18.4 C
Madrid
martes 28 septiembre 2021
Inicio Sociedad La primera manifestación contra el suicidio demanda medidas urgentes

La primera manifestación contra el suicidio demanda medidas urgentes

Un inconveniente tan grave y silenciado como el suicidio rompe el tabú y copando la agenda ciudadana. Cientos y cientos de personas han participado este sábado en la capital española en la primera gran manifestación que se festeja en España para demandar al Gobierno que ponga en marcha medidas de prevención pues el suicidio es una muerte eludible. Miembros del Congreso de los Diputados de Unidas Podemos, Ciudadanos y Más País han participado en la queja para demandar al Gobierno que «el lamento ciudadano se transforme en una prioridad política», en palabras de Íñigo Errejón (Más País).

Anteriormente, los impulsores de 3 campañas de recogidas de firmas, mediante la plataforma change.org, Román Reyes, Carlos Pérez y María Jesús Irurtia, han entregado prácticamente un millón de rúbricas en el Ministerio de Sanidad demandando medidas urgentes de prevenión, la contratación de más sicólogos en la sanidad pública, campañas de concienciación y un teléfono público de atención a las personas con ideas suicidas y sus familias.

En el Ministerio han sido recibidos por la directiva general de Salud Pública, Pilar Aparicio, quien «ha culpado a la pandemia» del retraso en la aprobación de la Estrategia para la Salud Mental, conforme ha explicado tras el encuentro María Jesús Irurtia. Aparicio ha prometido a los convocantes que «dentro de poco» van a ser recibidos por la ministra, Carolina Darias, y que está les concretará la data de aprobación de la nueva Estrategia, por el hecho de que tanto Darias como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «está preocupadísimos» por los problemas médicos mental, que se han agrabado exactamente con la llegada del covid y la crisis económica que ha provocado.

Sin teléfono

Aunque, una de sus demandas, la creación de un teléfono público, corto, afín al dieciseis que ayuda en la violencia sexista, no se va a poner en marcha en un corto plazo pues, conforme les ha trasmitido Aparicio, acarrea «grandes contrariedades«.

Todo ello ha provocado una «sensación de escepticismo» a los impulsores de la manifestación, ciertos cuales ya fueron recibidos hace prácticamente un año por el ministro por aquel entonces, Salvador Illa y solo recibieron promesas en un largo plazo. «Ha pasado ya un año y proseguimos aguardando y la pena es que, mientras, diez personas al día se quitan la vida. Los políticos van tarde», ha lamentado Román Reyes.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.