La utilización vuelve a medrar en mayo por primera vez a lo largo de la pandemia con ciento ochenta y 7 mil ochocientos catorce afiliados ms

thumbnail

La Seguridad Social cerró el mes de mayo con un incremento de ciento ochenta y 7 mil ochocientos catorce afiliados (+1 por ciento ), su mayor levanta en un mes de mayo desde dos mil quince, lo que situó el total de ocupados en 18.584.176, conforme datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes.

Este es el dato con el cerró el sistema a último día de mes y el que mejor refleja el impacto de la pandemia del coronavirus en la afiliación. Este avance contrasta con las caídas que se registraron en el mes de marzo y abril, cuando la ocupación cayó en ochocientos treinta y cuatro mil y cuarenta y nueve y setenta y cuatro personas, respectivamente.

Prosigue acá el minuto a minuto sobre la crisis del coronavirus

Si se examina el efecto de la pandemia del coronavirus desde mediados de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, hasta finales de mayo, el cómputo es, sin embargo, negativo, puesto que en este periodo se han perdido setecientos sesenta ochenta y dos afiliados.

En concepto de afiliación media (que es la que se venía publicando ya antes de la crisis sanitaria), la Seguridad Social registró un incremento de noventa y 7 y cuatrocientos sesenta y dos ocupados con respecto a abril (+0,5 por ciento ), el primer incremento desde el impacto de la pandemia, hasta situar la afiliación media en 18.556.129 cotizantes.

En términos desestacionalizados, en el mes de mayo se perdieron setenta y uno ocupados (-seiscientos noventa y mil cincuenta y tres en el mes de abril), al paso que en el último año el sistema ha perdido ochocientos ochenta y cinco mil novecientos ochenta y cinco cotizantes de media (-cuatro con cinco por ciento ), la mayor parte en el Régimen General (- ochocientos veinticinco mil trescientos sesenta y cinco, -cinco con uno por ciento ). El Régimen de Autónomos, por su lado, ha restado cincuenta y seis y novecientos cuarenta y ocho afiliados medios en comparación con mayo de dos mil diecinueve (-uno con siete por ciento ).

Prácticamente tres millones de personas en ERTE

Del total de afiliados a cierre de mayo, 2.998.970 estaban protegidos por una situación de suspensión total o bien parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, 2.616.553 se hallaban en situación de ERTE a la fuerza mayor.

Desde finales de abril, cuatrocientos cincuenta y 7 mil novecientos nueve personas han dejado de estar en situación de ERTE a la fuerza mayor, al paso que setenta y noventa y cuatro se han visto incluidas en un ERTE mas no a la fuerza mayor.

A fines de mayo, los campos donde hay más afiliados en un ERTE a la fuerza mayor son Servicios de comidas y bebidas (seiscientos cincuenta y mil cuatrocientos cuarenta y dos perjudicados), Comercio al por menor, salvo de automóviles de motor y motos (trescientos veintisiete mil ciento cincuenta y ocho) y Servicios de alojamiento (doscientos dieciseis mil ciento quince).

Para finalizar, las comunidades donde hay más ocupados en ERTEs de fuerza mayor son Cataluña (quinientos veinte setecientos setenta y seis), la capital de España (cuatrocientos cincuenta y cinco mil cuatrocientos cincuenta y cuatro) y Andalucía (trescientos sesenta y cuatro mil seiscientos cuarenta y tres).

La afiliación media sube en  noventa y 7 y cuatrocientos sesenta y dos personas

En términos promedio, la afiliación a la Seguridad Social ganó noventa y 7 y cuatrocientos sesenta y dos ocupados en el mes de mayo, con repuntes en todos y cada uno de los regímenes, salvo el del Lignito, que perdió veinte ocupados.. El Régimen General sumó ochenta y 7 y ciento ochenta y uno afiliados medios en el mes de mayo con respecto a abril (+0,57 por ciento ), al tiempo que el Régimen Singular de Trabajadores Autónomos (RETA) ganó nueve.640 ocupados (+0,3 por ciento ).

En el Régimen General, el Sistema Singular Agrario sumó treinta y uno.220 afiliados medios con relación a abril (+4,1 por ciento ).

Por ámbitos, la construcción elevó en cincuenta y dos y ochocientos noventa su cifra de ocupados en el mes de mayo, un siete por ciento más que en el mes de abril, al paso que la agricultura ganó tres.358 cotizantes (+4,7 por ciento ) y la hostelería sumó veintiocho y doscientos cincuenta y uno afiliados (+2,5 por ciento ).

El paro sube en mayo en veintiseis y quinientos setenta y tres personas, su mayor levanta en este mes de la historia

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (viejo Inem) subió en veintiseis y quinientos setenta y tres desempleados en el mes de mayo (+0,69 por ciento ), su mayor repunte en un mes de mayo de toda la serie histórica, debido a la crisis producido por el coronavirus, conforme datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

Sin embargo, el aumento de mayo ha sido diez veces menor que el registrado en el mes de abril y once veces más bajo que el de marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de doscientos ochenta y dos mil ochocientos noventa y uno y trescientos dos mil doscientos sesenta y cinco parados, respectivamente. Trabajo ha señalado además de esto que el ritmo mensual de desarrollo del desempleo se ha reducido desde el ocho por ciento de abril al 0,69 por ciento en el mes de mayo.

El volumen total de parados alcanzó al concluir mayo la cantidad de tres.857.776 desempleados, la más alta del registro desde mayo de dos mil dieciseis.

Si bien el ritmo de ascenso del paro se ha ralentizado en frente de los meses precedentes, la subida de mayo de este año es la más alta registrada jamás en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de once personas el que hasta el momento era el único y mayor repunte de un mes de mayo: el de dos mil ocho, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en quince personas.

El dato de paro de mayo, como ocurrió en el tercer mes del año y abril, no incluye a los trabajadores que se hallan en suspensión de empleo o bien reducción horaria a consecuencia de un ERTE, en tanto que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro subió en el mes de abril en ciento veintidos mil cuatrocientos cincuenta y ocho personas, al paso que en el último año el desempleo amontona un incremento de setecientos setenta y ocho mil doscientos ochenta y cinco personas, lo que supone un veinticinco,3 por ciento más, frente al son de avance interanual del veintiuno con uno por ciento del mes precedente.

Los servicios suman cuarenta parados más

El impacto de la crisis sanitaria y las medidas de suspensión o bien limitación de la actividad para eludir el contagio pasaron factura al ámbito servicios, la agricultura y el colectivo sin empleo precedente. En cambio, el paro descendió en mayo en la construcción, con veintitres.717 desempleados menos (-seis con nueve por ciento ) y en la industria, donde el paro se redujo en doscientos sesenta y dos personas (-0,08 por ciento ).

Entre los ascensos, el ámbito servicios fue de nuevo el más castigado en valores absolutos, al sumar cuarenta y setecientos ochenta y cuatro parados con respecto a abril (+1,5 por ciento ), seguido del colectivo sin empleo precedente, que registró el mayor repunte en términos relativos, un tres,3 por ciento , el equivalente a nueve.058 parados más. La agricultura, por su lado, elevó su cifra de desempleados en setecientos diez personas con respecto al mes precedente (+0,4 por ciento ).

Solo suben entre las mujeres

El paro subió en el mes de mayo solo entre las mujeres, con un incremento de treinta y nueve y ochocientos setenta y ocho desempleadas con respecto a abril (+1,8 por ciento ), al tiempo que bajó en trece y trescientos cinco personas entre los varones (-0,8 por ciento ). De esta manera, al acabar el quinto mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 2.191.678 y el de varones, en 1.666.098.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de veinticinco años subió un dos con cuatro por ciento en el mes de mayo, con siete.752 parados más que en el mes de abril, al tiempo que el paro de las personas con veinticinco años y más aumentó en dieciocho y ochocientos veintiuno desempleados (+0,5 por ciento ).

El paro subió en mayo en diez comunidades autónomas, en especial en Cataluña (quince y trescientos treinta y nueve parados), la villa de Madrid (+14.336) y Canarias (+6.093), y bajó en las 7 sobrantes, primordialmente en Andalucía (-nueve.210), Castilla-La Mácula (-cinco mil setenta y cinco) y Extremadura (-cuatro mil cincuenta y seis).

Por provincias, el paro descendió en mayo en veintitres de ellas, encabezadas por Sevilla (-tres.965 desempleados), Cádiz (-dos mil novecientos once) y Badajoz (-dos mil setecientos cinco), y subió en veintinueve, singularmente en la capital española (+14.336 parados), Barna (+14.032) y Las Palmas (+3.864).

El paro registrado entre los extranjeros subió en mayo en nueve.593 desempleados (+1,9 por ciento ) en comparación con mes precedente, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en quinientos seis mil ochocientos ochenta y dos, con un repunte de ciento treinta y tres mil quinientos setenta y dos parados en el último año (+35,8 por ciento ).

La contratación se cae un cincuenta y nueve por ciento anual

En lo que se refiere a la contratación, en el mes de mayo se efectuaron ochocientos cincuenta seiscientos diecisiete contratos, un cincuenta y nueve por ciento menos que en exactamente el mismo mes de dos mil diecinueve, mas un veintiseis con tres por ciento más en la comparativa con el mes precedente.

Del total de contratos firmados en el mes de mayo, setenta y seis y seiscientos noventa y dos fueron indefinidos, el nueve por ciento del total, con un descenso del cincuenta y ocho con tres por ciento con respecto a mayo del año pasado.

En los contratos indefinidos, los contratos a tiempo completo sumaron cuarenta y cinco y seiscientos cuarenta y ocho, un cincuenta y 7 con dos por ciento menos que en igual mes de dos mil diecinueve, en la medida en que los contratos indefinidos a tiempo parcial sumaron treinta y uno.044, con un retroceso anual del sesenta por ciento .

Del resto de contratos, prácticamente setecientos setenta y cuatro mil fueron contratos temporales, de los que el veintiseis con cinco por ciento fueron ocasionales por circunstancias de la producción a tiempo completo y el cuarenta con siete por ciento fueron de obra o bien servicio, asimismo a tiempo completo. Por su lado, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial supusieron el diecinueve con dos por ciento .

Prácticamente tres,8 millones de posibilidades reconocidas desde el estado de alarma

Trabajo ha informado aparte de que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha reconocido tres.748.009 posibilidades entre el dieciseis de marzo y el treinta y uno de mayo, que están abonadas merced al acuerdo firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades. Puesto que hay trabajadores a los que ha perjudicado más de un ERTE, esta cantidad es mayor al total de adjudicatarios.

El SEPE ha reconocido el noventa y ocho con cinco por ciento de las peticiones recibidas. Quedan pendientes nuevas posibilidades o bien aquellas en las que hay que remediar fallos extraños al organismo.

En el mes de mayo el número de posibilidades abonadas por la parte del Servicio Público de Empleo Estatal alcanzó la cantidad récord de 5.988.572, de las que setecientos noventa y mil novecientos veintiuno son nuevas posibilidades. El total incluye las posibilidades por desempleo y los perjudicados por un ERTE, incluyendo los que retornaron total o bien parcialmente a la actividad a lo largo del mes de mayo. El importe total abonado asciende a cinco mil ciento veintiuno millones de euros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir