Las vacaciones ms laborales de la Familia Real

Las vacaciones ms laborales de la Familia Real

«Como afirmaba el padre de Julio Iglesias, esto ha sido extraño, extraño, extraño». De este modo define el veterano fotógrafo Bernardo Paz las vacaciones en Mallorca de la Familia Real de este dos mil veinte. Unas vacaciones sin instantes relajados, dedicadas al trabajo, y con cambios esenciales, como la visita a las otras islas del archipiélago, como Menorca y Ibiza. Unos días que han estado marcados por la ausencia de salidas de ocio, de regatas o bien de salidas con amigos; la meta de estas visitas a la Comunidad Autónoma era la promoción de Balears como destino seguro frente a la crisis provocada por la Covid-diecinueve y el «relanzamiento» de la imagen internacional de Felipe VI, Letizia, Leonor y Sofía (apoyados también por múltiples ministros del Gobierno en sus visitas) tras la crisis institucional que vive la Corona con la marcha de Juan Carlos I –cuyo paradero se descubrió este lunes: Emiratos Árabes Unidos–, conforme apunta la cronista y cooperadora de este periódico Vanessa Sánchez.

Algo que llamó la atención del fotógrafo fue la visita a Petra, el primer acto oficial –que no era una audiencia con las autoridades– de estas «no vacaciones» de los reyes y sus hijas: «Me semeja de las mejores acciones que podrían haber hecho, sobre todo con la que cae», afirma, refiriéndose tanto a la crisis del coronavirus como a la situación de la corporación tras la partida de Juan Carlos I. «No solo fue una forma de respaldar la proyección de la figura de Junípero Serra al exterior, sino más bien asimismo de probar su compromiso intelectual y también ideológico con el personaje. Creo que es una de las acciones más comprometidas que ha hecho por acá Felipe VI desde el instante en que es rey», recuerda Paz.

Sobre la salida al espacio del proyecto socioeducativo Naüm, el fotógrafo resalta que es interesante por el hecho de haber podido ver a la princesa Leonor interaccionar al lado de otros adolescentes: «La heredera es una ignota para los ciudadanos españoles. Generalmente, tienen a sus hijas muy alejadas de los focos. Este año ha sido uno de los que más las hemos visto, incluyendo estas 2 salidas en la isla. Esperemos esto se transforme en algo más rutinario», apunta Paz, que asevera que aguardaba que la reina Sofía saliese a caminar con sus nietas mientras que los reyes estaban en Menorca y Ibiza, algo que no ha sucedido y que lamenta: «Podrían haber hecho muchas cosas que no han hecho, y semeja que han puesto [la Casa Real] a Sofía y Juan Carlos I en exactamente el mismo saco. Estamos en un punto de cambio, ya nada será de nuevo igual«, apunta. Los motivos: la crisis institucional de la Corona y la crisis de salud y social y económica derivada del coronavirus.

El ex- jefe de Protocolo del Govern de Baleares, Albert Vela, quien ha estado siempre y en todo momento muy cerca de los monarcas a lo largo de sus visitas a la isla, apunta que, con lo que ha seguido en T.V., han sido unas vacaciones con mucha intencionalidad: «Su idea era respaldar Baleares y ofrecer, con su imagen internacional, un mensaje de seguridad, alén de las resoluciones que se hayan tomado en países como Alemania o bien Inglaterra». Recuerda, asimismo, que en otras ocasiones no han tenido tantos actos oficiales: «Había las audiencias y los despachos con las autoridades locales y con el presidente del Gobierno, y asimismo la recepción social en la Almudaina. Mas, este año, siendo su pretensión promocionar las islas, su agenda ha sido más intensa. Han visitado puntos clave, como la Naveta dels Tudons en Menorca, el yacimiento arqueológico del Puig des Molins en Ibiza… Y además de esto hemos visto a la reina Letizia con sus bolsos de lona de llengües, una imagen imperdible». No solo Letizia lució moda isleña, asimismo sus hijas se calzaron con englobas menorquinas.

La cronista Vanessa Sánchez lo tiene claro: «Han sido unas vacaciones de trabajo, como apuntaron desde el comienzo. Nada de ocio. Además de esto, que la reina Sofía no haya salido de Marivent desde el instante en que los Reyes llegasen a Mallorca con sus hijas señala que han querido dejar claro un mensaje: que la Familia Real son 4″. De esta forma, Sánchez apunta que la finalidad de estas acciones es «aislarse» o bien «desmarcarse» de todo el estruendos que envuelve a lo largo de estas semanas a la corporación monárquica desde la partida de Juan Carlos I.

La cronista considera que desde La Zarzuela han querido relanzar su imagen internacionalmente, absteniéndose de participar en acontecimientos de ocio o bien en salidas nocturnas con amigos para eludir polémicas, teniendo de esta manera el control absoluto «de lo que se publicará sobre ellos, de los titulares».

Resaltar la relación entre el rey Felipe VI y su heredera, la princesa Leonor, asimismo ha sido algo de lo que se ha hablado mucho. A su llegada a Marivent el viernes, siete de agosto, se pudo ver al monarca conduciendo con la heredera de copiloto, al tiempo que Letizia y la infanta Sofía iban en los asientos traseros. Una instantánea que deja un claro mensaje: que el futuro es lo esencial y que lo haya pasado ya antes con relación a la corporación no va con ellos. En verdad, a lo largo de la visita al espacio del proyecto educativo Naüm en Son Roca (Palma), cuando ciertos medios aprovecharon la ocasión para consultar múltiples veces por el paradero del rey retirado, toda la familia trató de eludir contestar a los cronistas, y fue la reina Letizia que contestó: «No os oigo», para después proseguir posando frente a las cámaras.

El relaciones públicas y comunicador Tomeu Ferragut, responsable de la organización de la visita de los reyes y sus hijas a la casa natal y muSeo de Juníper Serra, hace una lectura positiva de estos días que la Familia Real ha pasado en Balears: «Se han interesado por los campos más perjudicados por la crisis del coronavirus y han puesto en valor la figura de Junípero Serra. Esto es muy potente a nivel turístico». A su parecer, Felipe y Leticia «han venido a trabajar» y a enseñar que «con las medidas de seguridad, en esta nueva realidad asimismo se puede hacer turismo».

Sin embargo, han aparcado completamente el ocio de sus agendas. Años atrás, la Familia Real no vacilaba en ir a un concierto, o bien hacer una salida al cine. No han estado presentes, en sus muestras de apoyo a los ámbitos perjudicados por la crisis sanitaria, los espacios culturales, haciendo ni caso a la campaña del campo ‘La cultura es segura’.

Una familia de 4

Lejos quedan ya las imágenes de una Familia Real abundante en las escalinatas de Marivent. Ya no hay abuelos: mientras que Juan Carlos aterriza en los EAU, la reina Sofía se encierra en el palacio de Marivent. Cristina de Borbón ha pasado unos días en Bidart, donde se reúne la familia Urdangarin. Allá fue bienvenida Elena, que gozó unos días de la compañía de su hermana, y que se halla de vuelta a España, donde se ha dejado ver en la capital española comiendo al lado de unos amigos.

Son tiempos de cambios, y de esta manera lo patentizan las imágenes. La Familia Real abundante es agua pasada. Y a la espera de lo que va a venir en el futuro, la verdad es que el presente de la Corona tiene 4 claros protagonistas: el rey Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir