Mapfre destina treinta y cinco millones a frenar el coronavirus y asistir a los perjudicados

thumbnail

Frente a la situación de urgencia generada con ocasión de la crisis del coronavirus, Fundación MAPFRE ha anunciado que destinará treinta y cinco millones de euros a diferentes proyectos de campo internacional que tienen como objetivo resguardar mejor a la población frente al virus, asistir a los colectivos más desfavorecidos y contribuir al salir de esta crisis con el menor impacto posible.

Entre ellas resaltan 2 medidas de actuación inmediata: apoyo a la investigación del COVID-diecinueve, que cuenta con una dotación de cinco millones de euros; y una segunda, para la adquisición de respiradores, material médico, equipos de protección sanitaria y realización de pruebas, de la que se favorecerán viviendas, centros de salud y centros médicos de veintisiete países, singularmente de América Latina. La dotación para adquirir este material, clave para frenar la enfermedad y resguardar mejor a las personas, alcanza los veinte millones de euros.

Asimismo ha destinado una partida de diez millones de euros para impulsar acciones en España, dirigidas a atender psicológicamente a los ciudadanos que hayan perdido a un familiar; acompañar a los mayores que se hallen solos a través del voluntariado; acudir a las personas de la tercera edad con recursos más limitados a través de microdonaciones; desarrollar y fabricar respiradores automáticos y equipos de protección individual; administrar recursos de primera necesidad; y recobrar el uso por medio de ayudas, dirigidas primordialmente a pequeñas y medianas empresas y autónomos.

El próximo cuadro resume las doce acciones primordiales y también señala de qué forma se han clasificado conforme al presupuesto con que cuentan y el grado de emergencia de ejecución de cada proyecto:

Apuesta por la investigación

Fundación MAPFRE ha donado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) un total de cinco millones de euros para apresurar la investigación relacionada con el coronavirus SARS-CoV-dos, causante de la pandemia de COVID-diecinueve, y combatir de este modo contra la enfermedad.

Dicha ayuda dejará al CSIC efectuar una investigación integral de esta pandemia, ahondar en el conocimiento del virus y sus mecanismos de transmisión, y favorecer no solo una vacuna frente al mismo, sino más bien asimismo base científica para resguardar mejor a la población en frente de futuras pandemias.

La Fundación asimismo ha financiado el desarrollo y fabricación de un prototipo de respirador, un dispositivo del que hoy en día hay falta de abastecimiento y que sirve para otorgar asistencia a las infecciones más graves del COVID-diecinueve. El dispositivo ha sido desarrollado por The Open Ventilator, un equipo de estudiosos españoles, merced al apoyo de la Universidad Rey Juan Carlos y Celera, y está a puntito de lograr la autorización para su ensayo en pacientes por la parte de la Agencia De España de Fármacos y Productos Sanitarios, lo que dejará revisar su eficacia y poder fabricarlos más tarde con bajo costo y no lucrativo.

En esta línea, Fundación MAPFRE, ha avanzado, además de esto, que está dando materiales a voluntarios de la Universidad Francisco Vitoria y de la compañía Y también-Rescue, a fin de que puedan fabricar cerca de cincuenta.000 equipos de protección, como gorras y mascarillas de lona, que están repartiéndose entre sanitarios y personal expuesto al coronavirus.

Material sanitario urgente

Fundación MAPFRE donará a veintisiete países un total de veinte millones de euros para la adquisición de material médico, de protección sanitaria y respiradores, de este modo para arrancar unidades médicas de urgencias y centros de salud de campaña, y efectuar pruebas de confirmación diagnóstica PCR para la detección de COVID-diecinueve.

Entre los países que van a recibir mayor dotación se halla España (3.500.000 euros), Brasil (3.081.000 euros), Estados Unidos (1.911.000 euros), México (1.028.000 euros) y Paraguay (ochocientos cincuenta y mil setecientos noventa y cuatro euros). Para repartir la ayuda, aparte del tamaño del país, se ha usado como factor primordial el Global Health Security Index (GHS), que mide el grado de preparación de un país frente a una posible pandemia.

De momento, Fundación MAPFRE ha efectuado las próximas acciones: en Perú, ha adquirido, en cooperación con la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (APESEG), un total de ciento sesenta respiradores; en Brasil, y en cooperación con el Centro de salud Albert Einstein de la ciudad de Sao Paulo, está instalando diez Unidades de Terapia Intensiva (UTIs) en un nuevo centro de salud de campaña que se levanta en un espacio ubicado cerca del estadio de futbol Pacaembu; y, en Rep. Dominicana, en cooperación con el Centro Financiero BHD León, ha anunciado una donación al Ministerio de Salud Pública para poder efectuar veintiocho pruebas gratis de confirmación diagnóstica PCR para la detección de COVID-diecinueve.

Además de esto, tiene previsto adquirir ciento cincuenta respiradores (cincuenta para España y cien para América Latina) y espera repartir próximamente un total de cien.000 mascarillas FFP2, quinientos veinticinco mil mascarillas quirúrgicas, tres mil lentes de protección, ciento treinta batas tirables y setecientos cincuenta guantes de nitrilo a viviendas de personas mayores, centros de salud y entidades sociales asistenciales.

Equipos de desinfección de nueva generación

Fundación MAPFRE ha anunciado, además de esto, la financiación de 2 equipos portátiles de desinfección que ha donado a Policía Nacional. Dichas unidades, valoradas en quince euros, están basadas en una tecnología de nueva generación, desarrollada por la Universidad de Alcalá de Henares, que es capaz de esparcir un desinfectante en partículas ultrafinas, del mismo tamaño que el coronavirus, dejando de esta forma una desinfección considerablemente más eficiente y completa que la que se puede lograr por medio de los medios usuales.

Recursos de primera necesidad y apoyo escolar

La entidad trabaja para progresar la situación de las familias con recursos más limitados, que son las que más padecen el impacto de esta crisis, y en este sentido, ha centrado el ahínco en aspectos tan esenciales como la nutrición y el apoyo escolar. En este sentido, ha aprobado, en el programa Sé Solidario, una acción de microayudas (de hasta dos.000 euros por ayuda), de las que se favorecerán pequeñas entidades sociales de toda España, como la Asociación Mi Princesa Rett, Fundación Ana Carolina Díez Mahou, Fundación Tengo Hogar, Cáritas Diocesana y Alta mar, entre otras muchas, con el propósito de que puedan adquirir recursos de primera necesidad, como comestibles y artículos de limpieza y también higiene anatómico.

Una vez se normalice la situación de alarma, la Fundación tiene previsto destinar doscientos euros para arrancar una campaña solidaria que deje dotar a pupilos bajo riesgo de exclusión, de materiales para el comienzo del nuevo curso escolar.

Ayuda sicológica

La Fundación, en cooperación con el Conjunto Luria y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, dará ayuda sicológica a quienes han perdido a algún familiar con ocasión del Coronavirus. Sicólogos, especialistas en duelo del Conjunto Luria, asistirán a las familias más perjudicadas por teléfono y efectuarán el seguimiento preciso para lograr que se recobren.

Empleo y asesoramiento a autonómos

Recobrar y promover la utilización asimismo es uno de los objetivos prioritarios de este bulto excepcional de medidas, que la Fundación hará en dos mil veinte por medio de Accedemos, programa de empleo para autónomos y pequeñas empresas. Asimismo va a poner en marcha un plan de ayuda inmediata a los autónomos con la meta de darles asesoramiento telefónico con profesionales especializados de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y producirá contenidos gráficos sencillísimos para ofrecerles consejos prácticos sobre de qué forma efectuar trámites administrativos, pedir ayudas económicas, préstamos ICO y aplazamientos fiscales, entre otros muchos. Para todo ello, la Fundación destinará cinco.575.000 euros.

Microdonaciones y voluntariado

A través de el programa ‘Sé Solidario’, Fundación MAPFRE ha lanzado la campaña de microdonaciones «Ahora, por ellos», libre en www.fundacionmapfre.org, con la meta de cubrir las necesidades urgentes de las personas mayores que estén solas y que padezcan precariedad sanitaria y económica. Para esto, la entidad duplicará la aportación hasta un máximo de trescientos euros.

La distribución de las ayudas se regulará con la Confederación De España de Organizaciones de Mayores y se encauzará por medio de pequeñas asociaciones de toda España y cooperadores locales. En su programa de voluntariado, resalta el proyecto ‘Una voz amiga’, cuyo objetivo es brindar apoyo telefónico próximo, humano y sensible a las personas de la tercera edad que en estos instantes padecen soledad y están apartadas en sus hogares. Esta iniciativa se efectúa en cooperación con el Conjunto Ruta y merced a la tarea de voluntarios.

«Todos estamos llamados a la acción»

«La lucha contra el coronavirus abarca a todos y cada uno de los ámbitos de la sociedad. Las instituciones, como Fundación MAPFRE, están llamadas, más que jamás, a pasar a la acción, con medidas solidarias que fomenten la cohesión social y la igualdad de ocasiones» ha señalado Antonio Huertas, presidente de la entidad, quien estos días se ha mostrado orgulloso del compromiso social de la compañía y ha expresado su deSeo de que «sean más las entidades que se sumen a este esmero para estar a la vera de los más enclenques, asistirles a salir adelante en estos instantes bastante difíciles y contribuir al salir de esta crisis con el menor impacto posible».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir