18.4 C
Madrid
jueves 28 octubre 2021
Inicio España Los policías acusados de allamiento de morada en Madrid: «Entramos en el...

Los policías acusados de allamiento de morada en Madrid: «Entramos en el piso por el hecho de que informaron de una agresión»

Los 6 agentes que han declarado este miércoles como investigados por entrar por fuerza en un piso del distrito madrileño de Villaverde en dos mil veinte han asegurado que insistieron en acceder por el hecho de que hubo una llamada de una vecina que alertaba de una posible agresión a una mujer, siguiendo el protocolo marcado.

El titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de la villa de Madrid ha tomado declaración como investigados a 6 policías nacionales que entraron por fuerza en un piso de la calle Pan y Toros de la capital de España en el mes de diciembre de dos mil veinte en el que se festejaba una celebración en temporada de pandemia y cuyos vecinos llamaron quejándose del estruendos y alertando de que oigan vocear a una mujer y lloros de un pequeño.

Asimismo ha declarado la vecina que llamó a la Policía alertando de una posible escaramuza con agresión, conforme los policías, y de una celebración con golpes y ruidos conforme los inquilinos. Se trata de un proceso diferente al que estudia otro juzgado madrileño por la llamada «patada en la puerta» y por el que han declarado como demandados otros 6 agentes, a los que el juez comunicó el pasado viernes que ve rastros claros de que cometieron un delito de allanamiento de morada por abrir con un ariete la puerta de un piso de la calle Lagasca de la capital el veintiuno de marzo de dos mil veinte, y que se hizo viral por el hecho de que los inquilinos grabaron la intervención.

Más investigados en el caso

Los hechos que estudia el Juzgado de Instrucción número cuatro se refieren a la demanda interpuesta por los agentes que intervinieron la madrugada del nueve de diciembre de dos mil veinte, presentada contra las personas que estaban dentro del piso por atentado a agente de la autoridad, y a la siguiente demanda que gestionó la letrada de los inquilinos contra los policías por allanamiento de morada.

Tanto los agentes como los 5 detenidos aquel día están en el proceso como investigados, y el próximo día dieciocho declararán los otros 6 policías que intervinieron en ese domicilio.

Fuentes jurídicas han explicado que los policías que han declarado han asegurado que actuaron con arreglo al protocolo frente a una llamada por un posible delito, de forma que insistieron en entrar en el piso no pues hubiera una celebración, sino más bien frente a la posibilidad de que alguien hubiese sido agredido, puesto que los vecinos alertaron de fuertes ruidos, chillidos de una mujer y lloros de un bebé.

Pese a insistir, las personas que estaban en la casa se negaron a identificarse adecuadamente y a abrir, con lo que informaron de que podrían entrar por fuerza, lo que conforme su testimonio no llegó a ser preciso pues la puerta se había roto en el forcejeo y se terminó abriendo, han precisado las fuentes.

La defensa de los agentes ha pedido que se transcriba la llamada a la Policía de la vecina que alertó de la posible agresión, para aclarar la información que tenían los agentes cuando fueron al piso y por la que insistieron en entrar.

Chillidos de una mujer

Por su lado la letrada de los inquilinos, Marina Fernández, ha asegurado que la testigo que ha declarado ha contado que llamó por el hecho de que oyó golpes y ruidos mezclados con chillidos y risas, y que desde el instante en que llegaron los agentes no escucharon ningún grito de mujer ni de pequeño, pese a que la intervención duró más de una hora.

Por último emplearon gas pimienta y «entraron a al fuerza» en el piso, y pudieron revisar que ni la mujer ni el pequeño que había dentro padecían daño alguno. La letrada ha puesto de relieve que en su atestado los policías no denuncian por violencia sexista y ni tan siquiera toman declaración a la mujer que podría haber sido agredida, y que en todo caso la entrada en el piso no estaba justificada por el hecho de que no se estaba cometiendo delito.

En el atestado policial de este caso, al que ha tenido acceso Efe, se recoge la detención de 5 de las personas que estaban en ese piso sobre las cinco y treinta de la madrugada del nueve de diciembre de dos mil veinte, tras asistir al mismo por el hecho de que se recibió una llamada de vecinos que alertaban de una posible escaramuza en la que una mujer chillaba y un pequeño lloraba. Cuando se dirigieron a quienes estaban en el piso, estas no les dejaron entrar y les insultaron, con actitud «beligerante» por la que debieron utilizar un espray protector.

Tras una hora de forcejeo en los que los policías trataron de entrar por fuerza por el hecho de que oyeron solicitar ayuda a una mujer, los inquilinos les dejaron pasar, narra el atestado, en el que se anexan los unas partes de atención sanitaria a los 5 detenidos y a 2 policías.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.