¿Qué son y para qué sirven los créditos online?

thumbnail

Representan uno de los mecanismos de financiación más dinámicos y modernos que existen. Son ideales para prácticamente todos los casos, desde individuos hasta grandes corporaciones, y recomendados para la mayoría de las situaciones urgentes que puedan o deban solucionarse con dinero.

Los créditos online, o dicho de un modo más claro, los creditos online inmediatos, son instrumentos financieros que se pueden solicitar por internet y que tienen un tiempo de aprobación muy corto.

Aunque su irrupción tiene ya unos años, recientemente se han convertido en un instrumento serio a tener en cuenta, sobre todo en comparación con los préstamos tradicionales de las instituciones bancarias.

¿Para qué sirven los créditos inmediatos?

Créditos o préstamos urgentes. Su utilidad es tan diversa como lo son las necesidades y urgencias de las personas, Pymes, autónomos o grandes empresas que los solicitan.

En la gran mayoría de las empresas que emiten creditos rapidos a través de internet, el usuario encontrará total libertad para la utilización posterior del dinero, siempre y cuando, tenga el compromiso y la responsabilidad para asumir la devolución del préstamo y pagar la deuda en el menor tiempo posible.

Esta clase de préstamos inmediatos a menudo suelen calificarse como de libre utilización, ya que ninguna de las empresas especializadas en aprobar créditos online preguntará directamente al usuario por el uso que le dará al dinero.

En todo caso, los usos más comunes son:

  • Salir de una deuda: algo muy común, y una de las razones principales para solicitar estos mecanismos de financiación online. Cuando tienes que pagar una deuda, y las fechas de pago de tu nómina están lejos, lo mejor es pedir un préstamo para salir de esa deuda, y posteriormente, pagar el préstamo. Es una cuestión de plazos, donde muchas personas encuentran ventajas y gran utilidad.
  • Financiar una oportunidad irrepetible: algunas veces se presentan oportunidades de negocios, inversiones, compra de productos, que tienen un retorno de inversión o un descuento muy interesante, y quizás, irrepetible. En ocasiones, la única manera de aprovechar tales oportunidades es mediante el apalancamiento, utilizando el dinero de otros para financiarse.
  • Costear una emergencia: emergencias laborales, familiares, personales; son tantas y muy variadas las situaciones, a menudo desafortunadas, que se suelen presentar. Muchas veces te tomarán desprevenido, sin nada ahorrado, y los préstamos online pueden solventar tal premura.
  • Créditos al consumo y producción: muchas empresas pequeñas y autónomos utilizan el dinero para comprar tiempo para su producción, a sabiendas de que la posterior entrega de sus productos y servicios no sólo alcanzará para pagar el préstamo, sino que les dejará un buen margen de ganancias.

Ventajas de los créditos online frente a los préstamos bancarios

Cuando se piensa en préstamos inmediatamente se piensa en bancos. A pesar de que son muy pocas las personas que han tenido éxito solicitando un crédito a una institución tradicional en la actualidad.

Los créditos por internet tienen muchas ventajas interesantes con respecto a los préstamos bancarios convencionales, entre las que se pueden destacar las siguientes:

  • Se aprueban de inmediato: hay mucha competitividad en la oferta de créditos online. Una forma de diferenciarse -entre empresas- es en el tiempo de aprobación. Algunas pueden aprobar tu solicitud en menos de 10 minutos; otras, tardan máximo 24 horas. Ningún banco puede aprobar un préstamo en ese tiempo, a no ser que cumplas muchos requisitos.
  • Financiación muy flexible: puedes solicitar 100€, o 10.000€. Dependerá siempre de tus necesidades, de tu capacidad de pago y de los intereses que quieras pagar en determinado tiempo. Son instituciones que ofrecen flexibilidad en todos los aspectos que involucran un préstamo (cantidad, plazos, tasas de interés).
  • Pocos requisitos: la primera vez te solicitarán un documento de identificación, un número de móvil a tu nombre y tu dirección de correo electrónico. Dependiendo del importe, podrás (o no) aportar un documento adicional. Las veces siguientes, de acuerdo a cómo hayas devuelto el préstamo anterior -en tiempo y forma-, es posible que sólo necesites enviar tu solicitud, sin ningún requisito, y será aprobado instantáneamente.

Los créditos rápidos, como también se les conoce, son métodos de financiación para personas que por alguna razón no tienen acceso a los mecanismos tradicionales, como falta de tiempo, de requisitos, limitaciones por desempleo actual o estar en el listado ASNEF. Sus ventajas, sin embargo, han ocasionado que cada vez más personas que optan para obtener un préstamo bancario se decanten por esta opción online, por la flexibilidad del método y por poder acceder a mejores tasas de interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir