Su impacto en nosologías tan prevalentes como la diabetes, la enfermedad cardiovascular o bien el cáncer ha sido incalculable en concepto de reducción de la mortalidad y mejora de la calidad de vida. Se han transformado en la mejor inversión para los sistemas sanitarios y también impactan en la economía impulsando la productividad.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.