y la contestación del instituto fue que ‘debía haberse controlado y no grabarse’».

5 años tras aquello, Mónica prosigue yendo a la sicóloga de la asociación Alanna. Violonchelo Álvarez es psicoterapeuta y presidente de la organización. Cuenta que ese es uno de tantos casos que trata, y demanda que «quien propaga un vídeo por hacer la gracia puede generar que una chavala acabe a lo largo de años con pastillas para la depresión, autolesiones e intentos de suicidio«.

La ‘pornovenganza’ es un delito tipificado en el código penal. Es acoso. Y es una forma de violencia contra las mujeres. Acostumbran a cometerla exparejas, y se trata de la filtración de un vídeo íntimo sin permiso, con la meta de hacer mucho daño. Y muy frecuentemente lo logran. Las penas por este delito cambian dependiendo de la gravedad de las consecuencias, mas algo esencial es que son igualmente duras para quien filtra el vídeo y para quien lo propaga a otras personas.

En Instagram y Fb

Conforme una investigación del Observatorio de Violencia Digital del Gobierno, la ‘pornovenganza’ es el delito de violencia digital más común, y lo cada vez es más entre mujeres de dieciocho y veinticuatro años. Es más, Álvarez asevera que está medrando mucho entre las chicas menores, que son el cinco por ciento . Este delito acapara el treinta y cinco por ciento de los casos, seguido del ciberacoso (treinta por ciento ) y las publicaciones sin permiso de datos personales (quince por ciento ). Los canales donde más se cometen estos delitos son Instagram (treinta y cinco por ciento ) y Fb (treinta y cinco por ciento ).

Para esta clase de delitos digitales el Gobierno cuenta con el teléfono diecisiete. Es gratis y está libre las veinticuatro horas. Cuenta con personal para perseguir y penar los delitos que se cometen en la esfera digital.

Ángela Escribano es asesora de Delegación del Gobierno para la violencia sexista, y remarca que, si bien la mayor parte de mujeres víctimas no denuncian y prefieren olvidar, hay que hacer todo lo opuesto. «Es preciso dar un paso adelante, hay que compilar toda la información que se pueda, guardarla, y buscar ayuda para denunciarlo», explica. La enorme mayoría de demandas son de mujeres de cuarenta y cinco a sesenta años.

Mas no solo hay que mentalizar a los pupilos, Álvarez reclama que asimismo se hable con los maestros. «Los institutos no tienen ningún protocolo de actuación para estos casos. No saben qué hacer, y en verdad, en general la que termina cambiándose de instituto por la culpa y la vergüenza que siente es ¡No el atacante! Ella se va, y se queda. Y lo afirmamos por experiencia, basándonos en los casos que llegan a la asociación», demanda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.