Resultados prometedores en humanos de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech

thumbnail

La farmacéutica estadounidense Pfizer y la firma alemana BioNTech han anunciado este miércoles resultados positivos en sus ensayos iniciales en humanos con la vacuna para el coronavirus en la que trabajan.

El estudio se ha hecho en cuarenta y cinco adultos de entre dieciocho y cincuenta y cinco años y en él se han probado diferentes dosis de la vacuna. El resultado, conforme las compañías, es que los participantes en el ensayo han producido anticuerpos superiores a los de pacientes que se han recuperado de la covid-diecinueve.

Además de esto, conforme han difundido en un comunicado, la vacuna no ha producido reacciones desfavorables graves y, en los pocos casos en los que ha provocado efectos secundario, estos han sido fiebre y dolores localizados en el sitio en el que ha sido inyectada.

Pfizer y BioNTech, que han presentado los datos de su primer estudio a fin de que sean revisados por otros estudiosos, prevén utilizar la información recabada para realizar una prueba considerablemente más extensa, con hasta treinta participantes, y que aguardan iniciar a fines de este mes si reciben el visto bueno de los reguladores. Si todo va como predicen, pretenden fabricar hasta cien millones de dosis hasta finales del dos mil veinte y más de mil doscientos millones a lo largo del dos mil veintiuno.

Avances asimismo en la vacuna de Oxford

Esta vacuna se aúna a múltiples más en las que trabajan otras farmacéuticas de múltiples países y que asimismo han logrado resultados prometedores en las primeras pruebas con humanos, como es el caso de la desarrollada por estudiosos de la Universidad de Oxford (R. Unido), que a fines del pasado abril empezaron las pruebas en humanos. Los cálculos del equipo estudioso de Oxford son tener cuando menos un millón de dosis de la vacuna que prevén encontrar este septiembre.

Esta vacuna, cuyo equipo ha recibido una subvención de veinte millones de libras (más de veintidos millones de euros) por la parte del Gobierno británico, ha comenzado a ser probada en Brasil, el segundo país con más casos y muertes por covid-diecinueve del planeta, a fines del mes pasado.

El proyecto pretende probar la vacuna en un conjunto de dos.000 personas en el país de Sudamérica, que se transforma de esta forma en el primer país en comenzar las pruebas en humanos fuera del R. Unido.

El proyecto de vacuna de la universidad británica, en el que trabaja en cooperación con el laboratorio AstraZeneca, tiene el género de contestación inmune aguardado en los ensayos clínicos. Y si bien los estudiosos que desarrollan la futura vacuna no desean pronunciarse sobre en qué momento podría estar lista para su comercialización, la directiva médica del laboratorio AstraZeneca de Brasil, Maria Augusta Bernardini, sí ha presagiado que podría comenzar a generarse en el mes de octubre y empezaría a ser distribuida de forma masiva para finales del año en curso.

La carrera para encontrar una vacuna

El proceso para localizar una vacuna se divide en múltiples fases, a lo largo de las que los estudiosos van ampliando el número de participantes con los que la prueban. Ya antes de iniciar los ensayos en humanos, las vacunas se inyectan en animales para poder ver si generan una contestación inmune. Tras esta comprobación, se comienzan los ensayos clínicos en 3 fases. En la primera, se prueba la vacuna en un conjunto reducido de personas que no son potencialmente muy frágiles a la enfermedad. En una segunda etapa, se aplica a conjuntos más extensos, y que incluyen pequeños y gente mayor. En la tercera y última fase, las pruebas se extienden a miles y miles de personas. Ciertos ensayos combinan fases para poder apresurar el desarrollo de la vacuna.

Lo que sí tienen en común todos y cada uno de los ensayos y estudios es que es preciso que los reguladores de cada país examinen los resultados y autoricen las pruebas.

Ya, solo la vacuna que desarrollan Oxford está en la fase tres, conforme los datos de los que dispone la OMS. Y hay cuando menos 5 vacunas más que están en fase dos, entre aquéllas que se halla la desarrollada por la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir