Mantenimiento del cigarrillo electrónico para su buen uso y durabilidad

thumbnail

Los vapeadores o cigarrillos electrónicos siguen marcando tendencia en todo el mundo, porque son una alternativa para los fumadores compulsivos, para los que quieren bajar su consumo y hasta para los que quieren dejar de fumar.

Sus efectos son mucho menos perjudiciales que el de los cigarrillos normales, si –como a cualquier otro dispositivo- se les da el uso adecuado, y su mantenimiento periódico ayuda al buen estado del e-cig. El claromizador es una de las partes más importantes de este tipo de cigarrillo.

La importancia de un buen claromizador

Un dispositivo primordial para los e-cig es el claromizador o tanque, porque es la sección donde se calienta el líquido para ser convertido en vapor. Es decir, que sin este dispositivo el cigarrillo electrónico no funciona. Mantener los cigarrillos electronicos con buenos claromizadores es vital para los fumadores, y a la hora de adquirir uno, debe elegirse el que sea de la mejor calidad.

El top 10 de los más buscados

Existen muchos modelos de claromizadores, con diferentes tamaños y características, pero si se trata de calidad, entre los más utilizados y demandados se encuentran:

  • Eleaf iNano 0,8 ml.
  • Eleaf Melo 4 D22 2 ml.
  • Eleaf Elven Pod 1,6 ml.
  • Eleaf Gs Air 2 2 ml.
  • Eleaf Melo 3 Mini 2 ml.
  • Eleaf GS Turbo 1,8 ml.
  • Eleaf Ello 2 ml.
  • Eleaf GS Juni 2 ml.
  • Eleaf GS Basal 1,8 ml.
  • Eleaf GS Drive 2 ml.

La amplia variedad permite al fumador adquirir el más adecuado

Existen muchísimos modelos según los requerimientos o necesidades del usuario. Algunos prefieren cigarrillos electrónicos grandes y otros los usan de tamaño pequeño, alargado o un modelo tipo circular. La variedad permite al fumador adquirir el más adecuado para sus necesidades y gustos.

El corazón de todo cigarrillo electrónico

La resistencia del claromizador es la parte donde se calienta el e-líquido para que sea vaporizado. Es un mecanismo intercambiable, por lo que no es problema si se estropea. Se recomienda hacerlo de una manera preventiva cada cierto tiempo, según sea el modelo del atomizador del cigarrillo.

Los fabricantes recomiendan cambiarlo cada tres semanas, dependiendo de la frecuencia del uso, porque lógicamente cuanto más se utilice, más rápidamente se desgastará, y evidentemente, más rápidamente habrá que cambiarlo.

No utilizarlo cuando hay menos de 0,8 ml en la resistencia

Un consejo que dan los conocedores del tema, que por lo tanto se debería de seguir, es no usarlo cuando hay menos de 0,8 ml en la resistencia, porque en esta situación es mayor el riesgo de que se queme, con el completo deterioro del atomizador.

¿Cómo se rellena el claromizador?

Es muy sencillo rellenarlo, si se siguen unos simples pasos:

  • Separar la boquilla del cigarrillo, con sumo cuidado para no estropear la resistencia, porque el cigarrillo quedaría inservible.
  • Luego colocar el líquido en el claromizador hasta el nivel indicado, que será diferente según las características de cada modelo.
  • Colocar la boquilla nuevamente y ya estará listo para ser usado.

Cuando hay necesidad de cambiar alguna pieza

Revisar el buen estado del dispositivo es muy importante, porque puede que exista la necesidad de cambiar alguna pieza que esté en mal estado. Las piezas están disponibles y son muy fáciles de encontrar en la tienda de confianza donde comercializan estos vapeadores.

Potenciar la vida útil de las resistencias

Los usuarios que llevan tiempo vapeando indican que, en ocasiones, se pueden conseguir caladas desagradables con sabor a quemado, habitualmente esto es causado por un uso inadecuado del cigarrillo electrónico y su poco o nulo mantenimiento. 

Estos tips pueden ayudar a mejorar la vida de las resistencias para mejorar esa sensación:

  • No a las caladas de forma muy continua: porque el algodón se seca más rápidamente del tiempo que necesitan las resistencias para humedecerse.
  • Mojar las resistencias antes de usarlas la primera vez: es importante colocar unas gotas del e-líquido en la parte visible del algodón, para que luzca mojada, pero no empapada.
  • Mantener el tanque con líquido: el nivel nunca debe estar por debajo de donde está el algodón.

Reducir la potencia: si el fumador vapea con demasiada potencia, quema la resistencia, y si lo hace con poca, la inunda. Cada fumador debe ir ensayando hasta encontrar la potencia que mejor le funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir