15.7 C
Madrid
martes 28 septiembre 2021
Inicio España Radiografía de la quinta ola: seiscientos doce muertes y los contagios entre...

Radiografía de la quinta ola: seiscientos doce muertes y los contagios entre jóvenes disparados

La quinta ola de coronavirus ha cerrado julio con seiscientos doce muertes y una incidencia de contagios disparada, próxima a los setecientos casos por cada cien habitantes, tras comenzar el mes con poco más de ciento diecisiete. Y fue el primer fin de semana de julio el que dio el pistoletazo, con una subida de cincuenta y uno puntos.

A lo largo de esa primera semana de julio, España registraba cerca de quince contagios diarios, y, en pleno pico de la quinta ola (veintisiete de julio) los casos diagnosticados en veinticuatro horas se duplicaron y llegaron a rozar los treinta.000.

La evolución de la incidencia amontonada ha sido muy significativa. El día 1 de julio se ubicaba en los ciento treinta y cuatro con tres casos por cada cien habitantes a catorce días, al paso que el día treinta se puso en los seiscientos ochenta y siete con tres casos, ya en el descenso de la ola.

La incidencia ha crecido de forma muy concluyentes a lo largo del mes de julio, sobre todo el primer fin de semana, cuando aumentó más de cincuenta puntos.

Desde ese momento, la incidencia fue medrando a un ritmo diario de unos veinte casos por cada cien habitantes en catorce días. Llegó a aumentarse hasta setenta los fines de semana y el pasado veintisiete de julio llegó a su pico máximo con setecientos uno con nueve.

Mas si hay un dato resaltable que marca esta quinta ola es el de los contagios por conjuntos de edad. Las franjas etarias de los jóvenes entre los doce a veintinueve años han sido las que más incidencia han registrado: la de doce a diecinueve años ha cerrado julio con mil quinientos veinticuatro con siete casos y la de veinte a veintinueve años con mil quinientos veinticuatro con siete.

En cambio, en los conjuntos que superan esa edad la transmisión ha sido menor, en especial en los de mayor edad que contaban con la pauta completa de inmunización.

Si algo ha probado esta quinta ola es la eficiencia de las vacunas, por el hecho de que, si se equipara el número de decesos semanales en el mes de enero -en plena tercera ola de contagios y con apenas dos mil personas inmunizadas en España- esa cantidad ascendía a dos mil muertes, frente al centenar de fallecidos por semana a lo largo de este julio.

En el mes de julio, España ha registrado un total de seiscientos doce muertes. Desde el principio de la pandemia (con datos del pasado viernes) han fallecido ochenta y uno y cuatrocientos ochenta y seis personas, de las que ciento noventa y nueve lo hicieron en la última semana.

Incremento en la ocupación

Algo que los especialistas ya advertían, puesto que frente al incremento de contagios y la propagación de la variación delta -más infecciosa-el peligro de sufrir dificultades en la enfermedad y también ingresar en los centros de salud medra.

En verdad, las ucis han registrado un incremento notable en la ocupación. El porcentaje de camas con pacientes de covid en cuidados intensivos el 1 de julio era del seis con cinco por ciento , al paso que el día treinta esa cantidad aumentó hasta los diecisiete con siete por ciento .

Cataluña ha sido la comunidad con mayor presión hospitalaria en las ucis, y ha cerrado julio con cerca del cuarenta y cinco por ciento de ocupación -más del doble que la media nacional-, seguida de Baleares (veintidos,3 por ciento ) y la capital española (veintidos por ciento ).

Cuando la positividad de las pruebas, tanto PCR como antígenos, julio empezó con un cinco,4 por ciento de positividad en los test y cerró con el quince con nueve por ciento , un registro que ha empezado a bajar frente al descenso de la ola.

Valores alejadísimos del cinco por ciento que la OMS marca como el máximo máximo al que debe llegar la ositividad de las pruebas para supervisar la pandemia.

Lo que ha propiciado la autorización por la parte del Gobierno de la venta en farmacias sin prescripción facultativa de pruebas veloces de autodiagnóstico de la covid, que dejan apresurar la detección de positivos y recortar la transmisión.

«Es fundamental establecer medidas de autodiagnóstico, puesto que la demanda de prescripción para la venta al público formaba una barrera y es recomendable incluirlo entre los productos de autodioagnóstico autorizados para su adquisición en farmacia sin ella», manifestó la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, frente a la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario.
Por favor introduce tu nombre aquí.