18.4 C
Madrid
martes 28 septiembre 2021
Inicio Salud La rehabilitación de alta intensidad mejora la restauración de los ictus

La rehabilitación de alta intensidad mejora la restauración de los ictus

Un análisis retrospectivo hecho por estudiosos del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) y del University College London (UCL) ha concluido que una terapia de alta intensidad en los seis meses siguientes a un ictus ofrece los mejores resultados de rehabilitación.

Conforme los estudiosos, estos resultados sugieren que los protocolos de tratamiento estándar aplicados por muchos sistemas de salud para pacientes de ictus habrían de ser revisados.

El ictus, o bien accidente cerebrovascular, es una de las primordiales causas de muerte y discapacidad en adultos en el mundo entero, y la terapia de rehabilitación es hoy en día de las mejores opciones que tienen los pacientes para procurar recobrar la función motora perdida.

Discute entre la comunidad científica

Aunque múltiples estudios en las últimas décadas han señalado las ventajas de iniciar la terapia de manera temprana, en los seis meses siguientes a un accidente cerebrovascular, hay un discute entre la comunidad médica sobre qué intensivo habría de ser precisamente.

Además de esto, las pautas sanitarias actuales en muchas unas partes del planeta aún dictan que la rehabilitación no debe empezar prontísimo tras un accidente cerebrovascular (primeras 1-dos semanas), que la duración de cada una de las sesiones individual ha de ser corta y que los pacientes han de ser dados de alta temprano.

No obstante, los resultados de este estudio, que publica la gaceta «Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry», prueban los «apabullantes beneficios» de la rehabilitación de alta intensidad -en oposición a la de baja intensidad- y reafirman los beneficios conocidas de un comienzo temprano de la rehabilitación tras un ictus.

El estudio ha sido dirigido por los estudiosos Paul Verschure y Belén Rubio Ballester, del Conjunto de Sistemas Sintéticos, Perceptivos, Emotivos y Cognitivos (SPECS) del IBEC, en cooperación con Nick S. Ward, de la UCL.

Los estudiosos equipararon los resultados de 2 estudios independientes de rehabilitación en los que participaron un total de cuatrocientos cincuenta y cinco pacientes de accidente cerebrovascular que habían perdido una parte de la función motora de los brazos.

En el primer estudio, hecho por la UCL, hicieron un programa de rehabilitación de tres semanas, con seis horas de terapia al día, más o menos noventa horas en conjunto.

En el segundo estudio, con el Sistema de Juegos de Rehabilitación del IBEC, los pacientes prosiguieron un programa de tres a doce semanas en el que recibieron solo de veinte a treinta minutos de terapia al día (de siete con cinco a treinta horas en conjunto).

En este último conjunto, los pacientes recibieron terapia usual o bien rehabilitación basada realmente virtual.

Midiendo la tasa de mejora semanal de cada paciente con relación a su respectivo potencial de restauración, hallaron que la restauración de aquellos que recibieron seis horas de terapia al día fue significativamente mayor de la que los que hicieron solo de veinte a treinta minutos.

Asimismo vieron que los beneficios de la rehabilitación reducen cuanto después empieza la terapia tras un accidente cerebrovascular, si bien observaron que las ventajas de percibir terapia de alta intensidad fueron suficientes para superar los efectos perjudiciales de un comienzo tardío en la rehabilitación.

«Estos resultados nos muestran que los estándares de atención que ofrecen muchos sistemas de salud deben regresar a analizarse», ha subrayado Belén Rubio, que piensa que esta terapia de alta intensidad se podría incorporar en los sistemas de salud «mediante rehabilitación basada realmente virtual que deje a los pacientes hacer terapia en casa».

Los estudiosos piensan que los pacientes que recibieron terapia de alta intensidad habrían mostrado mejoras todavía mayores si la duración de su programa se hubiese prolongado a lo largo de más de tres semanas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.