Lombarda controla los movimientos de sus ciudadanos a travs del mvil

La zona italiana de Lombardía, la más perjudicada por la epidemia del coronavirus en el país trasalpino, ha puesto en marcha así como las compañías de telefonía una aplicación para supervisar los movimientos de la población por medio de sus teléfonos móviles y de esta forma saber si se cumplen las medidas de confinamiento decretadas. Así, Lombardía prosigue la estela de países como Corea del S. o bien Israel, si bien en estos 2 casos se ha aplicado una medida afín para controlar a los contagiados.

El consejero regional de Sanidad, Giulio Gallera, ha explicado este miércoles en una entrevista en TV que «un cuarenta por ciento de las personas aún se mueven, en parte para ir a trabajar y en una parte por otras razones», lo que según él supone todavía «demasiada gente».

Los datos, que equiparan los movimientos de personas entre el veinte de febrero, cuando se registró el primer caso, y el día de hoy, muestran que el sesenta por ciento de la población se ha quedado en casa, lo que el vicepresidente de la zona, Fabrizio Sala, ha calificado como «por desgracia no suficiente para contener el virus«.

Los desplazamientos cortos no cuentan

Para recoger estos datos las compañías registran el movimiento entre diferentes celdas, espacios de entre trescientos y quinientos metros en los que se divide el territorio a efectos de la telecomunicación, con lo que quedan fuera los desplazamientos más cortos.

Entre el veinte de febrero y el 1 de marzo, cuando se creó la primera zona roja alrededor del pueblo de Codogno, los desplazamientos se redujeron hasta el cincuenta por ciento, después aumentaron tenuemente y volvieron a descender tras el nueve de marzo, cuando se dictaminó toda la zona como zona roja y se prohibieron los movimientos superfluos.

«Comprendemos que la mayor parte de estos movimientos son de quienes tienen la obligación de trabajar, mas a quien se desplaza por motivos innecesarios les solicitamos que se queden en casa», ha señalado Sala en un vídeo emitido por la zona.

Monitorización anónima

La monitorización se efectúan «de forma agregada y totalmente anónima», conforme Gallera, quien deseó sosegar a la población aseverando que «absolutamente nadie controla como un Gran Hermano«.

Un equipo de economistas de la universidad Bocconi de Milán y del centro de salud Policlínico de exactamente la misma urbe, ya plantearon a la zona hace 3 días una propuesta afín, en la que una aplicación dejaría supervisar los desplazamientos una vez terminado el confinamiento.

En Italia hay veintiseis contagiados y dos mil quinientos tres fallecidos con el covid-diecinueve, de entre los que dieciseis contagiados y mil seiscientos cuarenta fallecidos en Lombardía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir