Mofas en clase por pasar el coronavirus

Mofas en clase por pasar el coronavirus

Reducción del número de pupilos por sala, mesas de pupitre separadas para asegurar la distancia, imposibilidad de moverse con total libertad a lo largo de la hora de recreo, profesores con una mayor responsabilidad para eludir el contacto entre pequeños… El escenario escolar no es lo único que se ha visto cambiado por la crisis sanitaria, el coronavirus ahora asimismo es un nuevo medio de proliferación para el acoso escolar.

El último estudio sobre el acoso escolar presentado por la Fundación ANAR y Mutua Madrileña ha abordado esta nueva forma de intimidación derivada de la situación epidemiológica provocada por el coronavirus. Conforme sus responsables, a lo largo de este curso académico se prevé una minoración de la violencia física dado a que los espacios están más controlados y supervisados por los profesores, mas esto podría provocar un posible incremento de la violencia sicológica basada en la mofa, el rechazo o bien la estigmatización de los pequeños y pequeñas más inseguros.

En el momento en que un pupilo vuelve de una cuarentena por el hecho de que ha sido positivo por covid o bien ha tenido contacto estrecho con la enfermedad se está encontrando con mofas, aislamiento y también indefensión. Los profesores observan rastros que les llevan a meditar que podría ser un nuevo pretexto a fin de que los pequeños se hostiguen entre ellos.

Patricia, maestra de Primaria en un instituto de Elche asevera que esta situación se da. Cuenta que «un pupilo de sexto de Primaria volvió tras un par de semanas de cuarentena y pudimos ver de qué manera sus compañeros de clase ya no contaban con él de igual manera, lo dejaron un tanto de lado». Además, esta maestra asevera que ahora más que jamás hay que volcarse con los pupilos y usar la pedagogía a fin de que mismos comprendan que absolutamente nadie es culpable por contagiarse.

«Muchos pupilos vienen diciéndome, ingenuamente, que no desean acercarse al que ha pasado la cuarentena por si acaso se contagian, a lo que les hago comprender que siendo responsables y teniendo cuidado no hace falta separarse de nadie», apunta.

En otros casos, se han visto acciones por la parte de los pupilos más alarmantes, puesto que no emplean el distanciamiento, sino más bien la mofa. «La pasada semana presencié de qué forma un pupilo mío llamó a otro «el inficionado». Como maestra actué de manera inmediata por el hecho de que preocupa que un pequeño de diez años señale de esta manera a su compañero», apunta. Por otra parte, la enseñante asevera que «desde el propio instituto estamos preocupados por estos comportamientos, pues da lo mismo lo que hagamos en clase, si entonces en casa los progenitores no actúan correctamente».

La vuelta al cole tras una cuarentena supone para los pupilos un reto personal, puesto que ven como en sus clases se da de lado al que pasa por esto y se hallan involuntariamente regresar a clase, bien por temor, o bien por vergüenza. Es una cosa que cuenta Sandra, maestra en una academia de inglés, donde la ida y venida de pupilos se ve más agravada a lo largo de este mes debido al incremento de positivos por covid. «A mí me ha llegado a llamar una madre diciéndome que su hijo no deseaba regresar a la academia por el hecho de que tenía temor de contagiar y de que le echasen la culpa sus compañeros. Esto es algo en lo que hay que trabajar con los pupilos, mas asimismo con los padres».

Además, Sandra asevera que «muchas de las estigmatizaciones en los pequeños acerca el virus vienen por sus progenitores, cosa que te hace ver que todos tenemos temor al contagio y a contagiar, mas los pequeños son esponjas y debemos enseñarles a convivir con la situación».

El coronavirus ha construido un nuevo escenario presencial donde no es sencillo ejercer la violencia física sin ser visto. De esta forma, los enseñantes informan de que debido al covid existe más violencia en el fantasma sicológico y que debe tratarse en las salas formando al enseñante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir