Muere el doctor Candela, único juzgado por el caso de los bebés robados en España

Muere el doctor Candela, único juzgado por el caso de los bebés robados en España

El doctor Eduardo Candela, el único médico juzgado en España por el caso de bebés robados, ha fallecido este lunes a los ochenta y seis años en la capital. Los restos se hallan en el tanatorio de San Isidro de la capital de España, conforme ha adelantado ‘ABC’ y han confirmado fuentes funerarias a Europa Press.

Candela fue directivo de la clínica San Ramón, epicentro del supuesto entramado de bebés robados en España. El pasado octubre la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de la villa de Madrid le exculpó de los delitos de detención ilegal, suposición del parto y falsedad reportaje con relación a un caso de bebés robados de mil novecientos sesenta y nueve, si bien los jueces lo consideraron responsable de exactamente los mismos.

Las juezas le consideraron autor de los 3 delitos por los que se sentó en el banquillo tras quedar probado «de forma incontrovertible» en el juicio que el doctor Candela entregó al matrimonio formado por Inés Pérez Pérez y Pablo Madrigal Revilla, a una pequeña que no era suya.

Sin embargo, le exculparon al comprender que los delitos estaban precriptos. Consideraron como data de prescripción el instante en el que la denunciante alcanzó la mayor parte de edad.

En el juicio, el fiscal sostuvo su solicitud como condena de once años de cárcel por los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsificación de documento oficial.

Inés Madrigal, presidente de S.O.S Bebés Robados, fue la mujer que sentó a Candela en un banquillo de los acusados. En el primer mes del verano de mil novecientos sesenta y nueve, nació en la Clínica San Ramón. Fue un «regalo» de Candela a su madre adoptiva, que murió en dos mil trece en la mitad del proceso penal.

Con dieciocho años, sus progenitores le confesaron que era adoptada y en dos mil diez, su madre le contó la verdad tras su nacimiento. Y lo llevaron a los tribunales. Miles y miles de casos de bebés robados han sido archivados al estar precriptos, mas el de Madrigal prosiguió adelante. Su aspiración era que su caso llegue el Tribunal Supremo a fin de que siente jurisprudencia y se reabran las causas archivadas por esta razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir