11.1 C
Madrid
jueves 24 noviembre 2022
Inicio Economía Las compañías aéreas se sublevan contra los nuevos impuestos de la UE...

Las compañías aéreas se sublevan contra los nuevos impuestos de la UE y España y informan de billetes más costosos

Los grandes del campo aéreo de España hacen frente común para frenar el impacto que aseguran que van a tener en su negocio el nuevo bulto de medidas ambientales que prepara la UE y los nuevos impuestos que plantean tanto Bruselas como el Gobierno de España concretos para la industria aérea.

En un acto encabezado en la capital de España por Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, y con el respaldo de los máximos ejecutivos de las primordiales aerolíneas que operan en el mercado de España (Iberia, Air Europa, Air Nostrum, easyJet, Iberia Express…) y de la patronal internacional IATA, la industria ha alertado de los múltiples golpes socioeconómicos que, conforme sus estimaciones, van a tener sobre el ámbito y sobre el conjunto de la economía de España. Un impacto, además de esto, que sería considerablemente mayor en España que en resto de países de la UE por el enorme peso del turismo en el PIB nacional (en torno al doce con cinco por ciento del total).

El plan de la UE para impulsar la descarbonización ‘Fit for 55’, con la meta de reducir un cincuenta y cinco por ciento las emisiones de CO2 en dos mil treinta, contempla medidas ambientales para el campo aéreo como un endurecimiento del comercio de los derechos de emisión o el incremento del porcentaje de carburantes sustentables usados por los aeroplanos. La UE asimismo trabaja en que los 27 apliquen un nuevo impuesto al keroseno y, además de esto, el Gobierno de España se plantea aplicar una tasa concreta a los billetes aéreos como una parte de la fiscalidad verde (Hacienda activó su estudio, mas quedó congelada la aplicación por la pandemia).

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que reúne a una sesentena de aerolíneas que operan en los aeropuertos españoles, resalta que las medidas ambientales comunitarias van a suponer un sobrecoste para el campo aéreo, mas acepta que servirán para avanzar cara la descarbonización de la industria áerea. No obstante, la patronal aérea se protesta de que los nuevos tributos que preparan la UE y el Gobierno de España solo servirán para encarecer los billetes aéreos y perder clientes del servicio, y que no son eficientes para el propósito de avanzar cara la reducción de las emisiones.

Menos turismo, menos empleo

ALA y las primordiales compañías del campo advertido del impacto en su negocio, en todo el campo turístico y para el conjunto de la economía de España. Un informe de la asesora Deloitte, encargado por la propia patronal aéreo, recoge estimaciones específicas de los múltiples golpes socioeconómicos que representaría el bulto de medidas del ‘Fit for 55’ y la aplicación del impuesto sobre los billetes aéreos del Gobierno de España.

Conforme el estudio ‘Volando cara un futuro sostenible’ de Deloitte, aplicar todas y cada una de las medidas haría que España perdiese en dos mil treinta un total de once millones de turistas internacionales; reduciría los ingresos por turismo -lo que verdaderamente gastan los viajantes extranjeros en el país- en doce y doscientos millones de euros; recortaría el PIB de España en uno con seis puntos porcentuales (el equivalente a veintitres y cuatrocientos millones de euros); y destrozaría cuatrocientos treinta trabajos al final de la década.

Desde ALA y Deloitte se apunta que la mayoría de este impacto económico se debe a la ocasional aplicación de los nuevos impuestos. Conforme sus estimaciones, las medidas fiscales concentrarían un cero con nueve por ciento de la caída del PIB de España y la pérdida de doscientos treinta y seis mil trabajos en el conjunto de la economía nacional, frente al recorte del cero con siete por ciento del PIB y los ciento noventa y cuatro mil puestos perdidos por las medidas medioambientales.

«Anhelo recaudatorio»

“Desde el campo estamos conformes con las medidas medioambientales que contribuyan a lograr el propósito [de emisiones netas cero en 2050], y estamos prestos a aceptar un sobrecoste en la medida que contribuyen a la descarbonización del ámbito. No obstante, las medidas fiscales responden a un anhelo recaudatorio y no descarbonizan, produciendo un esencial impacto en el campo turístico”, ha apuntado Javier Gándara, presidente de ALA y máximo ejecutivo de easyJet en el mercado de España.

“Pedimos prudencia y no arrancar nuevas medidas fiscales e impuestos que pueden suponer un esencial lastre para la competitividad del ámbito aéreo”, ha reclamado el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, “la sostenibilidad no puede ser a cualquier costo, hace falta una transición ecológica ordenada y con jalones realistas, con inteligencia y sin hacer perder competitividad a nuestras empresas”.

Desde Iberia se ha alertado de que la aplicación de la nueva fiscalidad acarreará un encarecimiento de los billetes aéreos, con el consecuente golpe a la demanda. «En las últimas décadas el campo aéreo ha logrado democratizar el turismo. Mas con estas medidas se va a terminar con esa democratización. Solo podrán viajar las elites, exactamente los mismos que viajaban en los ochenta», ha apuntado Juan Cierco, directivo Corporativo de Iberia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.